Tratamiento de la tuberculosis latente en personas con infección por VIH

El tratamiento con isoniazida para la tuberculosis (TBC) latente en personas con infección por VIH reduce el riesgo de desarrollar TBC activa.

Las personas con infección por VIH/SIDA poseen un alto riesgo de contraer tuberculosis (TBC), lo que puede causar una muerte prematura. La mayoría de las personas infectadas con TBC nunca experimentan sus síntomas. Este estado se conoce como TBC latente. Sin embargo, alrededor del 30% de las personas con VIH que poseen TBC latente desarrollarán finalmente TBC activa. Por medio de la revisión de los ensayos se descubrió que el riesgo de desarrollar TBC activa era reducido cuando las personas con infección por VIH y TBC utilizaban isoniazida. La isoniazida para la TBC latente se administra generalmente por seis a 12 meses, no obstante se necesitan más investigaciones para demostrar cuál es el mejor tratamiento para las personas con infección por VIH.

Conclusiones de los autores: 

El tratamiento de la infección tuberculosa latente (ITBCL) reduce el riesgo de desarrollar tuberculosis activa en individuos con VIH y con prueba cutánea de la tuberculina positiva. La elección del régimen dependerá de distintos factores como costo, efectos adversos, cumplimiento y resistencia farmacológica. Los estudios futuros deberían evaluar estos aspectos. Además, se requieren ensayos que evalúen los efectos a largo plazo de la quimioprofilaxis antituberculosa y la influencia de los niveles de compromiso inmunológico en la efectividad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los individuos con infección por VIH se encuentran en riesgo aumentado de desarrollar tuberculosis activa. Se sabe que los tratamientos de la infección tuberculosa latente (ITBL), también conocidos como tratamiento preventivo o quimioprofilaxis, ayudan a prevenir la progresión a la enfermedad activa en poblaciones con pruebas negativas para el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). No obstante, deberían ser cuantificadas la extensión y la magnitud de la protección (si existe alguna) asociadas con el tratamiento preventivo en aquellos con infección por VIH.

Objetivos: 

Determinar la efectividad del tratamiento preventivo de la tuberculosis en la reducción del riesgo de desarrollo de tuberculosis activa y muerte en personas con infección por VIH.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register- CCTR), MEDLINE, EMBASE, AIDSLINE, AIDSTRIALS y AIDSDRUGS. Se realizaron búsquedas en las listas de referencias de artículos y se estableció contacto con autores e investigadores en el tema.

Criterios de selección: 

Se incluyeron estudios en los cuales los individuos con VIH positivo fueron asignados al azar al tratamiento preventivo para TBC y placebo, o a los regímenes alternativos de tratamiento preventivo para TBC. Los participantes podían presentar la prueba cutánea de la tuberculina positiva o negativa, pero no tuberculosis activa.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores aplicaron los criterios de selección de los ensayos, evaluaron la calidad de los estudios y obtuvieron datos de forma independiente. Los efectos se evaluaron por medio del uso del riesgo relativo para los datos dicotómicos y las diferencias de promedios ponderados para los datos continuos.

Resultados principales

Se incluyeron once ensayos con un total de 8130 participantes asignados al azar. El tratamiento preventivo (cualquier fármaco antituberculoso) versus placebo se asoció con una incidencia de tuberculosis activa más baja (RR 0,64; IC del 95%: 0,51 a 0,81). Este beneficio fue más pronunciado en individuos con prueba cutánea de la tuberculina positiva (RR 0,38; IC del 95%: 0,25 a 0,57) que en aquellos con una prueba negativa (RR 0,83; IC del 95%: 0,58 a 1,18.). Datos limitados sugieren que el efecto protector inicial contra la tuberculosis puede disminuir en el corto a mediano plazo. La eficacia fue similar para todos los regímenes (independientemente del tipo de fármaco, frecuencia o duración del tratamiento). No obstante, comparados con la monoterapia con isoniazida, los regímenes con fármacos múltiples de curso breve fueron más propensos a requerir la interrupción del tratamiento debido a sus efectos adversos. En general, no se encontraron pruebas de que el tratamiento preventivo versus placebo reducía la mortalidad por todas las causas (RR 0,95; IC del 95%: 0,85 a 1,06), a pesar de que se encontró una tendencia favorable en personas con pruebas de la tuberculina positivas (RR 0,80; IC del 95%: 0,63 a 1,02).

Conclusiones de los autores

El tratamiento de la infección tuberculosa latente (ITBCL) reduce el riesgo de desarrollar tuberculosis activa en individuos con VIH y con prueba cutánea de la tuberculina positiva. La elección del régimen dependerá de distintos factores como costo, efectos adversos, cumplimiento y resistencia farmacológica. Los estudios futuros deberían evaluar estos aspectos. Además, se requieren ensayos que evalúen los efectos a largo plazo de la quimioprofilaxis antituberculosa y la influencia de los niveles de compromiso inmunológico en la efectividad.

Esta revisión debería citarse como:Woldehanna S, Volmink J.La Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se incluyeron once ensayos con un total de 8130 participantes asignados al azar. El tratamiento preventivo (cualquier fármaco antituberculoso) versus placebo se asoció con una incidencia de tuberculosis activa más baja (RR 0,64; IC del 95%: 0,51 a 0,81). Este beneficio fue más pronunciado en individuos con prueba cutánea de la tuberculina positiva (RR 0,38; IC del 95%: 0,25 a 0,57) que en aquellos con una prueba negativa (RR 0,83; IC del 95%: 0,58 a 1,18.). Datos limitados sugieren que el efecto protector inicial contra la tuberculosis puede disminuir en el corto a mediano plazo. La eficacia fue similar para todos los regímenes (independientemente del tipo de fármaco, frecuencia o duración del tratamiento). No obstante, comparados con la monoterapia con isoniazida, los regímenes con fármacos múltiples de curso breve fueron más propensos a requerir la interrupción del tratamiento debido a sus efectos adversos. En general, no se encontraron pruebas de que el tratamiento preventivo versus placebo reducía la mortalidad por todas las causas (RR 0,95; IC del 95%: 0,85 a 1,06), a pesar de que se encontró una tendencia favorable en personas con pruebas de la tuberculina positivas (RR 0,80; IC del 95%: 0,63 a 1,02).

Tools
Information
Share/Save