Anfotericina B versus versus fluconazol para controlar infecciones micóticas en pacientes con cáncer neutropénico

Prevención de las infecciones micóticas con anfotericina B o fluconazol en pacientes con cáncer

Los pacientes con cáncer tratados con quimioterapia o que reciben un trasplante de médula ósea tienen un mayor riesgo de contraer infecciones micóticas. Tales infecciones pueden ser potencialmente mortales. Los fármacos antimicóticos por consiguiente, se administran a menudo como profilaxis a tales pacientes, o cuando tienen fiebre. De hecho, la revisión no podía detectar una diferencia entre la anfotericina B y el fluconazol, pero varios de los ensayos estaban diseñados o analizados de una manera que desfavorecía la anfotericina B que es el único fármaco antimicótico del cual hay pruebas convincentes que sugieren un efecto sobre la mortalidad.

Conclusiones de los autores: 

La anfotericina B no ha resultado favorecida en muchos de los ensayos mediante el diseño o el análisis de los mismos. Debe preferirse la anfotericina B intravenosa ya que es el único agente antimicótico del cual hay pruebas convincentes que sugieren un efecto sobre la mortalidad y es considerablemente más barato que el fluconazol.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se considera que la infección micótica sistémica es una causa importante de morbilidad y mortalidad en pacientes con cáncer, particularmente en aquellos con neutropenia. Los fármacos antimicóticos se administran a menudo de forma profiláctica o a los pacientes con fiebre persistente.

Objetivos: 

Comparar el efecto del fluconazol y la anfotericina B sobre la morbilidad y mortalidad en pacientes con cáncer complicado por neutropenia.

Estrategia de búsqueda (: 

MEDLINE y La Cochrane Library (noviembre 2001). Cartas, resúmenes y ensayos no publicados. Se estableció contacto con la industria y los autores.

Criterios de selección: 

Ensayos con asignación al azar que compararan fluconazol con anfotericina B.

Obtención y análisis de los datos: 

Los datos sobre la mortalidad, la infección micótica invasiva, la colonización, el uso de tratamiento antimicótico adicional (de escape) y los efectos adversos que conducen a la interrupción del tratamiento fueron obtenidos por ambos autores de forma independiente.

Resultados principales

Se incluyeron 16 ensayos (3760 pacientes, 341 muertes). En tres ensayos grandes con tres grupos, los resultados de la anfotericina B se combinaron con los resultados de la nistatina en un grupo "poliénico". Debido a que la nistatina es un fármaco ineficaz en estas circunstancias, este enfoque crea un sesgo a favor del fluconazol. Además, la mayoría de los pacientes fue asignada al azar para tomar anfotericina B oral, que se absorbe mal y está mal documentada. No quedó claro si había superposición entre los ensayos "poliénicos". Nosotros no pudimos obtener información para aclarar estos problemas por parte de los autores del ensayo o de Pfizer, el fabricante de fluconazol. De hecho, no hubo diferencias significativas entre el fluconazol y la anfotericina B, pero los intervalos de confianza fueron amplios. Más pacientes abandonaron el estudio cuando recibieron anfotericina B, pero como los ensayos no se encubrieron, podrían haberse sesgado las decisiones sobre la interrupción prematura del tratamiento. Además, la anfotericina B raramente se administró en circunstancias óptimas, con premedicación para reducir la toxicidad relacionada con infusión, con infusión lenta, y con potasio y suplementos de magnesio para prevenir nefrotoxicidad.

Conclusiones de los autores

La anfotericina B no ha resultado favorecida en muchos de los ensayos mediante el diseño o el análisis de los mismos. Debe preferirse la anfotericina B intravenosa ya que es el único agente antimicótico del cual hay pruebas convincentes que sugieren un efecto sobre la mortalidad y es considerablemente más barato que el fluconazol.

Esta revisión debería citarse como:Johansen HK, Gøtzsche PCLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron 16 ensayos (3760 pacientes, 341 muertes). En tres ensayos grandes con tres grupos, los resultados de la anfotericina B se combinaron con los resultados de la nistatina en un grupo "poliénico". Debido a que la nistatina es un fármaco ineficaz en estas circunstancias, este enfoque crea un sesgo a favor del fluconazol. Además, la mayoría de los pacientes fue asignada al azar para tomar anfotericina B oral, que se absorbe mal y está mal documentada. No quedó claro si había superposición entre los ensayos "poliénicos". Nosotros no pudimos obtener información para aclarar estos problemas por parte de los autores del ensayo o de Pfizer, el fabricante de fluconazol. De hecho, no hubo diferencias significativas entre el fluconazol y la anfotericina B, pero los intervalos de confianza fueron amplios. Más pacientes abandonaron el estudio cuando recibieron anfotericina B, pero como los ensayos no se encubrieron, podrían haberse sesgado las decisiones sobre la interrupción prematura del tratamiento. Además, la anfotericina B raramente se administró en circunstancias óptimas, con premedicación para reducir la toxicidad relacionada con infusión, con infusión lenta, y con potasio y suplementos de magnesio para prevenir nefrotoxicidad.

Tools
Information
Share/Save