Podcast: ¿Los incentivos pueden ayudar a los fumadores a dejar de fumar a largo plazo?

El hábito de fumar aún es la principal causa de muerte evitable en todo el mundo y hay más de 50 revisiones Cochrane de los efectos de las intervenciones para ayudar a las personas a dejar de fumar. Una de estas revisiones sobre el uso de incentivos publicada por última vez en 2015 y cuya autora principal es Caitlin Notley de la Universidad de East Anglia del Reino Unido,  se ha actualizado en julio de 2019.

Este podcast ha sido traducido por Yasmín García y locutado por Salomé Planas del Centro Cochrane Iberoamericano.

- Leer la transcripción

El hábito de fumar aún es la principal causa de muerte evitable en todo el mundo y hay más de 50 revisiones Cochrane de los efectos de las intervenciones para ayudar a las personas a dejar de fumar. Una de estas revisiones sobre el uso de incentivos publicada por última vez en 2015 y cuya autora principal es Caitlin Notley de la Universidad de East Anglia del Reino Unido,  se ha actualizado en julio de 2019.

Este podcast ha sido traducido por Yasmín García y locutado por Salomé Planas del Centro Cochrane Iberoamericano.

Además de su impacto en la muerte prematura, el tabaquismo también es una causa importante de desigualdades en salud, con tasas más altas de tabaquismo entre las personas de menor nivel socioeconómico, las personas con problemas de salud mental y las personas sin hogar, por ejemplo. En esta revisión actualizada se ha combinado la información de los ensayos realizados en todo el mundo donde a los fumadores se les ofrecieron incentivos para dejar de fumar, como cupones o dinero. Solo se consideraron los estudios que siguieron a las personas durante al menos seis meses y actualmente se cuenta con los resultados de 33 ensayos que incluyen a más de 21 000 participantes.
El tamaño del incentivo económico varió considerablemente entre los ensayos, desde cero en el que las personas hicieron depósitos personales, hasta cantidades desde £ 35 o US $ 45 a alrededor de £ 912 o casi US $ 1200, pero no se encontró evidencia de que las cantidades mayores fueran más efectivas que las más pequeñas.
Sin embargo, existe evidencia de certeza alta de que los incentivos mejoran las tasas de abandono del hábito de fumar durante al menos seis meses. También se determinó que los incentivos podrían continuar teniendo un impacto significativo en el abandono del hábito de fumar, incluso después de haber terminado, lo cual es un nuevo hallazgo en esta actualización.
Las personas a las que se les ofrecieron incentivos tuvieron un 50% más de probabilidades de dejar de fumar que aquellas que no recibieron incentivos. Esto significa que, entre las personas que no recibieron incentivos, aproximadamente 70 de 1000 dejaron de fumar seis meses después, pero esta cifra aumentó a 105 por 1000 entre las personas que recibieron incentivos. Aunque estas cantidades parecen pequeñas, esta es una diferencia importante por lo extremadamente difícil que es para las personas dejar de fumar, y debido al gran impacto en la salud y el bienestar a largo plazo, así como a los costes para los sistemas de salud en el tratamiento de las enfermedades relacionadas con el tabaquismo en las personas que continúan fumando. Si se puede hacer algo para ayudar a las personas a dejar de fumar, no importa cuán pequeño sea, vale la pena.
Esta revisión actualizada también incluye una nueva sección sobre los ensayos que apoyan a las embarazadas para dejar de fumar. Aunque hay menos ensayos y la calidad de éstos fue más baja en general, los resultados fueron consistentes con los hallazgos principales de esta revisión, lo que demuestra que los incentivos son efectivos para ayudar a las embarazadas a dejar de fumar. También indica que los incentivos podrían funcionar en algunos grupos difíciles de alcanzar que tienen tasas muy altas de tabaquismo, como las personas que están en tratamiento por consumo de sustancias.
En resumen, los incentivos ofrecen una vía importante para dejar de fumar que es efectiva y puede agregar valor a un enfoque integral de salud pública para reducir la prevalencia del tabaquismo, junto con otras formas de apoyo para dejar de fumar y para el control del tabaquismo, como la terapia de reemplazo de nicotina, la farmacoterapia, el apoyo conductual y el cambio a uso de cigarrillos electrónicos.

Si deseas leer la revisión completa sobre incentivos para ayudar a las personas a dejar de fumar, puedes encontrarla en bibliotecacochrane.com con una simple búsqueda de "incentivos para el abandono del hábito de fumar". También puedes encontrar evidencia Cochrane sobre las otras intervenciones que se han mencionado visitando el sitio web y navegando por las revisiones del Grupo Cochrane de Adicción al Tabaco.

Cerrar transcripción
Share/Save