Los medicamentos para tratar la depresión, ¿sirven para que las personas abandonen el tabaquismo?

Antecedentes y preguntas de la revisión

Algunos medicamentos y suplementos que se utilizaron para tratar la depresión (antidepresivos) también se evaluaron para determinar si pueden servir para que las personas abandonen el tabaquismo. Dos de estos tratamientos, el bupropión (a veces denominado Zyban) y la nortriptilina, algunas veces se administran para ayudar a abandonar el tabaquismo. Esta revisión analiza si el consumo de antidepresivos realmente puede servir para que las personas abandonen el tabaquismo (durante seis meses o más) y también analiza la seguridad del consumo de estos fármacos.

Características de los estudios

Esta revisión incluye 115 estudios que analizan la utilidad y la seguridad de diferentes antidepresivos cuando se usan para abandonar el tabaquismo. La mayoría de los estudios se realizaron en adultos. Para analizar la seguridad se incluyeron estudios con cualquier duración, aunque los estudios debían tener una duración mínima de seis meses cuando se evaluó si las personas habían logrado abandonar el tabaquismo. La evidencia está actualizada hasta mayo 2019.

Resultados clave

El antidepresivo bupropión se asocia con un aumento de la probabilidad del 52% al 77% de que una persona logre abandonar el tabaquismo, lo que equivale a que entre cinco y siete personas más logren abandonar el tabaquismo durante seis meses, o más, por cada 100 personas que lo intentan. Hay evidencia de que las personas que consumen el antidepresivo nortriptilina para abandonar el tabaquismo también mejoran las probabilidades de lograrlo. No hay suficiente evidencia para determinar si otros antidepresivos también ayudan a abandonar el tabaquismo.

Hay evidencia de que el bupropión aumenta los efectos indeseables, en particular los relacionados con la salud mental, y que los efectos indeseables podrían aumentar las probabilidades de que los pacientes dejen de consumir el medicamento. Sin embargo, la evidencia no indica que el bupropión se asocie con más probabilidades de causar la muerte, la hospitalización ni eventos potencialmente mortales, como las crisis convulsivas. No hay suficiente información para establecer conclusiones claras sobre la seguridad de la nortriptilina para abandonar el tabaquismo.

La evidencia no sugiere que tomar bupropión en forma simultánea con otros medicamentos para abandonar el tabaquismo, como la vareniclina (a veces denominada como Champix o Chantix) o la terapia de reemplazo de nicotina aumente las probabilidades de que un paciente abandone el tabaquismo. Las personas tienen las mismas probabilidades de abandonar el tabaquismo cuando consumen bupropión que cuando consumen nortriptilina o terapia de reemplazo de nicotina; sin embargo, las personas que consumen vareniclina tienen más probabilidades de abandonar el tabaquismo que las que consumen bupropión.

Certeza de la evidencia

Existe evidencia de certeza alta de que el bupropión ayuda a las personas a abandonar el tabaquismo, por lo que es muy poco probable que los estudios de investigación adicionales modifiquen esta conclusión. Sin embargo, también existe evidencia de certeza alta que sugiere que las personas que consumen bupropión tienen más probabilidades de dejar de tomar el medicamento debido a los efectos desagradables que quienes toman un comprimido sin medicamento (placebo). La certeza de la evidencia fue moderada, baja o muy baja para las otras cuestiones claves que se analizaron. Esto significa que los hallazgos de estas cuestiones podrían cambiar cuando se realicen más investigaciones. En la mayoría de los casos, esto se debió a que no hubo suficientes estudios, o bien a que los estudios eran demasiado pequeños.

Conclusiones de los autores: 

Hay evidencia de certeza alta de que el bupropión pueda servir para el abandono del hábito de fumar a largo plazo. No obstante, el bupropión también aumenta el número de eventos adversos, como los EA psiquiátricos, y existe evidencia de certeza alta de que las personas que toman bupropión tienen más probabilidades de interrumpir el tratamiento en comparación con el placebo. Sin embargo, no hay evidencia clara que indique si quienes toman bupropión presentan más o menos EAG que quienes toman placebo (certeza moderada). La nortriptilina también parece tener un efecto beneficioso en las tasas de abandono del tabaquismo en comparación con el placebo. La evidencia indica que el bupropión podría ser igual de efectivo que la TRN y la nortriptilina para ayudar a abandonar el tabaquismo, pero que es menos efectivo que la vareniclina. No hay evidencia suficiente para determinar si los demás antidepresivos investigados, como los ISRS, sirven para el abandono del hábito de fumar; además, cuando se analizan los resultados de seguridad y de tolerancia, en la mayoría de los casos, la escasez de datos dificulta la extracción de conclusiones. Debido a la evidencia de certeza alta, es poco probable que los estudios adicionales que investiguen la eficacia del bupropión frente al placebo cambien esta interpretación del efecto, ya que no proporcionan una justificación definida para elegir el bupropión para el abandono del hábito de fumar en lugar de las ayudas de primera línea ya disponibles para el abandono del hábito de fumar. Sin embargo, es importante que cuando se realicen estudios sobre los antidepresivos para el abandono del hábito de fumar, dichos estudios midan e informen claramente sobre la seguridad y la tolerabilidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Si bien los perfiles farmacológicos y los mecanismos de los antidepresivos son variados, existen motivos habituales por los que podrían servir para el abandono del tabaquismo. En primer lugar, la abstinencia de nicotina puede producir síntomas depresivos y los antidepresivos podrían aliviarlos. Además, algunos antidepresivos podrían afectar las vías neuronales o los receptores involucrados en la adicción a la nicotina.

