Podcast: Efectos a largo plazo de la radioterapia para el tratamiento del glioma en la actividad cerebral

En marzo de 2021, el Grupo Cochrane de Neurooncología publicó una serie de ocho nuevas revisiones sistemáticas complejas sobre temas prioritarios para la comunidad relacionada con los tumores cerebrales. Estos temas se seleccionaron a partir de las preguntas más importantes que permanecen sin respuesta identificadas por personas vinculadas a esta área siguiendo la James Lind Alliance Priority Setting Partnership, que agrupa a los pacientes y al público junto a los médicos. Este podcast trata la revisión acerca de los efectos neurocognitivos y otros efectos secundarios a largo plazo del uso de la radioterapia como tratamiento para el glioma.

Este podcast ha sido traducido por Yasmín García y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

- Leer la transcripción

En marzo de 2021, el Grupo Cochrane de Neurooncología publicó una serie de ocho nuevas revisiones sistemáticas complejas sobre temas prioritarios para la comunidad relacionada con los tumores cerebrales. Estos temas se seleccionaron a partir de las preguntas más importantes que permanecen sin respuesta identificadas por personas vinculadas a esta área siguiendo la James Lind Alliance Priority Setting Partnership, que agrupa a los pacientes y al público junto a los médicos. Este podcast trata la revisión acerca de los efectos neurocognitivos y otros efectos secundarios a largo plazo del uso de la radioterapia como tratamiento para el glioma.

Este podcast ha sido traducido por Yasmín García y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

La radioterapia puede provocar cambios en la materia blanca y gris del cerebro, alrededor del área de tratamiento. Por lo general, estos cambios comienzan uno o dos años después de la radioterapia y empeoran lentamente con el paso de los años. Causan ralentización de la velocidad del pensamiento, la realización de varias tareas y mala memoria. La frecuencia y la gravedad se relacionan con la forma en que se administra la radioterapia y, cuanto mayor es el paciente, más pronto tienden a aparecer.
Se consideró importante realizar una revisión en esta área para reunir toda la evidencia, poder analizarla con los pacientes y trabajar con ellos para tomar la mejor decisión respecto a su tratamiento. Por ejemplo, los gliomas con bajo potencial agresivo, llamados de grado 2 o grado 3 de la OMS, se asocian con una supervivencia a largo plazo en la que la mayoría de los pacientes presentan convulsiones, pero se encuentran bien. Debido a que el glioma de grado 2 crece muy lentamente, existe un equilibrio entre tratar el tumor de forma temprana con radioterapia y quimioterapia o simplemente monitorizarlo, tratar cualquier posible convulsión y luego tratar el tumor más adelante. Se trata de un enfoque razonable porque no hay evidencia de que el tratamiento temprano influya en la supervivencia general de los pacientes con este tipo de glioma. Sin embargo, la radioterapia con o sin quimioterapia mejora la supervivencia sin progresión, por lo que es necesario conocer mejor los efectos secundarios para tomar una decisión sopesada.
El objetivo general de esta revisión sistemática fue evaluar los efectos neurocognitivos y otros efectos secundarios a largo plazo de la radioterapia frente a sin radioterapia; la radioterapia frente a la quimioterapia; la radioterapia con quimioterapia frente a la radioterapia sola, y diferentes tipos y dosis de radioterapia en jóvenes y adultos con glioma cerebral.
Se analizaron los ensayos aleatorizados y no aleatorizados y los estudios controlados tipo antes y después en los que los desenlaces neurocognitivos se evaluaron a los dos años o más del tratamiento del paciente.
Se encontraron nueve ensayos aleatorizados que incluyeron a más de 2400 personas: siete ensayos se realizaron en personas con glioma de grado 2 y dos en personas con enfermedad de grado 3. Debido a la naturaleza del cáncer cerebral, muchas personas no completaron las evaluaciones de seguimiento en los ensayos y se disponía de datos finales de solo una minoría de personas; no obstante, se pueden establecer algunas conclusiones.
Por ejemplo, se puede decir que la radioterapia temprana para los gliomas de grado inferior con un buen pronóstico podría aumentar el riesgo de efectos secundarios neurocognitivos cinco años o más después del tratamiento. Un estudio mostró que, después de 12 años, el deterioro cognitivo era casi el doble de frecuente en el grupo que recibió radioterapia temprana, pero otro estudio no mostró diferencias significativas a los cinco años. No hubo diferencias entre la radioterapia a dosis baja y a dosis más alta a los dos a cinco años, pero al parecer es menos probable que la radioterapia focalizada cause problemas neurocognitivos a los cinco años en comparación con la radioterapia convencional.
En el caso de la combinación de radioterapia y quimioterapia: la radioterapia seguida de quimioterapia no mostró diferencias en comparación con la radioterapia sola entre los dos y cinco años, pero quizás se requiera más tiempo antes de que los efectos secundarios se vuelvan más evidentes y graves.
En esta revisión no se analizaron los efectos beneficiosos de la radioterapia y la quimioterapia para estos tumores de grado inferior, pero hay ensayos en curso que analizan si existen beneficios en cuanto a la supervivencia con el tratamiento temprano en casos con ciertos marcadores moleculares. Sin embargo, se sabe que cuando existe un tumor persistente o recidivante en el glioma de grado 2, la quimiorradioterapia es mejor que la radioterapia sola para prolongar la supervivencia.
Todavía hay mucha incertidumbre sobre el mejor momento para administrar la radioterapia sin quimioterapia en estos gliomas de grado inferior. Se tiene la esperanza de que los nuevos tratamientos prolonguen la supervivencia, pero existe la preocupación de que vayan acompañados de efectos secundarios neurocognitivos más graves en aquellas personas que sobreviven más allá de los cinco años. Se necesitan ensayos aleatorizados de calidad para resolver este problema y la evaluación neurocognitiva debe ser una parte integral del seguimiento a largo plazo en los ensayos que incluyen radioterapia para los gliomas de grado inferior. Dichos ensayos también deben evaluar otros efectos potenciales a largo plazo y evaluar los costes y la coste-efectividad.

Si desea leer la revisión, está disponible en la Biblioteca Cochrane punto com. La encontrará si escribe "efectos secundarios neurocognitivos y glioma" en el cuadro de búsqueda.

Cerrar transcripción
Share/Save