Intervenciones mediadas por el paciente para mejorar la práctica profesional

¿Cuál es el objetivo de la revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane era evaluar si los pacientes pueden cambiar la eficiencia de los profesionales de la asistencia sanitaria. Se recopilaron y analizaron todos los estudios relevantes para responder a esta pregunta y se encontraron 25 estudios.

Mensaje clave

Esta revisión indica que los pacientes pueden cambiar la práctica de los profesionales de la asistencia sanitaria a través de las tres estrategias siguientes: 1) las estrategias en que los pacientes les brindan información acerca de ellos mismos a los profesionales; 2) las estrategias en que los pacientes reciben información sobre asistencia sanitaria; y 3) las estrategias en que los pacientes participan de su educación. La ayuda en la toma de decisiones de los pacientes puede lograr poco o ningún cambio en la práctica de los profesionales; sin embargo, la certeza es baja, y estos resultados deben interpretarse cuidadosamente. Todavía se necesitan más estudios de investigación acerca de la mejor manera en la que los pacientes pueden cambiar la práctica profesional y acerca de la repercusión que tiene sobre la salud de los pacientes.

¿Qué se estudió en la revisión?

Se han estudiado muchas estrategias para ver si pueden mejorar la práctica de los profesionales y asegurarse de que los pacientes reciban la mejor atención disponible. Estas estrategias incluyen el envío de recordatorios a los profesionales, con formación adicional o recompensas económicas. Estas estrategias sólo han tenido principalmente efectos pequeños o moderados. Otra manera de cambiar la actividad de los profesionales es a través de los mismos pacientes. Estas estrategias se denominan "intervenciones mediadas por el paciente".

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

Los estudios de esta revisión evaluaron diferentes estrategias mediadas por el paciente en comparación con la atención habitual o ninguna estrategia.

Estrategias en que los pacientes brindan información a los profesionales de la asistencia sanitaria

En estos estudios, los pacientes le suministraron al profesional información acerca de su propia salud, sus inquietudes o necesidades. Por lo general, este aporte se hizo mediante un cuestionario en la sala de espera antes de una consulta. Luego se le suministró al médico esta información antes de la consulta. La revisión muestra que estas estrategias:

- probablemente mejoren el grado en que los profesionales siguen la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza moderada).

No hay seguridad acerca del efecto de estas estrategias sobre la salud del paciente, la satisfacción del paciente ni el uso de recursos porque estos resultados no se midieron en los estudios o por la certeza muy baja de la evidencia.

Estrategias en que se proporcionó información a los pacientes

En estos estudios, a los pacientes se les brindó información acerca de la atención recomendada o se les recordó que usaran los servicios, por ejemplo, para realizar un chequeo. La revisión muestra que estas estrategias:

- pueden mejorar el grado en que los profesionales siguen la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza baja);

- pueden tener poco o ningún efecto sobre la satisfacción del paciente (evidencia de certeza baja);

- pueden tener poco o ningún efecto sobre algunos resultados de salud del paciente, como el número que alcanza el control de la presión arterial (evidencia de certeza baja). Sin embargo, no hay seguridad acerca del efecto de las intervenciones sobre otros resultados de salud del paciente porque la certeza de la evidencia es muy baja. También falta información para establecer conclusiones acerca del uso de recursos.

Estrategias de educación del paciente

En estos estudios, los pacientes participaron en la educación de pacientes como los programas de autocuidado, por ejemplo, para aumentar el conocimiento acerca de su enfermedad. La revisión muestra que estas estrategias:

- probablemente mejoren el grado en que los profesionales siguen la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza moderada);

- levemente pueden mejorar algunos resultados de salud del paciente como el número que alcanza el control de la presión arterial (evidencia de certeza baja). Sin embargo, no hay seguridad acerca del efecto de estas estrategias sobre otros resultados de salud y la satisfacción del paciente y el uso de recursos porque estos resultados no se midieron en los estudios incluidos.

Estrategias de ayuda en la toma de decisiones de los pacientes

En el estudio que evaluó el efecto de la ayuda en la decisión de los pacientes, se les brindó ayuda en forma de un folleto, una ficha de trabajo individual y una cinta de audio para tomar decisiones acerca del tratamiento médico. La revisión muestra que estas estrategias:

- pueden tener poco o ningún efecto sobre el grado en que los profesionales de la asistencia sanitaria siguen la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza baja)

No hay seguridad acerca del efecto de estas estrategias sobre la salud del paciente, la satisfacción del paciente ni el uso de recursos porque estos resultados no se midieron en los estudios o por la certeza muy baja de la evidencia.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Se buscaron estudios hasta marzo de 2018 y estudios en curso hasta octubre de 2017.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró que dos tipos de intervenciones mediadas por el paciente, la información sanitaria y la educación del paciente, probablemente mejoran la práctica profesional al aumentar la adherencia de los profesionales a la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza moderada). Se considera que el efecto es pequeño a moderado. Otras intervenciones mediadas por el paciente, como la información del paciente también puede mejorar la práctica profesional (evidencia de certeza baja). La ayuda en la toma de decisiones de los pacientes puede lograr poco o ningún cambio en el número de profesionales que se adhieren a la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza baja).

