Podcast: ¿Qué efectividad tiene el cribado para el SARS-CoV-2?

Los programas de cribado existen para muchas enfermedades y la pandemia de covid-19 ha provocado el debate de si se debería hacer un cribado de la población para el SARS-CoV-2, que es el virus que causa la covid-19. Una revisión rápida Cochrane, cuya autora principal es Meera Viswanathan del RTI International en Estados Unidos, aborda esta cuestión.

Este podcast ha sido traducido por Andrea Cervera y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

- Leer la transcripción

Los programas de cribado existen para muchas enfermedades y la pandemia de covid-19 ha provocado el debate de si se debería hacer un cribado de la población para el SARS-CoV-2, que es el virus que causa la covid-19. Una revisión rápida Cochrane, cuya autora principal es Meera Viswanathan del RTI International en Estados Unidos, aborda esta cuestión. 

Este podcast ha sido traducido por Andrea Cervera y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

El cribado universal implica acciones como comprobar la temperatura corporal o los síntomas, hacer pruebas diagnósticas rápidas o combinar estas estrategias en personas que no se sabe si están contagiadas. Puede realizarse en muchos lugares. Se puede tomar la temperatura o preguntar por los síntomas, o incluso realizar una prueba rápida de saliva, al entrar en un edificio o antes o después de viajar. Si el cribado sugiere que la persona podría estar contagiada, se debe seguir una serie de acciones en cascada, incluida una prueba diagnóstica de confirmación y aislamiento, y rastreo de contactos y aislamiento de estos. Estos pasos podrían ayudar a prevenir la propagación del virus, pero solo si la estrategia de cribado universal es beneficiosa y la revisión indica, al menos por el momento, que probablemente no lo es.
Se comenzó la revisión con una búsqueda muy amplia de estudios elegibles y se hallaron muchos realizados en los últimos seis meses. Se encontraron estudios sobre cribado de síntomas, temperatura, antecedentes de desplazamientos, exposición a personas infectadas, exposición a personas infectadas o sospechosas de estarlo, estrategias combinadas y una prueba rápida, conocida como RT-LAMP.
Los resultados principales provienen de 17 estudios que incluyeron a más de 17 000 pacientes y mostraron que el cribado esporádico no es exacto. Por ejemplo, si se realiza un cribado en 100 personas infectadas, el virus no se detectará en entre 20 y 100 de estas. Por lo que, en el mejor de los casos, estas estrategias no detectarán una quinta parte de las personas que podrían infectar a otros. Y en el peor de los casos, ¡no detectarán a ninguna de las 100!
Estas estrategias de cribado también presentan problemas cuando se trata de confirmar que alguien no tiene el virus. Por ejemplo, si se realiza un cribado a 100 personas sin la enfermedad, hasta 38 de estas serán identificadas incorrectamente como infectadas. En otras palabras, más de un tercio de las personas sanas podrían someterse innecesariamente a más pruebas, aislamiento y a un rastreo de sus contactos.
También hay otros aspectos a considerar acerca de los estudios de la revisión. En general, no informaron acerca de sus hallazgos de manera muy clara, por lo que no es posible estar seguros de la fiabilidad de estos resultados. Además, compararon los resultados del cribado con la supuesta prueba de referencia, la RT-PCR, que no siempre es exacta.
Por lo tanto, la conclusión de la revisión es que estas estrategias de cribado no son demasiado exactas. Para que funcionen en el futuro, se necesitan al menos tres elementos: primero, las estrategias de cribado deben ser más sensibles que las que se han evaluado hasta la fecha; segundo, se necesita una infraestructura robusta para hacer pruebas, rastrear, aislar, poner en cuarentena, etc.; y tercero, la población debe prestarse al cribado, de manera que estén dispuestos a ser cribados, someterse a pruebas, proporcionar sus contactos para rastrearlos y aislarse de ser necesario. Mientras tanto, los esfuerzos deben continuar centrándose en las estrategias que se sabe que funcionan, como las mascarillas, la distancia física, el equipo de protección individual apropiado para los trabajadores de primera línea y el aislamiento en caso de covid-19.

Si desea leer más acerca de los estudios de cribado que se han realizado, la versión completa de esta revisión está disponible de manera gratuita en la Biblioteca Cochrane. En internet podrá encontrarla si busca ‘revisión Cochrane de cribado para SARS-CoV-2'.

Cerrar transcripción
Share/Save