Intervenciones en embarazadas, madres primerizas y otros cuidadores de atención primaria para la prevención de caries en niños pequeños

Pregunta

¿La posibilidad de proporcionar a las embarazadas, a las madres primerizas y a otros cuidadores de atención primaria de niños durante el primer año de vida atención dental preventiva (aparte de los fluoruros) e información sobre la dieta y las prácticas de alimentación saludables de los niños previene la caries dental en los niños?

Antecedentes

La caries dental en los niños pequeños (caries en la infancia temprana o CIT) es muy frecuente y afecta a miles de millones de niños en todo el mundo, especialmente a los niños pobres. La caries en la infancia temprana puede tener efectos negativos a largo plazo sobre la salud y su tratamiento es muy costoso. Es bien sabido que el azúcar y la placa dental (bacterias en la boca) causan caries. Las actitudes, las creencias y los hábitos de las embarazadas, las madres y otros cuidadores de atención primaria influyen en la salud dental de sus niños.

Características de los estudios

Se realizaron búsquedas de la evidencia disponible hasta el 14 de enero de 2019. Se encontraron 17 ensayos controlados aleatorizados, que es el tipo de investigación que proporciona los resultados más fiables. En los ensayos participaron 23 732 cuidadores (principalmente madres) y sus niños. Los ensayos se realizaron en una combinación de países de ingresos altos, medios y bajos. Los participantes provenían de comunidades de ingresos bajos en nueve ensayos.

Once de los ensayos incluidos evaluaron intervenciones de educación y promoción de la salud bucodental, en comparación con atención habitual. Las mismas se dividieron en cuatro subcategorías: apoyo a la lactancia materna (dos ensayos), asesoramiento dietético infantil solamente (un ensayo), asesoramiento dietético y sobre la alimentación infantil (tres ensayos) o asesoramiento dietético y sobre la alimentación infantil combinado con asesoramiento sobre cómo mantener los dientes limpios (cinco ensayos).

La atención odontológica preventiva dirigida a reducir las bacterias en la boca de la madre se evaluó en seis ensayos: cuatro compararon la aplicación de un barniz especial en los dientes en comparación con un "placebo" (un tratamiento inactivo que se veía igual que el barniz), y dos compararon el uso de goma de mascar que contenía xilitol versus un gel dental de clorhexidina.

Ninguno de los ensayos incluidos evaluó programas dirigidos a mejorar el acceso a los servicios odontológicos preventivos.

Resultados principales

Se encontró alguna evidencia de que los niños cuyas madres (u otros cuidadores) recibieron asesoramiento sobre la dieta saludable y las prácticas de alimentación para los lactantes y los niños tuvieron menos probabilidades de presentar caries dental hasta los seis años de edad que los niños cuyos cuidadores recibieron atención habitual.

Las otras intervenciones de educación en salud bucodental (apoyo a la lactancia materna; asesoramiento sobre la mejor dieta infantil; asesoramiento sobre la dieta infantil, alimentación y la limpieza dental) no mostraron que estas intervenciones redujeran el riesgo de caries dental en niños pequeños en comparación con la atención habitual. Sin embargo, los resultados de estos estudios fueron muy poco claros y no es posible establecer la conclusión de que estas intervenciones no funcionan.

Se encontró evidencia contradictoria acerca de los tratamientos para reducir las bacterias en la boca de las madres y no es posible establecer conclusiones sólidas acerca de si dichas intervenciones podrían o no prevenir potencialmente la caries durante la infancia temprana.

Ninguno de los ensayos incluidos indicó haber recibido alguna financiación que pudiera haber influido en los resultados.