Es más incierta la repercusión de estas intervenciones en la salud y la satisfacción del paciente, los eventos adversos y el uso de recursos, sobre todo debido a la evidencia de certeza muy baja o a la falta de evidencia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los profesionales de la asistencia sanitaria participan de manera significativa en la calidad de la asistencia sanitaria y la seguridad del paciente, pero su eficiencia no siempre sigue la práctica clínica recomendada. Existen muchos enfoques para influir en la práctica de los profesionales de la asistencia sanitaria. Estos enfoques incluyen auditoría y retroalimentación, recordatorios, materiales didácticos, visitas de extensión educativas, reuniones o conferencias educativas, uso de los líderes locales de opinión, incentivos financieros e intervenciones institucionales. En esta revisión, se evaluó la efectividad de las intervenciones mediadas por el paciente. Estas intervenciones tienen como finalidad cambiar la eficiencia de los profesionales de la asistencia sanitaria mediante la interacción con los pacientes o a través de la información brindada por o para los pacientes. Los ejemplos de las intervenciones mediadas por el paciente incluyen: 1) información sanitaria por el paciente, 2) información para el paciente, 3) educación del paciente, 4) retroalimentación del paciente acerca de la práctica clínica, 5) ayudas en la toma de decisiones de los pacientes, 6) pacientes o representantes de pacientes como miembros de un comité o panel y 7) entrenamiento o formación a cargo de los pacientes de los profesionales de la asistencia sanitaria.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones mediadas por el paciente en la eficiencia de los profesionales de la asistencia sanitaria (adherencia a las guías de la práctica clínica o recomendaciones para la práctica clínica).

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en MEDLINE, Ovid en marzo 2018, Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) en marzo 2017, en ClinicalTrials.gov y en el International Clinical Trials Registry (ICTRP) en septiembre 2017, en OpenGrey, en el Grey Literature Report y en Google Scholar en octubre 2017. También se cribaron las listas de referencias de los estudios incluidos y se realizaron búsquedas de referencias citadas para todos los estudios incluidos en octubre 2017.

Criterios de selección: 

Estudios aleatorios que compararon intervenciones mediadas por el paciente con la atención habitual u otras intervenciones para mejorar la práctica profesional.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron los estudios para inclusión, extrajeron los datos y evaluaron el riesgo de sesgo. Se calculó el cociente de riesgos (CR) para los resultados dicotómicos con la estadística de Mantel-Haenszel y el modelo de efectos aleatorios. Para los resultados continuos, se calculó la diferencia de medias (DM) con las estadísticas de la varianza inversa. Dos autores de revisión evaluaron de forma independiente la certeza de la evidencia (criterios GRADE).

Resultados principales: 

Se incluyeron 25 estudios con un total de 12 268 pacientes.. Cuando se informó, el número de profesionales incluidos en los estudios varió de 12 a 167. Los estudios incluidos evaluaron cuatro tipos de intervenciones mediadas por el paciente: 1) intervenciones de información sanitaria por el paciente (por ejemplo, información obtenida de los pacientes acerca de su propia salud, inquietudes o necesidades antes de un encuentro clínico), 2) intervenciones de información para el paciente (por ejemplo, cuando se informa o se les recuerda a los pacientes para que concurran a la atención recomendada), 3) intervenciones de educación del paciente (para aumentar el conocimiento de los pacientes acerca de la enfermedad y las opciones de atención, por ejemplo) y 4) ayudas al paciente acerca de la toma de decisiones (en que se le brinda información al paciente acerca de las opciones de tratamiento, con riesgos y beneficios). Para cada tipo de intervención mediada por el paciente se derivó otro metanálisis.

Las intervenciones de información por el paciente probablemente mejoren la adherencia de los profesionales a la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza moderada). Se encontró que de cada 100 pacientes consultados o tratados, 26 (IC del 95%: 23 a 30) están de acuerdo con la práctica clínica recomendada en comparación con 17 de 100 en el grupo de comparación (ninguna intervención o atención habitual). No hay seguridad acerca del efecto de las intervenciones de información sanitaria por el paciente sobre los resultados de salud esperados y la satisfacción del paciente (evidencia de certeza muy baja). Los resultados indeseables de la salud del paciente y los eventos adversos no se informaron en los estudios incluidos, y se informó de modo deficiente el uso de recursos.

Las intervenciones de información del paciente pueden mejorar la adherencia de los profesionales a la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza baja). Se encontró que de cada 100 pacientes consultados o tratados, 32 (IC del 95%: 24 a 42) están de acuerdo con la práctica clínica recomendada en comparación con 20 de 100 en el grupo de comparación (ninguna intervención o atención habitual). Las intervenciones de información para el paciente pueden tener poco o ningún efecto sobre los resultados esperados de salud y la satisfacción del paciente (evidencia de certeza baja). No hay seguridad acerca del efecto de las intervenciones de información para el paciente sobre los resultados indeseables de salud del paciente porque la certeza de la evidencia es muy baja. En los estudios incluidos no se informó de eventos adversos ni del uso de recursos.

Las intervenciones de educación del paciente probablemente mejoren la adherencia de los profesionales a la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza moderada). Se encontró que de cada 100 pacientes consultados o tratados, 46 (IC del 95%: 39 a 54) están de acuerdo con la práctica clínica recomendada en comparación con 35 de 100 en el grupo de comparación (ninguna intervención o atención habitual). Las intervenciones de educación del paciente pueden aumentar levemente el número de pacientes con resultados de salud esperados (evidencia de certeza baja). Los resultados indeseables de salud del paciente, los eventos adversos y el uso de recursos no se informaron en los estudios incluidos.

Las intervenciones de ayuda en la toma de decisiones de los pacientes pueden tener poco o ningún efecto sobre la adherencia de los profesionales a la práctica clínica recomendada (evidencia de certeza baja). Se encontró que de cada 100 pacientes consultados o tratados, 32 (IC del 95%: 24 a 43) están de acuerdo con la práctica clínica recomendada en comparación con 37 de 100 en el grupo de comparación (atención habitual). Los resultados de salud y la satisfacción del paciente, los eventos adversos y el uso de recursos no se informaron en los estudios incluidos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save