Objetivos: 

Evaluar la evidencia de la eficacia, la seguridad y la tolerabilidad de los medicamentos con propiedades antidepresivas para ayudar a abandonar el hábito de fumar a largo plazo en quienes fuman cigarrillos.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Especializado del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco (Cochrane Tobacco Addiction Group), que incluye informes de ensayos indexados en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, Embase y PsycINFO, clinicaltrials.gov, y en otras revisiones y resúmenes de congresos, en mayo 2019.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) que reclutaron a fumadores y compararon medicamentos antidepresivos con placebo o ningún tratamiento, una farmacoterapia alternativa o el mismo medicamento utilizado de forma diferente. Los análisis de eficacia excluyeron los ensayos con menos de seis meses de seguimiento. Se incluyeron ensayos con cualquier duración del seguimiento en los análisis de seguridad.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos y se evaluó el riesgo de sesgo mediante los métodos Cochrane estándar. Para evaluar la certeza de la evidencia se utilizó GRADE.

La medida de resultado primario fue el abandono del hábito de fumar después de al menos seis meses de seguimiento, expresado como riesgo relativo (RR) e intervalos de confianza (IC) del 95%. Se utilizó la definición más rigurosa de abstinencia disponible en cada ensayo, y las tasas bioquímicamente validadas, si estaban disponibles. Cuando fue apropiado, se realizó un metanálisis mediante un modelo de efectos fijos.

Asimismo, se presentó incidencia de los resultados de seguridad y de tolerancia, como los eventos adversos (EA), los eventos adversos graves (EAG), los eventos adversos psiquiátricos, las crisis epilépticas, las sobredosis, los intentos de suicidio, la muerte por suicidio, la mortalidad por todas las causas y el abandono del ensayo debido a las drogas, como RR (IC del 95%).

Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron 115 estudios (33 estudios nuevos en esta actualización); la mayoría reclutó a participantes adultos de la comunidad o de clínicas para el abandono del hábito de fumar. Se consideró que 28 de los estudios tenían un riesgo de sesgo alto; sin embargo, restringir los análisis exclusivamente a los estudios con un riesgo bajo o incierto no modificó la interpretación clínica de los resultados. Hubo evidencia de certeza alta de que el bupropión aumentó las tasas de abandono del hábito de fumar a largo plazo (RR 1,64; IC del 95%: 1,52 a 1,77; I2 = 15%; 45 estudios, 17 866 participantes). No hubo suficiente evidencia para establecer si los participantes que tomaron bupropión tenían más probabilidades de informar sobre EAG en comparación con los que tomaron placebo. Los resultados fueron imprecisos y los IC no incluyeron ninguna diferencia (RR 1,16; IC del 95%: 0,90 a 1,48; I2 = 0%; 21 estudios, 10 625 participantes; evidencia de certeza moderada, se disminuyó un nivel debido a la imprecisión). Se encontró evidencia de certeza alta de que el consumo de bupropión provocó más abandonos del ensayo debido a los eventos adversos del fármaco que el placebo (RR 1,37; IC del 95%: 1,21 a 1,56; I2 = 19%; 25 estudios, 12 340 participantes). Los participantes asignados al azar al bupropión también tuvieron más probabilidades de informar sobre los EA psiquiátricos en comparación con los asignados al azar al placebo (RR 1,25; IC del 95%: 1,15 a 1,37; I2 = 15%; 6 estudios, 4439 participantes).

También se investigó la seguridad y la eficacia del bupropión combinado con otras terapias no antidepresivas para el abandono del hábito de fumar. No hubo suficiente evidencia para establecer si la combinación de bupropión y terapia de reemplazo de nicotina (TRN) generó tasas de abandono del hábito superiores a las de la TRN sola (RR 1,19; IC del 95%: 0,94 a 1,51; I2 = 52%; 12 estudios, 3487 participantes), o si la combinación de bupropión y vareniclina generó tasas de abandono del hábito superiores a las de vareniclina sola (RR 1,21; IC del 95%: 0,95 a 1,55; I2 = 15%; 3 estudios, 1057 participantes). Se consideró que la certeza de la evidencia era baja y moderada, respectivamente; en ambos casos se debió a la imprecisión y también a la falta de uniformidad de la primera. Los datos de seguridad fueron escasos para estas comparaciones, lo que dificultó el establecimiento de conclusiones claras.

Un metanálisis de seis estudios proporcionó evidencia de que el bupropión generó tasas de abandono del hábito de fumar inferiores a la vareniclina (RR 0,71; IC del 95%: 0,64 a 0,79; I2 = 0%; 6 estudios, 6286 participantes), en tanto que no hubo evidencia de una diferencia en la eficacia entre el bupropión y la TRN (RR 0,99; IC del 95%: 0,91 a 1,09; I2 = 18%; 10 estudios, 8230 participantes).

También se encontró cierta evidencia de que la nortriptilina ayudó con el abandono del hábito de fumar en comparación con el placebo (RR 2,03; IC del 95%: 1,48 a 2,78; I2 = 16%; 6 estudios, 975 participantes), en tanto que no hubo evidencia suficiente para determinar si el bupropión o la nortriptilina fueron más efectivos en comparación con los demás (RR 1,30 [a favor del bupropión], IC del 95%: 0,93 a 1,82; I2 = 0%; 3 estudios, 417 participantes). No hubo evidencia de que alguno de los demás antidepresivos investigados (incluida la hierba de San Juan, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina [ISRS], los inhibidores de la monoaminooxidasa [IMAO]) tuviera un efecto beneficioso para el abandono del hábito de fumar. Los hallazgos fueron escasos e inconsistentes en cuanto a si los antidepresivos, principalmente el bupropión y la nortriptilina, representaron un beneficio particular para los pacientes con depresión actual o pasada.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save