Conclusiones de los autores

La posibilidad de proporcionar asesoramiento sobre la dieta y la alimentación a las embarazadas, las madres u otros cuidadores con niños de hasta un año de edad probablemente reduce ligeramente el riesgo de caries dental en los niños durante los primeros años de vida. Se necesitan más estudios de alta calidad con un gran número de participantes para determinar si existen otras intervenciones con cuidadores que puedan ayudar a reducir las caries dentales en la infancia temprana y qué características de las intervenciones hacen que sean efectivas. Se conoce que hay 12 estudios actualmente en curso.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia de certeza moderada indica que la provisión de asesoramiento sobre la dieta y la alimentación a las embarazadas, las madres u otros cuidadores de niños de hasta un año de edad probablemente da lugar a una reducción ligera del riesgo de caries en la infancia temprana (CIT). La evidencia restante es de certeza baja a muy baja y no es suficiente para determinar qué otros tipos y características de las intervenciones (si existe alguna) pueden ser efectivos para prevenir la CIT.

Se justifica la realización de ECA grandes y de alta calidad de intervenciones de educación/promoción de la salud bucodental, clínicas y de políticas y acceso a los servicios, para determinar los efectos y los efectos relativos de las diferentes intervenciones e informar la práctica. Se identificaron 12 estudios actualmente en curso. Los que diseñen estudios futuros deben describir los componentes de la intervención, el contexto y los participantes, considerar si y cómo las características de la intervención y de los participantes modifican los efectos, y adoptar un enfoque consistente para medir e informar de la CIT.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La caries dental es una de las enfermedades crónicas más frecuentes de la infancia y se asocia con consecuencias sanitarias y económicas adversas para los lactantes y sus familias. Los niños en desventaja desde el punto de vista socioeconómico tienen un mayor riesgo de caries en la infancia temprana (CIT).

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las intervenciones en embarazadas, madres primerizas u otros cuidadores de atención primaria de lactantes en el primer año de vida, para la prevención de la CIT (desde el naciemiento hasta los seis años de edad).

Métodos de búsqueda: 

El especialista en información del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group) realizó una búsqueda en las siguientes bases de datos: Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health's Trials Register) (hasta el 14 de enero de 2019), Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (hasta el 22 de enero de 2019), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL, hasta el 14 de enero de 2019), MEDLINE Ovid (desde 1946 hasta el 14 de enero de 2019), Embase Ovid (1980 hasta el 14 de enero de 2019) y CINAHL EBSCO (desde 1937 hasta el 14 de enero de 2019). Se hicieron búsquedas de ensayos en curso en el US National Institutes of Health Trials Registry (ClinicalTrials.gov) y en la International Clinical Trials Registry Platform de la Organización Mundial de la Salud. No se impusieron limitaciones en cuanto al idioma o el estado de publicación.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararan una o más intervenciones en embarazadas, madres u otros cuidadores de lactantes en el primer año de vida (los tipos de intervención incluyeron educación/promoción clínica y de salud bucodental como educación sobre higiene, lactancia materna y otro asesoramiento dietético, y políticas o servicios de salud), versus atención estándar o placebo u otra intervención. Para su inclusión, los ensayos debían informar al menos un resultado de la caries.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión, de forma independiente, evaluaron la elegibilidad de los ensayos, extrajeron los datos, evaluaron el riesgo de sesgo y evaluaron la certeza de la evidencia mediante los criterios GRADE.

Resultados principales: 

Se incluyeron 17 ECA (cuatro ensayos aleatorizados grupales), con 23 732 cuidadores (principalmente madres) y sus niños. Once ECA evaluaron cuatro intervenciones de educación/promoción de la salud bucodental con respecto a la atención estándar: asesoramiento sobre la dieta infantil, asesoramiento sobre la dieta infantil y las prácticas de alimentación, promoción y apoyo de la lactancia materna, e higiene bucodental con asesoramiento sobre la dieta infantil y las prácticas de alimentación. Seis ensayos evaluaron intervenciones clínicas en la dentición materna, cuatro ensayos la aplicación y profilaxis con clorhexidina (CHX, un agente antiséptico prescrito con frecuencia) o yodo-NAF versus placebo, y dos ensayos xilitol versus CHX o CHX + xilitol. Como mucho, tres ensayos (con un máximo de 1148 niños y 130 madres) proporcionaron datos para cualquier comparación. Para muchos ensayos el riesgo de sesgo se consideró incierto debido a la falta de informe de los detalles metodológicos, y hubo un riesgo alto de sesgo de deserción en algunos ensayos. Ninguno de los ensayos incluidos indicó haber recibido alguna financiación que pudiera haber influido en los resultados. Los ensayos se realizaron en países de ingresos altos, medios y bajos. En nueve ensayos los participantes estaban en desventaja desde el punto de vista socioeconómico.

