¿Los líderes de opinión locales son efectivos para promover las mejores prácticas de los profesionales de la salud y mejorar los resultados de los pacientes?

Antecedentes

Para mejorar los resultados de los pacientes, es importante llevar a la práctica la investigación basada en la evidencia. Una forma de hacerlo es mediante el uso de líderes de opinión locales (LO). Los LO son personas que se consideran simpáticas, dignas de confianza e influyentes, y que mediante el uso de diferentes métodos, p.ej. visitas de extensión a la comunidad y enseñanza en grupos pequeños, pueden educar a los profesionales de la salud y persuadirlos de que utilicen la mejor evidencia disponible.

¿Cuál era el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue averiguar si los LO pueden persuadir a los profesionales de la salud de seguir las guías basadas en la evidencia en el tratamiento de los pacientes para mejorar los resultados de salud de estos. Esta es una actualización de una revisión publicada en 2011.

Mensajes clave

El uso de los LO probablemente mejora la capacidad de los profesionales de la salud para seguir las guías basadas en la evidencia, pero no se sabe si mejoran los resultados de los pacientes. Para optimizar el uso de los LO, se necesitan conocer más detalles sobre lo que realmente hacen y cómo lo hacen.

¿Qué se estudió en esta revisión?

Los autores de la revisión Cochrane buscaron todos los estudios pertinentes que evaluaran los efectos de los LO y encontraron 24 estudios relevantes.

Por lo general, los profesionales de la salud a los que se dirigía la intervención de LO eran médicos. La afección clínica varió entre los estudios, y la más común fue el cáncer.

La comparación principal fue entre cualquier intervención que incluyera a los LO versus ninguna intervención o intervenciones que no incluyeran a los LO. También se buscó averiguar si los efectos de los LO variarían según: a) el método utilizado por los investigadores para identificar a los LO; b) los métodos educativos utilizados por los LO para fomentar el cambio en la práctica; o c) si un solo LO, o un equipo multidisciplinario de LO, proporcionó la intervención.

Se examinó si la intervención tenía un efecto sobre el cumplimiento de los profesionales de la salud con la práctica basada en la evidencia, los resultados de los pacientes y los costes.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Se incluyeron 24 estudios, con 337 hospitales, 350 consultorios de atención primaria, 3005 profesionales de la salud y 29 167 pacientes (no todos los estudios presentaron esta información). La mayoría de los estudios se realizaron en Norteamérica (N = 20), y todos en países de ingresos altos. Dieciocho de los 24 estudios informaron de los efectos del cumplimiento de los profesionales de la salud con la práctica basada en la evidencia.

La revisión encontró que, en general, cualquier intervención con LO probablemente mejora el cumplimiento de los profesionales de la salud con la práctica basada en la evidencia. Sin embargo, el efecto varía dentro y entre los estudios. La certeza de la evidencia fue moderada para todas las comparaciones. Los resultados ocasionales sugirieron la posibilidad de un pequeño efecto negativo de la intervención de los LO sobre algunos resultados, que puede haber sido causado por los LO que priorizaron algunos resultados, a expensas de otros, o que una diferencia desfavorable inicial podría haber dado una impresión errónea de un efecto negativo en el seguimiento.

Se sabe poco acerca de la efectividad de los LO sobre los resultados de los pacientes, ya que pocos estudios informaron de los resultados de los pacientes y la certeza de esta evidencia fue muy baja. Ningún estudio informó los costes. No fue posible determinar si los diferentes métodos utilizados para identificar a los LO tuvieron un impacto sobre su efectividad, ya que en la mayoría de los estudios se utilizó el mismo método. No fue posible determinar qué tipos de estrategias educativas utilizadas por los LO para implementar las mejores prácticas fueron las más efectivas, ya que en muchos estudios hubo muy poca descripción. Por último, no fue posible determinar si los equipos de LO eran más efectivos que los de un solo LO porque no hubo comparaciones.

¿Cómo de actualizada está esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron estudios que se habían publicado hasta julio 2018.

Conclusiones de los autores: 

