Precarga intravenosa profiláctica para la analgesia regional en el trabajo de parto

No está claro el efecto de la administración de líquidos por vía intravenosa para prevenir la presión arterial baja, después de la analgesia regional para las mujeres en trabajo de parto.

La analgesia regional (epidural, espinal o espino-epidural combinada) es una forma frecuente de alivio del dolor que se utiliza durante el trabajo de parto. Algunas mujeres presentan hipotensión (presión sanguínea baja) después de la analgesia regional que puede afectar a la madre y al feto. Los líquidos intravenosos antes de la analgesia epidural con dosis altas de anestésicos locales reducen la hipotensión. Este efecto beneficioso no se observa cuando se administran los anestésicos locales a dosis bajas más recientes, probablemente debido a un menor riesgo de hipotensión con estos fármacos. No hubo suficiente evidencia para demostrar si la precarga es beneficiosa para las mujeres que reciben analgésicos regionales durante el trabajo de parto mediante agentes a dosis más bajas, o para las mujeres con complicaciones en el embarazo.

Conclusiones de los autores: 

La precarga previa a los bloqueos tradicionales de altas dosis de anestesia local puede tener algunos efectos beneficiosos para el feto y la madre en mujeres sanas. Las técnicas de analgesia epidural y de EEC de dosis bajas pueden reducir la necesidad de precarga. Los estudios examinados fueron demasiado pequeños para mostrar si la precarga es beneficiosa para las mujeres que reciben analgesia regional durante el trabajo de parto con anestésicos u opiáceos locales a dosis más bajas. Es necesario investigar más a fondo los bloqueos epidurales a dosis bajas o la EEC (incluidos los opiáceos solamente) y los riesgos y efectos beneficiosos de la precarga intravenosa para las mujeres con complicaciones en el embarazo.

[Nota: Las tres citas en la sección "En espera de clasificación" de la revisión pueden modificar las conclusiones de la revisión una vez evaluadas.]

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La reducción del flujo sanguíneo uterino debido a la hipotensión materna puede contribuir a los cambios de la frecuencia cardíaca fetal que son frecuentes después de la analgesia regional (epidural o espinal o espinal-epidural combinada [EEC]) durante el trabajo de parto. La precarga de líquidos por vía intravenosa puede ayudar a reducir la hipotensión materna, pero la administración de dosis más bajas de anestesia local, y los bloqueos con opiáceos solamente, pueden reducir la necesidad de la precarga.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de la precarga profiláctica de líquidos intravenosos antes de la analgesia regional durante el trabajo de parto sobre el bienestar materno y fetal.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (19 de febrero 2004). Esta búsqueda se actualizó el 30 de junio 2010 y se agregaron los resultados a la sección de "En espera de clasificación" de la revisión.

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados y cuasialeatorizados que compararon la precarga intravenosa profiláctica antes de la analgesia regional durante el trabajo de parto con un grupo control (con o sin precarga).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de forma independiente aplicaron los criterios de elegibilidad, evaluaron la calidad de los ensayos y extrajeron los datos.

Resultados principales: 

Se han incluido seis estudios (473 participantes). En un ensayo de epidural en el que se utilizaron dosis elevadas de anestésico local, se demostró que la precarga de líquidos intravenosos contrarrestó la hipotensión que con frecuencia sigue a la analgesia epidural tradicional (riesgo relativo [RR] 0,07, intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,01 a 0,53; 102 mujeres). Este ensayo también se asoció con una reducción de las anomalías de la frecuencia cardíaca fetal (RR 0,36; IC del 95%: 0,16 a 0,83; 102 mujeres); no se detectaron diferencias en otros resultados perinatales y maternos en este ensayo ni en otro ensayo epidural de dosis altas. En los dos ensayos de anestesia epidural en dosis bajas no se encontraron diferencias significativas en cuanto a la hipotensión materna (RR 0,73; IC del 95%: 0,36 a 1,48; 260 mujeres), aunque no tuvieron el poder estadístico suficiente para detectar un efecto menor que el muy grande. No se observaron diferencias significativas entre los grupos en estos ensayos para las anomalías de la frecuencia cardíaca fetal (RR 0,64; IC del 95%: 0,39 a 1,05; 233 mujeres).

En los dos ensayos de EEC, no se informaron diferencias entre los grupos precarga y ninguna precarga. En el ensayo sobre espinal/opiáceos, el RR para la hipotensión fue 0,89, IC del 95%: 0,43 a 1,83 (40 mujeres) y 0,70, IC del 95%: 0,36 a 1,37 para las anomalías de la frecuencia cardíaca fetal (32 mujeres). En el estudio sobre opiáceos solamente (30 mujeres), no hubo casos de hipotensión ni de anomalías en la frecuencia cardíaca fetal en los dos grupos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save