Podcast: Uso domiciliario de dispositivos de limpieza interdental, además del cepillado de los dientes, para la prevención y el control de las periodontopatías y la caries dental

Muchas personas usan el cepillo de dientes para eliminar la placa dental que se acumula en la superficie de los dientes,  pero ¿cómo se llega a la placa situada entre los dientes? ¿Se debería además usar hilo dental o cepillos interdentales? Una Revisión Cochrane relevante se publicó en abril de 2019 y se le preguntó a la autora principal, Helen Worthington del Grupo Cochrane de Salud Oral de la Universidad de Manchester en Inglaterra que contestara a estas preguntas.

- Leer la transcripción

Muchas personas usan el cepillo de dientes para eliminar la placa dental que se acumula en la superficie de los dientes,  pero ¿cómo se llega a la placa situada entre los dientes? ¿Se debería además usar hilo dental o cepillos interdentales? Una Revisión Cochrane relevante se publicó en abril de 2019 y se le preguntó a la autora principal, Helen Worthington del Grupo Cochrane de Salud Oral de la Universidad de Manchester en Inglaterra que contestara a estas preguntas.

Este podcast ha sido traducido y grabado por Laura Samsó, del Centro Cochrane Iberoamericano.

El mantenimiento de una buena salud bucal y dental depende, en gran parte, en la eliminación de la placa dental que se acumula y la mayoría de gente utiliza el cepillo de dientes para conseguirlo. Pero los cepillos de dientes no alcanzan las áreas entre los dientes, que es donde empiezan y se desarrollan las periodontopatías (enfermedades de las encías) y es allí donde el hilo dental y los cepillos interdentales pueden ser de ayuda. Se ha evaluado si el uso de estas ayudas interdentales contribuye en la prevención o disminución de las enfermedades de las encías, la placa y la caries dental, y se ha encontrado cierta evidencia a favor aunque es de baja calidad.
Hubo bastantes estudios. Se identificaron 35 ensayos aleatorizados con casi 4.000 pacientes adultos y estos no encontraron eventos adversos graves causados por los dispositivos. Lo más evaluado fue el hilo dental. Su uso junto con el cepillado de dientes se comparó con cepillado de dientes solo en 15 ensayos, con cepillo interdental en 9 ensayos y con irrigadores orales en 5 ensayos. El hilo dental también se comparó con cepillos interdentales y palillos de limpieza, hecho de madera, de goma o de elastómero. Estos dispositivos también se compararon con el cepillado de dientes solo y otra comparación fue entre palillos de limpieza de goma o elastoméricos y cepillos interdentales. 
Ninguno de estos ensayos evaluó la caries en las superficies entre los dientes, y la mayoría no evaluaron la periodontitis, una forma grave de enfermedad de las encías. La gingivitis (que incluye enrojecimiento, inflamación y sangrado de las encías) y la placa fueron ampliamente medidas, pero a menudo se usaron escalas diferentes. Esto dificulta la interpretación de los resultados, especialmente porque no se sabe cuánta diferencia es relevante entre estas escalas.
Con todo esto, se puede concluir que existe evidencia de baja calidad sobre que el uso de hilo dental, de cepillos interdentales y de irrigadores orales puede reducir la gingivitis. También existe evidencia de muy baja calidad sobre que el uso de cepillos interdentales y de palillos de limpieza de goma o elastómero puede disminuir la placa. Al comparar unos dispositivos interdentales con otros, parece que los cepillos interdentales y los irrigadores orales son mejores que el hilo dental para la reducción de la gingivitis. No obstante, una vez más, esto está basado en evidencia de baja o muy baja calidad.
En resumen, el uso de hilo dental o cepillos interdentales junto con el cepillo de dientes puede reducir la gingivitis, la placa o ambos, en mayor grado que el cepillo de dientes solo, y los cepillos interdentales pueden ser más efectivos que el hilo dental. Pero solo hay una certeza baja o muy baja en la evidencia que sustenta estos hallazgos, y se desconoce si estos efectos son suficientemente grandes como para ser clínicamente relevantes. Para superar estas limitaciones, es necesario que los futuros estudios aborden algunos de los problemas de los estudios actuales. Es necesario que se midan los desenlaces durante un período de tiempo más largo y que los estudios incluyan a participantes con un rango más amplio de niveles de inflamación gingival basal. 
El mensaje final es que, lamentablemente, la evidencia actual no dice realmente si vale la pena usar estos dispositivos para prevenir o controlar las periodontopatías o la caries dental. Sin embargo, dado su bajo coste y la falta de evidencia sobre efectos secundarios importantes, no hay mucho que perder si se prueban. Cuanto menos, pueden ayudar a poner más cuidado en el cepillado de dientes y, por tanto, a mejorar la salud oral. 

Si quiere saber más acerca de los diferentes dispositivos interdentales y sus efectos, e informarse sobre actualizaciones de esta revisión Cochrane en caso de que se lleven a cabo más estudios, solamente vaya a Biblioteca Cochrane punto com. Con una simple búsqueda de “dispositivos de limpieza interdentales” obtendrá  la revisión en primer puesto de la lista.

Cerrar transcripción
Share/Save