Vacunas para la prevención de la gripe en pacientes asmáticos

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

El asma es una enfermedad que afecta las vías respiratorias (los tubos pequeños que llevan el aire dentro y fuera de los pulmones) y en general los síntomas incluyen tos, sibilancias, disnea y opresión torácica. Los síntomas pueden ser ocasionales o persistentes. Cuando un paciente con asma inhala un factor desencadenante del asma (algo que irrita las vías respiratorias), los músculos alrededor de las paredes de las vías respiratorias se tensan, por lo cual las vías se vuelven más estrechas y su revestimiento se inflama y comienza a hincharse. Para muchos pacientes con asma, los virus del resfrío y la gripe desencadenan los síntomas. Por lo tanto, al contraer un virus de la gripe empeora el asma y con una inyección contra la gripe (vacuna contra la gripe) se puede proteger a los pacientes contra algunos de los virus con los que estarán en contacto en un determinado invierno. Sin embargo, la inyección contra la gripe (vacunación) puede presentar complicaciones ya que también existe la posibilidad de que la misma inyección contra la gripe pueda causar un empeoramiento del asma. Las guías actuales del Reino Unido recomiendan que los grupos de alto riesgo como los pacientes con asma grave reciban la inyección contra la gripe todos los inviernos (NHS Choices); sin embargo, hay pruebas limitadas sobre este enfoque.

En esta revisión se evaluaron las pruebas de los ensayos aleatorios (ECA) con relación a los posibles efectos beneficiosos y perjudiciales de todos los tipos de vacunación contra la gripe en adultos y niños (a partir de los dos años de edad) con asma.

Un ensayo en 696 niños evaluó los beneficios de la vacuna inactivada contra la gripe (las vacunas con virus inactivados son el tipo que se utiliza actualmente en los EE.UU. y el Reino Unido y no pueden causar gripe). No hubo diferencias significativas en el número de pacientes que presentaron crisis asmáticas (empeoramiento de los síntomas); sin embargo, hubo mejores puntuaciones de los síntomas (pacientes que informaron menos síntomas del asma) en las semanas en que los niños tuvieron pruebas de gripe positivas, en los que habían recibido la inyección comparados con los que no la habían recibido.

Dos ensayos incluyeron a 1.526 adultos y 712 niños que recibieron la vacunación inactivada contra la gripe y examinaron los efectos perjudiciales causados inmediatamente después de la inyección. Estos estudios descartaron la probabilidad de que no más de cuatro de cada 100 pacientes tengan como resultado una crisis asmática en las dos primeras semanas después de la inyección contra la gripe. No hubo suficiente información para comparar los diferentes tipos de vacunación.

Conclusiones de los autores: 

Aún existen dudas acerca del grado de protección que ofrece la vacunación contra las exacerbaciones del asma que están relacionadas con la infección por influenza. Las pruebas de ensayos aleatorios de la vacunación inactivada con virus fraccionado contra la gripe, de publicación reciente, indican que no hay ningún aumento significativo de las exacerbaciones del asma inmediatamente después de la vacunación en adultos o niños a partir de los tres años de edad. No fue posible considerar las inquietudes con respecto a la posibilidad de un aumento de las sibilancias y los ingresos hospitalarios en los lactantes que recibieron vacunación intranasal de virus vivos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La vacunación contra la gripe se recomienda para los pacientes asmáticos en muchos países debido a que los estudios observacionales han revelado que la infección gripal puede asociarse con exacerbaciones del asma. Sin embargo, la vacunación contra la gripe tiene el potencial de causar sibilancias y afectar de forma adversa la función pulmonar. Aunque un resumen de revisiones concluyó que no hubo ningún beneficio claro de la vacunación contra la gripe en los pacientes con asma, esta conclusión no se basó en una búsqueda sistemática de la bibliografía.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar la eficacia y la seguridad de la vacunación contra la gripe en niños y adultos con asma.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Vías Respiratorias (Cochrane Airways Group) y las listas de referencias de los artículos. La última búsqueda se realizó en noviembre de 2012.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos aleatorios de la vacunación contra la gripe en niños (a partir de los dos años de edad) y adultos con asma. Se excluyeron los estudios que incluían personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores aplicaron los criterios de inclusión y la evaluación de la calidad de los ensayos de forma independiente. Dos revisores extrajeron los datos de forma independiente. Se estableció contacto con los autores de los estudios para obtener información que faltaba.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve ensayos en la primera versión publicada de esta revisión y se han incluido nueve ensayos adicionales en cuatro actualizaciones. Los estudios incluidos abarcan una diversidad amplia de pacientes, contextos y tipos de vacunación contra la gripe, y se combinaron los datos de los estudios que emplearon vacunas similares.

Efectos protectores de la vacuna inactivada contra la gripe durante la temporada de gripe

Un único ensayo de grupos paralelos, que incluyó a 696 niños, pudo evaluar los efectos protectores de la vacunación contra la gripe. No hubo ninguna reducción significativa en el número, la duración o la gravedad de las exacerbaciones del asma relacionadas con la gripe. No hubo diferencias en el volumen espiratorio forzado en un segundo (VEF1), aunque los niños que habían sido vacunados tuvieron mejores puntuaciones de los síntomas durante las semanas con pruebas de gripe positivas. Dos ensayos de grupos paralelos en adultos no aportaron datos a estos resultados debido a los niveles muy bajos de infección por gripe confirmada.

Efectos adversos de la vacuna inactivada contra la gripe en las dos primeras semanas después de la vacunación

Dos ensayos cruzados que incluyeron a 1.526 adultos y 712 niños (a partir de los tres años de edad) con asma compararon la vacuna inactivada trivalente con virus fraccionado contra la gripe con una inyección de placebo. Estos ensayos excluyeron cualquier aumento clínicamente importante de las exacerbaciones del asma en las dos semanas posteriores a la vacunación contra la gripe (diferencia de riesgos 0,014; intervalo de confianza del 95%: -0,010 a 0,037). Sin embargo, hubo una heterogeneidad significativa entre los hallazgos de dos ensayos, que incluían a 1.104 adultos, en cuanto a las exacerbaciones del asma en los primeros tres días después de la administración de vacunas inactivadas con virus fraccionado o de antígenos de superficie. No hubo diferencias significativas en las medidas de utilización de asistencia sanitaria, los días de ausentismo escolar/días sin síntomas, la función pulmonar media o el uso de medicación.

Efectos de la vacunación de virus vivos atenuados (intranasal) contra la gripe

No hubo diferencias significativas encontradas en las exacerbaciones o las medidas de la función pulmonar después de la vacuna recombinante fría de virus vivos atenuados versus placebo en dos estudios pequeños con 17 adultos y 48 niños. No hubo diferencias significativas en las exacerbaciones del asma encontradas para la comparación de la vacuna de virus vivos atenuados (intranasal) versus vacuna inactivada trivalente (intramuscular) en un estudio con 2.229 niños (a partir de los seis años de edad).

Share/Save