Intervenciones para la reducción del riesgo de transmisión vertical de la infección por VIH

Conclusiones de los autores: 

Aparentemente la zidovudina, la nevirapina y el parto por cesárea programada son muy efectivos para reducir el riesgo de transmisión vertical del VIH.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

A finales de 1998, había más de 33 millones de personas infectadas con el virus de inmunodeficiencia humano (VIH) y más de un millón de niños que habían sido infectados por sus madres.

Objetivos: 

El objetivo de esta reseña fue evaluar qué intervenciones podrían ser efectivas para disminuir el riesgo de transmisión materno-infantil de la infección por VIH, así como su efecto en la morbimortalidad materna y neonatal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Nacimiento (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) y en el Registro Cochrane de Ensayos Controlados (Cochrane Controlled Trials Register).

Criterios de selección: 

Pruebas aleatorizadas que comparaban cualquier intervención encaminada a reducir el riesgo de transmisión vertical de VIH con el uso de un placebo o ningún tratamiento, o cualquier conjunto de dos intervenciones o más que buscaran reducir el riesgo de transmisión vertical de este tipo de infección.

Obtención y análisis de los datos: 

El revisor evaluó la calidad de las pruebas y extrajo la información.

Resultados principales

Zidovudina
Se incluyeron cuatro estudios en los que se comparó la zidovudina y un placebo, se incluyeron 1.585 mujeres. Comparado con el placebo, se registró una reducción significativa en el riesgo de transmisión vertical mediante el uso de cualquier zidovudina (riesgo relativo (RR) 0.54, intervalo de confianza (IC) 95%, 0.42-0.69). No se encontró evidencia de que el tratamiento largo sea superior al "régimen corto".

Nevirapina
Un ensayo comparó nevirapina intraparto y postnatal con zidovudina intraparto y postnatal en 626 mujeres, la mayoría de las cuales amamantó a sus bebés. Comparándola con la zidovudina, se encontró una reducción significativa en el riesgo de transmisión vertical del VIH al usar nevirapina (RR 0.58, IC 95% 0.40-0.83). No existen pruebas disponibles en las que se compare la nevirapina con un placebo.

Cesárea
Se incluyó una prueba que comparaba cesárea programada con expectativa de alumbramiento vaginal, con la participación de 436 mujeres. Al compararla con el parto vaginal, se observó una reducción significativa en el riesgo de transmisión vertical de infección por VIH con la cesárea(RR 0.17, IC 95% 0.05-0.55).

Inmunoglobulina
Se incluyó una prueba en la que se comparó globulina hiperinmune más zidovudina con inmunoglobulina no específica más zidovudina, en la que participaron 501 mujeres. Aparentemente, agregar inmunoglobulina hiperinmune a la zidovudina no tiene efectos adicionales sobre el riesgo de transmisión vertical de infección por VIH (RR 0.67, IC 95% 0.29-1.55).

Conclusiones de los autores

Aparentemente la zidovudina, la nevirapina y el parto por cesárea programada son muy efectivos para reducir el riesgo de transmisión vertical del VIH.

Esta revisión debería citarse como:Brocklehurst PLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Zidovudina
Se incluyeron cuatro estudios en los que se comparó la zidovudina y un placebo, se incluyeron 1.585 mujeres. Comparado con el placebo, se registró una reducción significativa en el riesgo de transmisión vertical mediante el uso de cualquier zidovudina (riesgo relativo (RR) 0.54, intervalo de confianza (IC) 95%, 0.42-0.69). No se encontró evidencia de que el tratamiento largo sea superior al "régimen corto".

Nevirapina
Un ensayo comparó nevirapina intraparto y postnatal con zidovudina intraparto y postnatal en 626 mujeres, la mayoría de las cuales amamantó a sus bebés. Comparándola con la zidovudina, se encontró una reducción significativa en el riesgo de transmisión vertical del VIH al usar nevirapina (RR 0.58, IC 95% 0.40-0.83). No existen pruebas disponibles en las que se compare la nevirapina con un placebo.

Cesárea
Se incluyó una prueba que comparaba cesárea programada con expectativa de alumbramiento vaginal, con la participación de 436 mujeres. Al compararla con el parto vaginal, se observó una reducción significativa en el riesgo de transmisión vertical de infección por VIH con la cesárea(RR 0.17, IC 95% 0.05-0.55).

Inmunoglobulina
Se incluyó una prueba en la que se comparó globulina hiperinmune más zidovudina con inmunoglobulina no específica más zidovudina, en la que participaron 501 mujeres. Aparentemente, agregar inmunoglobulina hiperinmune a la zidovudina no tiene efectos adicionales sobre el riesgo de transmisión vertical de infección por VIH (RR 0.67, IC 95% 0.29-1.55).

Tools
Information
Share/Save