Podcast: Uso de suplementos de corteza de pino para ayudar a tratar diversas enfermedades crónicas

Los suplementos de extracto de corteza de pino se comercializan para prevenir o tratar una amplia variedad de enfermedades crónicas y una revisión Cochrane de septiembre de 2020 evalúa la evidencia acerca de su eficacia y seguridad.

Este podcast ha sido traducido por Andrea Cervera y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

- Leer la transcripción

Los suplementos de extracto de corteza de pino se comercializan para prevenir o tratar una amplia variedad de enfermedades crónicas y una revisión Cochrane de septiembre de 2020 evalúa la evidencia acerca de su eficacia y seguridad.

Este podcast ha sido traducido por Andrea Cervera y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

El ingrediente principal del extracto de corteza de pino es un poderoso antioxidante llamado pro anto cia nidina, que también se encuentra en algunas frutas, frutos secos, vino tinto, té y chocolate. Se encuentra en varios suplementos alimenticios pero la fuente y la cantidad de proantocianidina en ellos varía, al igual que otros ingredientes que puedan contener. Los fabricantes de suplementos patrocinan estudios y afirman que sus productos se basan en resultados de la investigación científica. El objetivo es recopilar la investigación relevante para ayudar a los consumidores a tomar decisiones fundamentadas sobre el uso de los suplementos de corteza de pino.
Se buscaron ensayos aleatorizados que analizaran estos suplementos en adultos o niños con cualquier trastorno crónico. Se quiso abordar enfermedades como las cardiopatía, el ictus o el cáncer y otras inespecíficas como el dolor o la fatiga. Se utilizaron variables principales basadas en los trastornos de los pacientes y se agruparon en desenlaces comunicados por el paciente (como el dolor articular en la artrosis) y desenlaces comunicados por el investigador (como los niveles de colesterol). También se buscaron datos de mortalidad por cualquier causa e información sobre efectos adversos graves y leves.
Se identificaron 27 ensayos aptos, con 1641 participantes en total, que evaluaron los suplementos de extracto de corteza de pino para diez trastornos crónicos diferentes, incluido el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), el asma, la cardiopatía y sus factores de riesgo, la insuficiencia venosa crónica, la diabetes, la disfunción eréctil, la disfunción sexual femenina, la osteopenia, la artrosis y el traumatismo craneoencefálico. Sin embargo, pocos de estos estudios proporcionaron la información necesaria. Los resultados fueron contradictorios y, aunque algunos estudios sí que apuntaban a un posible beneficio del extracto, debemos ser precavidos por varios motivos. Por ejemplo, el bajo número de personas con cada enfermedad supone que los hallazgos podrían deberse simplemente al azar y, a pesar de que habría sido deseable agrupar en cierta medida los resultados en metanálisis para superar esta limitación, no fue posible debido a las variaciones entre los estudios en aspectos como las variables que utilizaron y cómo se midieron estas.También hubo problemas en el diseño de los estudios y en su publicación que podrían haber conllevado sesgos y no es posible asegurar que otros estudios de tamaños similares pero con menos resultados positivos no estén publicados o disponibles.
La conclusión principal es que la evidencia disponible actualmente no es suficiente para apoyar afirmaciones acerca de los beneficios de los suplementos de extracto de corteza de pino ni para tranquilizar a las personas con respecto a su seguridad en trastornos crónicos. Los usuarios o posibles usuarios deben saberlo y los profesionales sanitarios deben conocer la amplia variedad de enfermedades crónicas para las cuales se promocionan los suplementos de extracto de corteza de pino y la falta de evidencia acerca de su eficacia y seguridad. Esto les preparará mejor para guiar a los pacientes estén planteándose tomar suplementos de extracto de corteza de pino para su enfermedad.

Para consultar la revisión y leer más acerca de este tema puede dirigirse a la Biblioteca Cochrane punto com y buscar 'corteza de pino'.

Cerrar transcripción
Share/Save