Dispositivos de fijación asegurados a través de la fractura que se colocan directa o externamente para tratar las fracturas de cadera localizadas fuera de la articulación de la cadera

Las fracturas de cadera localizadas fuera de la cápsula de la articulación de la cadera (fracturas de cadera extracapsulares) se pueden fijar quirúrgicamente mediante implantes de metal. Los implantes extramedulares consisten en un tornillo o varilla, insertados en la parte superior del hueso del muslo (fémur) para unir (fijar) la fractura, conectados a una placa asegurada al hueso del muslo. A veces se utilizan fijadores externos. En los fijadores externos, el componente estabilizador se mantiene en la parte externa del muslo con clavijas o tornillos fijos al hueso a cada lado de la fractura.

Los 18 ensayos controlados aleatorizados incluidos en esta revisión probaron siete comparaciones en un total de 2615 participantes, principalmente mujeres y personas de edad avanzada. Todos los ensayos tuvieron deficiencias metodológicas que pueden afectar a la validez de sus resultados y hubo una falta general de evidencia sobre los efectos a largo plazo y la recuperación funcional. Algunos implantes extramedulares parecieron asociarse con un mayor riesgo de complicaciones de fijación y reintervención quirúrgica. En particular, tres ensayos que compararon una placa con clavos fijos (Jewett o McLaughlin) con el tornillo deslizante de cadera (el dispositivo extramedular "estándar" para estas fracturas) encontraron un mayor riesgo de fracaso de la fijación de las placas con clavos fijos. Los implantes menos invasivos, como el fijador externo, que requieren incisiones más pequeñas, dieron como resultado una menor pérdida de sangre y a menudo cirugías más rápidas que el tornillo deslizante de cadera.

Se concluye que el tornillo deslizante de cadera parece preferible a los tipos más antiguos de placas con clavos fijos, debido a su alta tasa de fracaso en el implante y la fijación. Sin embargo, no hubo evidencia suficiente para establecer conclusiones en el caso de otras comparaciones de implantes extramedulares o sobre el uso de fijadores externos.

Conclusiones de los autores: 

El notable aumento en la tasa de fracaso de la fijación de las placas con clavos fijos en comparación con el TDC es una consideración importante y, por lo tanto, el TDC parece preferible.

No hubo evidencia suficiente de otras comparaciones de implantes extramedulares o del uso de fijadores externos para establecer conclusiones definitivas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La fijación extramedular de las fracturas de cadera incluye la fijación de una placa y tornillos a la cara lateral del fémur proximal. En los fijadores externos, el componente estabilizador se mantiene en la parte externa del muslo con clavijas o tornillos fijos al hueso. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada por primera vez en 1998 y actualizada por última vez en 2005.

Objetivos: 

Evaluar los efectos relativos de los diferentes tipos de implantes de fijación extramedular, así como de los fijadores externos, para el tratamiento de las fracturas extracapsulares proximales de fémur (cadera) en pacientes adultos.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro especializado de Ensayos Controlados del Grupo Cochrane de Lesiones Óseas, Articulares y Musculares (Cochrane Bone, Joint and Muscle Trauma Group) (julio de 2011), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library 2011, número 2), MEDLINE (1966 a la cuarta semana de junio de 2011), EMBASE (1988 a la semana 25 de 2011), en otras bases de datos, en resúmenes de congresos y en listas de referencias.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados que compararon los implantes extramedulares o los fijadores externos para la fijación de la fractura extracapsular de cadera en pacientes adultos.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente seleccionaron los ensayos, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se agruparon los datos cuando fue adecuado.

Resultados principales: 

En los 18 ensayos incluidos se probaron siete comparaciones en un total de 2615 participantes, principalmente mujeres y personas de edad avanzada, con un total de 2619 fracturas. Todos los ensayos tuvieron deficiencias metodológicas que pueden afectar la validez de sus resultados.

Tres ensayos con 355 participantes que compararon una placa con clavos fijos (Jewett o McLaughlin) con el tornillo deslizante de cadera (TDC) encontraron un mayor riesgo de fracaso de la fijación de las placas con clavos fijos.

Los dos ensayos de 433 participantes que compararon la placa Resistance Augmented Bateaux (RAB) con el TDC tuvieron resultados contradictorios, sobre todo en cuanto a complicaciones quirúrgicas, fracaso de la fijación y restauración anatómica.

Un ensayo de 100 participantes que comparó el clavo Pugh y el TDC no encontró diferencias significativas entre los implantes.

Tres ensayos con 458 participantes compararon la placa de Medoff con el TDC. Hubo una tendencia a mayores pérdidas de sangre y a tiempos quirúrgicos más prolongados con la placa de Medoff junto con una tendencia a un menor riesgo de fracaso en la fijación con la placa de Medoff en las fracturas trocantéricas inestables.

Dos ensayos con 676 participantes compararon la placa de Medoff con tres sistemas diferentes de placas de tornillos. No hubo diferencias estadísticamente significativas en el resultado para las fracturas trocantéricas. Para las fracturas subtrocantéricas, hubo una tendencia a un menor fracaso de la fijación para la placa de Medoff, pero sin evidencia de diferencias en los resultados a más largo plazo.

Cuatro ensayos con 396 participantes que compararon la placa de compresión percutánea (PCCP) de Gotfried con un TDC encontraron una tendencia a menor pérdida de sangre y necesidad de transfusión para la PCCP, pero sin otras diferencias confirmadas en los resultados entre los implantes. Tres de los ensayos informaron problemas intraoperatorios con la PCCP, algunos de los cuales impidieron su uso.

Tres ensayos con 200 participantes que compararon la fijación externa con un TDC encontraron menos traumatismo quirúrgico con la fijación externa. Los resultados finales parecieron ser similares.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save