¿Cuánta precisión tiene el examen cognitivo III (ACE-III) y mini-ACE de Addenbrooke para la detección de la demencia y el deterioro cognitivo leve (DCL)?

¿Por qué es importante reconocer la demencia?

Se espera que el número de personas a las que se les diagnostica demencia aumente de forma significativa en los próximos 10 años. Por lo tanto, existe una necesidad creciente de herramientas que puedan evaluar la memoria y el aprendizaje para ayudar al diagnóstico de la demencia y el DCL. El ACE-III y el mini-ACE se utilizan actualmente en la práctica clínica, aunque la evidencia sobre su exactitud para identificar la demencia no se ha establecido de forma completa.

¿Cuál era el objetivo de esta revisión?

El objetivo de esta revisión fue averiguar cuán precisos son el ACE-III y el mini-ACE en la identificación de la demencia y el DCL en una variedad de ámbitos de asistencia sanitaria. El examen se realiza en un paciente en el cual se sospecha un cuadro de demencia.

¿Qué se estudió en esta revisión?

El ACE-III tiene 21 preguntas, con una puntuación total de 100. El examen se realiza con el paciente que asistió a la consulta con demencia o en el que se sospecha de dicho trastorno. Las preguntas cubren cinco áreas diferentes de la función cerebral, y la puntuación más alta indica una mejor funcionalidad. El mini-ACE es más corto, tiene solo cinco preguntas y una puntuación total de 30. Los umbrales describen la puntuación a la que se debe considerar un diagnóstico de demencia y los mismos suelen ser de 82 u 88/100 para el ACE-III y de 21 o 25/30 para el mini-ACE.

El ACE-III y el mini-ACE no se usan por sí solos para diagnosticar la demencia, sino que ayudan a los médicos cuando se utilizan además de otra información e investigaciones clínicas.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Esta revisión incluyó siete estudios con un total de 1711 pacientes; cuatro estudios examinaron el ACE-III y tres el mini-ACE. No se combinó la información del estudio de forma estadística debido a las diferencias significativas entre los estudios.

La capacidad del ACE-III y del mini-ACE para identificar a los pacientes con demencia o DCL fue variable (entre el 70% y el 99% de los pacientes fueron identificados correctamente para demencia y entre el 64% y el 95% para el DCL). Sin embargo, hubo más variabilidad entre los estudios en el número de positivos falsos identificados por las pruebas (entre el 0% y el 96% de las personas fueron identificadas incorrectamente como con demencia y entre el 8% y el 54% de las personas fueron identificadas incorrectamente como con DCL). En los umbrales más bajos de la prueba, hubo menos positivos falsos en el diagnóstico de demencia (entre el 64% y el 100% de individuos identificados correctamente como sin demencia ni DCL).

¿Cuán fiables son los resultados de esta revisión?

Hubo algunos problemas con los métodos utilizados por los estudios: la forma en que se identificó y se reclutó a los pacientes en los estudios y la forma en que se realizaron el ACE-III y el mini-ACE no se describieron de forma adecuada. Los estudios fueron pequeños y no estudiaron a un número suficiente de pacientes como para confiar en los resultados. Estas cuestiones significan que la precisión del ACE-III y del mini-ACE puede haber parecido mejor de lo que realmente fue.

¿Para quiénes son relevantes los resultados de esta revisión?

La edad promedio en todos los estudios fue de más de 60 años. La proporción de personas con demencia fue diferente entre los estudios (intervalo: 15% a 55,6%). Todos los estudios se realizaron en un ámbito especializado, por lo que no se sabe si el ACE-III o el mini-ACE podrían utilizarse en la práctica general o en la comunidad. Cuatro estudios se realizaron en el Reino Unido, dos en China y uno en Japón.

¿Cuáles son las implicaciones de esta revisión?

En general, la calidad, el tamaño y el número de estudios incluidos no permitieron establecer una conclusión definitiva sobre si el ACE-III o el mini-ACE deben utilizarse para identificar la demencia o el DCL. Estos hallazgos solo se pueden utilizar en el ámbito hospitalario, ya que ninguno de los estudios investigó a poblaciones comunitarias o generales. El ACE-III o el mini-ACE solo deben usarse como parte de una evaluación clínica cuando se lleva a cabo un diagnóstico de demencia, y no debe confiarse en los mismos de forma aislada. Se necesita más investigación para estudiar el ACE-III y el mini-ACE en diferentes ámbitos de asistencia sanitaria, idiomas y culturas.

¿Cómo de actualizada está esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron e incluyeron estudios hasta abril 2019.

