Podcast: Niacina para personas con o sin enfermedad cardiovascular establecida

Los infartos y los accidentes cerebrovasculares son las causas más comunes de muerte, enfermedad, discapacidad así como también son la causa de una disminución de la calidad de vida en los países industrializados. Varias Revisiones Cochrane buscan formas de prevenir estos eventos cardiovasculares.  Una nueva revisión de junio de 2017 analiza la evidencia de una vitamina B llamada niacina. Uno de los autores de esta revisión, Matthias Briel, del Instituto de Epidemiología Clínica y Bioestadística de Basilea, Suiza, describe los hallazgos en este podcast.

Este podcast ha sido traducido por Elisenda Parellada y grabado por Salomé Planas, del Centro Cochrane Iberoamiericano.

 

- Leer la transcripción

Narradora: Los infartos y los accidentes cerebrovasculares son las causas más comunes de muerte, enfermedad, discapacidad así como también son la causa de una disminución de la calidad de vida en los países industrializados. Varias Revisiones Cochrane buscan formas de prevenir estos eventos cardiovasculares.  Una nueva revisión de junio de 2017 analiza la evidencia de una vitamina B llamada niacina. Uno de los autores de esta revisión, Matthias Briel, del Instituto de Epidemiología Clínica y Bioestadística de Basilea, Suiza, describe los hallazgos en este podcast.
Este podcast ha sido traducido por Elisenda Parellada y grabado por Salomé Planas, del Centro Cochrane Iberoamiericano.

Matthias: El principal grupo de fármacos utilizados para prevenir infartos y accidentes cerebrovasculares son las estatinas, y se ha demostrado que éstas producen una reducción significativa del riesgo de padecerlos. Sin embargo, muchos eventos cardíacos ocurren incluso cuando las personas toman estatinas y algunas personas no pueden tolerar bien el tratamiento con estatinas o tienen contraindicaciones que impiden el uso de estos medicamentos. Por lo tanto, se necesitan alternativas.
La niacina, o vitamina B3, es uno de los medicamentos considerados más prometedores para reducir el riesgo restante, ya que disminuye las lipoproteínas de baja densidad o el colesterol LDL (el llamado "colesterol malo"), los triglicéridos y la lipoproteína (a). Actualmente, también es el fármaco disponible más efectivo para aumentar los niveles de lipoproteínas de alta densidad o colesterol HDL (el "colesterol bueno"), pero tiene algunos efectos secundarios. Estos incluyen enrojecimiento de la piel que se produce en aproximadamente el 70% de los pacientes, y mucho menos frecuentemente, dolor de cabeza, picores y síntomas gastrointestinales.
Por lo tanto, es importante saber la efectividad de este tratamiento y nuestro objetivo al realizar esta revisión Cochrane fue evaluar los efectos de la terapia con niacina versus placebo cuando se administra como monoterapia o como complemento de la terapia con estatinas en personas con enfermedades cardiovasculares o con riesgo de padecerlas. Teníamos especial interés en ver qué sucedía con los resultados en referencia a los accidentes cardiovasculares y los infartos, y también examinar los posibles efectos secundarios.
Identificamos 23 ensayos controlados aleatorios que eran elegibles con casi 40.000 participantes para comparar la niacina con el placebo. La mayoría de los participantes tenían alrededor de 65 años y ya habían tenido un infarto de miocardio. Los ensayos evaluaron la niacina versus el placebo durante un período de entre seis meses y cinco años, y 17 de los estudios fueron financiados total o parcialmente por el fabricante del medicamento con un interés comercial en los resultados.
Nuestros análisis muestran que la niacina no redujo el número de muertes, infartos o accidentes cerebrovasculares, y casi una de cada cinco personas tuvo que dejar de tomar niacina debido a los efectos secundarios. Los resultados no difirieron entre los participantes que habían o no tenido un ataque al corazón antes de unirse al ensayo. Tampoco difirieron entre los participantes que tomaban o no una estatina.
Así, como resumen breve: esta evidencia de calidad moderada a alta no muestra evidencia de beneficios clínicos del tratamiento con niacina en la prevención primaria y secundaria de los eventos de enfermedades cardiovasculares.

Narradora: Si desea leer más acerca de esta evidencia, la Revisión Cochrane completa contiene todos los detalles de los estudios y sus resultados. Puede visitar la BibliotecaCochrane.com y buscar "niacina y ataque cardíaco".

Cerrar transcripción
Share/Save