Punciones lumbares o ventriculares repetidas en recién nacidos con hemorragia intraventricular

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La hemorragia intraventricular (HIV) es una complicación grave del nacimiento prematuro y una causa de la parálisis cerebral y la hidrocefalia. Se recomendaron la punción lumbar o los drenajes ventriculares repetidos tempranos como una manera de evitar la hidrocefalia y proteger el cerebro de la presión. Se pensó que el riesgo de hidrocefalia y la necesidad de una derivación ventriculoperitoneal podría reducirse mediante la extracción de proteína y sangre en el líquido cefalorraquídeo. Esta hipótesis se probó en cuatro ensayos aleatorios que incluyeron a neonatos prematuros en quienes se diagnosticó HIV (con o sin aumento asentado) por ecografía. No hay evidencia de que la derivación temprana del líquido cefalorraquídeo mediante la punción lumbar o el drenaje ventricular reduzca el riesgo de dependencia de derivación, discapacidad, discapacidad múltiple o muerte. Se asoció el uso de derivaciones repetidas con un aumento en el riesgo de infección de sistema nervioso central. Por lo tanto, no se recomienda el uso de la derivación temprana. La extracción de líquido cefalorraquídeo debe reservarse para los casos donde hay presión intracraneal sintomática elevada.

Conclusiones de los autores: 

No se puede recomendar el drenaje del LCR repetido y temprano a neonatos en riesgo de, o que ya desarrollan, hidrocefalia posthemorrágica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Aunque fue posible reducir el porcentaje de neonatos prematuros que padecieron hemorragia intraventricular, la hidrocefalia posthemorrágica sigue siendo un problema serio sin un buen tratamiento. Existe una tasa alta de parálisis cerebral, y la cirugía de derivación ventriculoperitoneal crea en el niño una dependencia permanente del sistema de válvula y catéter. La cirugía de derivación no puede realizarse temprano debido a la sangre en el líquido cefalorraquídeo (LCR), y el cerebro puede someterse a períodos de aumento de presión. Se sugirió el drenaje temprano del LCR mediante la punción lumbar o el drenaje ventricular como una manera de reducir temporalmente la presión y extraer la sangre y la proteína y, de ese modo, evitar la hidrocefalia permanente.

Objetivos: 

Determinar si el drenaje repetido del LCR, mediante la punción lumbar o el drenaje ventricular redujo el riesgo de dependencia de derivación permanente, la discapacidad en el neurodesarrollo o la muerte en neonatos en riesgo de, o que ya desarrollan, hidrocefalia posthemorrágica (HPH). Esta forma de tratamiento se basó en la hipótesis de que el drenaje repetido extrajo proteína y sangre del LCR, lo cual desobstruyó los canales de absorción del LCR.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas manuales en las revistas Pediatric, Neurosurgical and General Medical Journals desde 1976 hasta octubre de 2000, así como en la base de datos de MEDLINE (por PubMed) y en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register). Se utilizaron contactos personales.

Criterios de selección: 

Se identificaron cuatro ensayos controlados (con cinco trabajos publicados), tres asignados al azar, y el cuarto a través de una asignación alternativa. Dos ensayos evaluaron punciones lumbares repetidas en neonatos con hemorragia intraventricular (HIV) y dos ensayos evaluaron el drenaje del LCR repetido en neonatos con HIV seguido de dilatación ventricular progresiva.

Obtención y análisis de los datos: 

Además de los detalles de la selección y la asignación de pacientes, se obtuvieron las intervenciones. Los criterios de valoración que se analizaron fueron: derivación ventriculoperitoneal, muerte, discapacidad múltiple y muerte o discapacidad.

Resultados principales: 

Los estudios fueron lo suficientemente similares en la pregunta que formulaban y las intervenciones fueron lo suficientemente similares como para combinarse cuando se evaluaba el efecto de la intervención. Cuando se comparó el drenaje repetido del LCR con el tratamiento conservador, los riesgos relativos para la colocación de la derivación, la muerte, la discapacidad y la discapacidad múltiple fueron muy cercanos a 1,0 sin un efecto estadísticamente significativo. También hay pruebas de que esta forma de tratamiento aumentó el riesgo de contraer infección del LCR.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save