Conclusiones de los autores: 

No hay información suficiente en términos de calidad y cantidad para recomendar el uso del ACE-III o del mini-ACE para la detección de la demencia o el DCL en pacientes que se presentan a la consulta con deterioro cognitivo o con un alto riesgo de dicho trastorno. No se realizaron estudios en un ámbito de atención primaria, por lo que se desconoce la precisión del ACE-III y el mini-ACE en este entorno. Los umbrales más bajos (82 para el ACE-III, y 21 para el mini-ACE) proporcionan una mejor especificidad con una sensibilidad aceptable y pueden brindar una mejor utilidad clínica. El ACE-III y el mini-ACE solo deben utilizarse para apoyar el diagnóstico como complemento de una evaluación clínica completa. Se necesita investigación adicional para determinar la utilidad del ACE-III y el mini-ACE para la detección de la demencia, los subtipos de demencia y el DCL. Específicamente, deben determinarse los umbrales óptimos para la detección en una variedad de ámbitos (atención primaria, atención secundaria [pacientes hospitalizados y ambulatorios] y servicios comunitarios), prevalencias e idiomas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se prevé que el número de casos nuevos de demencia aumente significativamente durante la próxima década. Por lo tanto, existe una necesidad apremiante de herramientas precisas para detectar el deterioro cognitivo en la práctica clínica habitual. El examen cognitivo III (ACE-III) y el mini-ACE de Addenbrooke son pruebas cognitivas breves junto a la cama del paciente que previamente han presentado una buena sensibilidad y especificidad. Sin embargo, la calidad y la cantidad de esta evidencia no ha sido investigada de manera sólida.

Objetivos: 

Evaluar la exactitud de las pruebas diagnósticas del ACE-III y el mini-ACE para la detección de la demencia, los subtipos de demencia y el deterioro cognitivo leve (DCL) en los umbrales publicados en ámbitos de atención primaria, secundaria y comunitaria en pacientes que se presentan a la consulta con deterioro cognitivo, o en alto riesgo de este trastorno.

Estrategia de búsqueda (: 

La búsqueda de esta revisión se realizó el 13 de febrero 2019. Se hicieron búsquedas en MEDLINE (OvidSP), EMBASE (OvidSP), BIOSIS Previews (ISI Web of Knowledge), Web of Science Core Collection (ISI Web of Knowledge), PsycINFO (OvidSP), y LILACS (BIREME). No se aplicaron restricciones de idioma o de fecha a las búsquedas electrónicas y no se utilizaron filtros metodológicos con el objetivo de maximizar la sensibilidad. La búsqueda arrojó 5655 registros, de los cuales quedaron 2937 después de eliminar los duplicados. Se identificaron otros cuatro artículos más a través de los «artículos relacionados» de PubMed. No se encontraron registros adicionales con la búsqueda de citas de la lista de referencias o de la literatura gris.

Criterios de selección: 

Los estudios transversales que investigaron la exactitud del ACE-III o el mini-ACE en pacientes que se presentaron a la consulta con deterioro cognitivo o con un alto riesgo de este trastorno fueron adecuados para la inclusión. Se excluyeron los estudios de casos y controles, los de verificación diferida y longitudinales, así como los estudios que investigaron una causa secundaria de demencia. No se restringieron los estudios por idioma, y se incluyeron los que tenían umbrales predeterminados (88 y 82 para el ACE-III, y 21 o 25 para el mini-ACE).

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajo información sobre las características del estudio y de los participantes y se utilizó información sobre la prevalencia de la demencia y del DCL, la sensibilidad, la especificidad y el tamaño de la muestra para generar tablas de 2×2 en Review Manager 5. Se evaluó la calidad metodológica de los estudios incluidos con la herramienta QUADAS-2, y la calidad del informe de los estudios con la herramienta STARDdem.

Debido a la heterogeneidad significativa de los estudios incluidos y al número insuficiente de estudios, no se realizaron metanálisis.

Resultados principales: 

Esta revisión identificó siete estudios (1711 participantes en total) de diseño transversal: cuatro examinaron la precisión del ACE-III y tres la del mini-ACE. En general, la mayoría de los estudios presentaron un riesgo de sesgo y de aplicabilidad en la evaluación de la calidad bajo o incierto. Los estudios presentaron un riesgo de sesgo alto para la prueba índice (n = 4) y el estándar de referencia (n = 2). El informe de los estudios fue variable en los estudios incluidos. Ningún estudio investigó los subtipos de demencia. El ACE-III tuvo una sensibilidad variable a través de los umbrales y las poblaciones de pacientes (intervalo para la demencia a 82 y 88: 82% a 97%, n = 2; intervalo para el DCL a 88: 75% a 77%, n = 2), pero con una mayor variabilidad en la especificidad (intervalo para la demencia: 4% a 77%, n = 2; intervalo para el DCL: 89% a 92%, n = 2). De manera similar, la sensibilidad del mini-ACE fue variable (intervalo para la demencia a 21 y 25: 70% a 99%, n = 3; intervalo para el DCL a 21 y 25: 64% a 95%, n = 3) pero con una mayor variabilidad en la especificidad (intervalo para la demencia: 32% a 100%, n = 3; intervalo para el DCL: 46% a 79%, n = 3). No se identificaron estudios en poblaciones de atención primaria: cuatro estudios se realizaron en consultorios ambulatorios, un estudio en un ámbito hospitalario y en dos estudios los ámbitos no estaban claros.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save