Para el asesoramiento sobre la dieta y la alimentación de los niños versus la atención estándar, se observó una probable reducción del 15% en el riesgo de presencia de caries en los dientes primarios con la intervención (RR 0,85; IC del 95%: 0,75 a 0,97; tres ensayos; 782 participantes; evidencia de certeza moderada), y puede haber una puntuación media más baja de superficies primarias cariadas, faltantes, obturadas (dmfs, por sus sigals en inglés) (DM -0,29; IC del 95%: -0,58 a 0; dos ensayos; 757 participantes; evidencia de certeza baja); sin embargo, no se conoce con certeza la diferencia entre los grupos en la puntuación media de dientes obturados, perdidos o cariados (dmft, por sus siglas en inglés) (DM -0,90; IC del 95%: -1,85 a 0,05; un ensayo; 340 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Para la promoción y el apoyo a la lactancia materna versus la atención estándar, se observó que puede haber poca o ninguna diferencia entre los grupos en el riesgo de presencia de caries en los dientes primarios (RR 0,96; IC del 95%: 0,89 a 1,03; dos ensayos; 1148 participantes; evidencia de certeza baja) o en la puntuación media de dmft (DM -0,12; IC del 95%: -0,59 a 0,36; dos ensayos; 652 participantes; evidencia de certeza baja). No se informó la puntuación de las dmfs para esta comparación.

No se conoce si el asesoramiento sobre la dieta infantil solo en comparación con la atención estándar reduce el riesgo de presencia de caries en los dientes primarios (RR 1,08; IC del 95%: 0,34 a 3,37; un ensayo; 148 participantes; evidencia de certeza muy baja). No se informaron las puntuaciones de las dmfs y los dmft para esta comparación.

En cuanto a la higiene bucodental, la dieta infantil y el asesoramiento sobre la práctica de la alimentación versus la atención estándar, se observó poca o ninguna reducción del riesgo de presencia de caries en los dientes primarios (RR 0,91; IC del 95%: 0,75 a 1,10; dos ensayos; 365 participantes; evidencia de certeza baja), y no hay certeza con respecto a la diferencia entre los grupos en cuanto a la puntuación media de las dmfs (DM -0,99; IC del 95%: -2,45 a 0,47; un ensayo; 187 participantes; evidencia de certeza muy baja) y la puntuación de los dmft (DM -0,30; IC del 95%: -0,96 a 0,36; un ensayo; 187 participantes; evidencia de certeza muy baja).

Se observó que puede haber poca o ninguna diferencia en el riesgo de presencia de caries en los dientes primarios entre el tratamiento antimicrobiano y el placebo en la dentición materna (RR 0,97; IC del 95%: 0,80 a 1,19; tres ensayos; 479 participantes; evidencia de certeza muy baja). Ninguno de los ensayos que evaluaron esta comparación informó las puntuaciones de las dmfs o los dmft.

Para el xilitol comparado con el tratamiento antimicrobiano con CHX, se observó que puede haber una puntuación media inferior de dmft con xilitol (DM -2,39; IC del 95%: -4,10 a -0,68; un ensayo, 113 participantes; evidencia de certeza baja); sin embargo, no se conoce con certeza la diferencia entre los grupos en cuanto a la presencia de caries en los dientes primarios (RR 0,62; IC del 95%: 0,27 a 1,39; un ensayo, 96 participantes; evidencia de certeza muy baja). Ningún ensayo que evaluó esta comparación informó la puntuación de las dmfs.

Ningún ensayo evaluó una política de salud ni una intervención de servicios.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save