Podcast: Probióticos para prevenir la enterocolitis necrosante en lactantes muy prematuros o de muy bajo peso al nacer

El Grupo Cochrane de Neonatología ha producido más de 400 revisiones en los últimos 25 años y se esfuerza por mantenerlas actualizadas a medida que aparecen nuevos estudios. En octubre de 2020, produjeron la tercera actualización de la revisión sobre probióticos para prevenir la enterocolitis necrosante en lactantes muy prematuros o de muy bajo peso al nacer.

Este podcast ha sido traducido por Andrea Cervera y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

- Leer la transcripción

El Grupo Cochrane de Neonatología ha producido más de 400 revisiones en los últimos 25 años y se esfuerza por mantenerlas actualizadas a medida que aparecen nuevos estudios. En octubre de 2020, produjeron la tercera actualización de la revisión sobre probióticos para prevenir la enterocolitis necrosante en lactantes muy prematuros o de muy bajo peso al nacer. 

Este podcast ha sido traducido por Andrea Cervera y locutado por Montse León del Centro Cochrane Iberoamericano.

Alrededor de uno de cada 20 bebés muy prematuros, es decir, que nacen antes de la semana 32 de gestación, o que pesan menos de 1,5 kg, sufren un trastorno digestivo grave llamado enterocolitis necrosante. Esta enfermedad hace que parte del intestino se inflame, se infecte y muera. Los bebés a menudo necesitan un largo periodo de cuidados intensivos y a veces una intervención quirúrgica y cerca de un 20% mueren. Si sobreviven, los lactantes que sufren enterocolitis necrosante, especialmente si se asocia con infecciones sanguíneas, tienen un riesgo elevado a presentar problemas del neurodesarrollo y discapacidad.
No se conoce con seguridad la causa de la enterocolitis necrosante, pero la alimentación con leche materna en lugar de leche artificial de vaca ha mostrado reducir el riesgo en lactantes muy prematuros. Esto indica que, a diferencia de la leche artificial, la leche materna contiene sustancias que favorecen el crecimiento de microorganismos probióticos (bacterias y levaduras ‘buenas’) en el intestino del lactante, a costa de los microorganismos patógenos que pueden causar infección del torrente sanguíneo.
Esto ha motivado la investigación acerca de si añadir suplementos probióticos a la leche de lactantes muy prematuros ayuda a prevenir la enterocolitis necrosante, la infección, la muerte y la discapacidad. Esta revisión incluye 56 ensayos aleatorizados con un total de más de 10.000 participantes lactantes. La mayoría de los ensayos fueron pequeños (menos de 200 participantes) y alrededor de la mitad tuvieron defectos en su diseño que podrían sesgar los hallazgos.
Los análisis combinados muestran que administrar probióticos a lactantes muy prematuros o de muy bajo peso al nacer podría reducir el riesgo de presentar enterocolitis necrosante y probablemente reduce el riesgo de muerte e infección grave, pero no existe evidencia sobre los desenlaces de discapacidad o desarrollo.
Sin embargo, a pesar de los datos, se debe ser cauteloso. Por un lado, la certeza de la evidencia sobre el efecto en la enterocolitis necrosante es baja debido a que muchos de los ensayos estaban sujetos a sesgos que podrían exagerar los beneficios y, por otro lado, es probable que los hallazgos estén distorsionados por la publicación selectiva de ensayos pequeños que mostraron grandes efectos. De manera similar, no está claro el efecto sobre la mortalidad y cuando se limitó el metanálisis a ensayos con un riesgo de sesgo bajo, no se observó que los probióticos redujeran el riesgo de muerte. Una tercera limitación a la hora de aplicar los hallazgos de la revisión es que menos ensayos proporcionaron datos para lactantes con mayor riesgo de padecer enterocolitis necrosante, lo que incluye los prematuros extremos que nacen antes de la semana 28 y los que presentan un peso extremadamente bajo al nacer de menos de 1 kg. Finalmente, otro gran reto en la aplicación de los hallazgos de la revisión es que las preparaciones de probióticos analizadas variaron ampliamente entre los ensayos. Se observaron 27 categorías distintas de especies o combinaciones de probióticos y estas variaron más dependiendo de la cepa utilizada. 
En conclusión, dada la certeza moderada a baja de los efectos de los suplementos probióticos en el riesgo de enterocolitis necrosante asociada a la morbimortalidad de lactantes muy prematuros o de muy bajo peso al nacer, conviene que los investigadores determinen si las familias y los profesionales apoyarían la realización de más ensayos de mayor tamaño y calidad para proporcionar evidencia con una calidad y aplicabilidad suficientes para informar la práctica y las políticas sanitarias. 

Si desea leer más acerca de la variedad de investigación de esta última actualización y estar informado acerca de futuras actualizaciones, puede dirigirse a la Biblioteca Cochrane punto com y buscar 'probióticos para la enterocolitis necrosante'.

Cerrar transcripción
Share/Save