Los líderes de opinión solos o en combinación con otras intervenciones pueden ser efectivos en promover la práctica basada en la evidencia, aunque la efectividad varía en y entre los estudios. El efecto sobre los resultados de los pacientes es incierto. Se desconocen los costes y la coste-efectividad de la(s) intervención(es). Estos resultados se basan en estudios heterogéneos que difieren en cuanto al tipo de intervención, el contexto y los resultados. En la mayoría de los estudios, no se describieron claramente la función y las medidas de los LO y, por lo tanto, no se pueden realizar comentarios sobre la efectividad. Tampoco está claro si los métodos utilizados para identificar a los LO son importantes para su efectividad, o si el efecto difiere si la educación es impartida por LO solos o por equipos multidisciplinarios de LO. Los estudios de investigación adicionales pueden ayudar a entender cómo estos factores influyen en la efectividad de los LO.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La práctica clínica no siempre está basada en la evidencia y, por consiguiente, puede no optimizar los resultados de los pacientes. Los líderes de opinión locales (LO) son personas percibidas como creíbles y dignas de confianza, que difunden y ponen en práctica la mejor evidencia, por ejemplo, a través de la enseñanza informal individual o de visitas de educación a la comunidad. El uso de los LO es una estrategia prometedora para colmar las lagunas en la práctica de la evidencia. Esta es una actualización de una revisión Cochrane publicada en 2011.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los líderes de opinión locales en cuanto a la mejoría del cumplimiento de los profesionales sanitarios con la práctica basada en la evidencia y los resultados de los pacientes.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, otras tres bases de datos y dos registros de ensayos el 3 de julio 2018, junto con búsquedas en las listas de referencias de los estudios incluidos y se contactó con expertos en el área.

Criterios de selección: 

Se consideraron los estudios aleatorios que compararon los efectos de los líderes de opinión locales, solos o con una o más intervenciones para diseminar la práctica basada en la evidencia, sin intervención, con una sola intervención o con la misma o más intervenciones. Los estudios elegibles fueron los que informaron de medidas objetivas del rendimiento profesional, por ejemplo, el porcentaje de pacientes a los que se les prescribió un fármaco específico o resultados de salud, o ambos. Se incluyeron todos los estudios independientemente del método utilizado para identificar los LO.

Obtención y análisis de los datos: 

En esta revisión se utilizaron los procedimientos Cochrane estándar. La comparación principal fue (i) entre cualquier intervención que incluyera a los LO (LO solos, LO con una o más intervenciones) versus cualquier intervención de comparación (ninguna intervención, una sola intervención, o la misma o más intervenciones). También se realizaron cuatro comparaciones secundarias: ii) LO solos versus ninguna intervención, iii) LO solos versus una sola intervención, iv) LO, con una o más intervenciones versus la misma o más intervenciones, y v) LO con una o más intervenciones versus ninguna intervención.

Resultados principales: 

Se incluyeron 24 estudios, con más de 337 hospitales, 350 consultorios de atención primaria, 3005 profesionales de la salud y 29 167 pacientes (no todos los estudios presentaron esta información). La mayoría de los estudios se realizaron en Norteamérica, y todos en países de ingresos altos. Dieciocho de estos estudios (21 comparaciones, 71 resultados de cumplimiento) contribuyeron a la mediana de la diferencia de riesgos (DR) ajustada para la comparación principal. La mediana de la duración del seguimiento fue de 12 meses (intervalo de dos a 30 meses). Los resultados sugirieron que las intervenciones de LO probablemente mejoran el cumplimiento de los profesionales de la salud con la práctica basada en la evidencia (10,8% de mejoría absoluta en el cumplimiento, rango intercuartil [IQR]): 3,5% a 14,6%; evidencia de certeza moderada).

Los resultados de las comparaciones secundarias también sugirieron que los LO probablemente mejoran el cumplimiento con la práctica basada en la evidencia (evidencia de certeza moderada): i) LO solos versus ninguna intervención: DR (IQR): 9,15% (-0,3% a 15%); ii) LO solos versus una sola intervención: DR (intervalo): 13.8% (12% a 15.5%); iii) LO, con una o más intervención(es) versus la misma o más intervención(es): DR (IQR): 7,1% (1,4% a 19%); iii) LO, con una o más intervención(es) versus la misma o más intervención(es): DR (IQR): 10,25% (0,6% a 15,75%).

No está claro si los LO solos, o en combinación con otras intervenciones, pueden mejorar los resultados de los pacientes (tres estudios; cinco resultados dicotómicos), ya que la certeza de la evidencia fue muy baja. Para dos de las comparaciones secundarias, el IQR incluyó la posibilidad de un pequeño efecto negativo de la intervención de LO. Las posibles explicaciones de los efectos negativos ocasionales son, por ejemplo, la posibilidad de que los LO hayan dado prioridad a algunos resultados, a expensas de otros, o que una diferencia de resultados no contabilizada al inicio del estudio, pueda haber dado una impresión errónea de un efecto negativo de la intervención en el seguimiento. Ningún estudio informó sobre los costes ni la coste-efectividad.

No fue posible determinar la efectividad comparativa de los diferentes enfoques para identificar a los LO, ya que la mayoría de los estudios utilizaron el método sociométrico. Tampoco fue posible determinar qué métodos utilizados por los LO para educar a sus pares fueron los más efectivos, ya que los métodos estaban descritos de modo deficiente en la mayoría de los estudios. Además, no fue posible determinar si los equipos de LO eran más eficaces que los de un solo LO.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save