Tratamiento inhalado de acción prolongada para despejar las vías respiratorias en la fibrosis quística

Pregunta de la revisión

Se revisó la evidencia de los efectos beneficiosos de los broncodilatadores inhalados de acción prolongada (tratamiento para despejar las vías respiratorias frecuentemente denominados "agentes de rescate") en personas con fibrosis quística.

Antecedentes

La fibrosis quística afecta a muchos sistemas del cuerpo, en particular al funcionamiento de los pulmones. Se produce una acumulación de mucosidad espesa y pegajosa que dificulta la respiración y hace que las personas con fibrosis quística sean más propensas a contraer infecciones en los pulmones. A la mayoría de las personas con fibrosis quística se les prescriben broncodilatadores de acción corta y prolongada para dilatar las vías respiratorias y mejorar los síntomas. Esta revisión sustituye en parte a una revisión anterior sobre los broncodilatadores inhalados de acción corta y de acción prolongada. Sin embargo, debido a la falta de estudios de investigación en esta área, no se tiene previsto actualizar de nuevo esta revisión de los broncodilatadores inhalados de acción prolongada.

Fecha de la búsqueda

La evidencia está actualizada hasta el: 10 de octubre de 2017.

Características de los ensayos

En la revisión se incluyeron cuatro ensayos, con un total de 1082 personas cuyas edades variaron entre cinco meses y 70 años. Los ensayos incluidos en la revisión investigaron los efectos de dos tipos diferentes de broncodilatadores inhalados de acción prolongada (agonistas beta-2, p.ej., salmeterol y antagonistas muscarínicos, p.ej., tiotropio). Los ensayos duraron entre 28 días y 12 semanas.

Resultados clave

El ensayo pequeño de agonistas beta-2 comparados con placebo (sin medicación activa) informó de cierta mejoría en la función pulmonar (volumen espiratorio forzado en un segundo [VEF1]) después del tratamiento, pero no proporcionó datos que se pudieran analizar. No informaron efectos secundarios.

Solo uno de los tres ensayos que compararon el tiotropio con un placebo informó del VEF1 (medido en litros) y encontró poca diferencia entre el tratamiento y el placebo. Dos de estos ensayos informaron sobre la calidad de vida, aunque no hubo evidencia suficiente para comentar si mejoró o no. En tres ensayos se observaron efectos secundarios, algunos de los cuales ocurrieron después del tratamiento con tiotropio, pero estos síntomas también se observaron en el grupo de personas que recibieron placebo. Los ensayos futuros mejorarían los conocimientos si midieran los efectos secundarios y la calidad de vida de una forma más significativa.

Calidad de la evidencia

Sólo 16 personas participaron en el ensayo del agonista beta-2, que sólo duró 28 días, lo que hace que los resultados sean menos fiables. Los ensayos de antagonistas muscarínicos incluyeron a 1066 personas y parecieron haber sido realizados de manera adecuada. No se considera que algún factor de diseño haya afectado los resultados de manera negativa.

Ninguno de los ensayos duró más de 12 semanas, por tal motivo es difícil realizar comentarios sobre los efectos en un período prolongado.

Conclusiones de los autores: 

Ni los broncodilatadores agonistas beta-2 de acción prolongada ni los antagonistas muscarínicos de acción prolongada demuestran una mejoría en el desenlace principal de esta revisión, el VEF1. No se observaron diferencias entre la intervención y el placebo en términos de calidad de vida o eventos adversos. La calidad de la evidencia a favor de la administración de los agonistas beta-2 fue muy baja. La administración de broncodilatadores inhalados de acción prolongada podría ayudar a disminuir la carga del tratamiento en las personas con fibrosis quística, ya que se administra con menos frecuencia que un broncodilatador inhalado de acción corta, pero los ensayos futuros podrán aprovechar el análisis de los desenlaces principales de esta revisión (modificaciones en la espirometría con respecto al valor inicial, calidad de vida y efectos adversos) a más largo plazo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La fibrosis quística es un trastorno hereditario mortal que afecta a uno de cada 2500 neonatos en el Reino Unido y a 70 000 niños y adultos en todo el mundo. Este trastorno es multifacético y afecta a muchos sistemas del organismo. El sistema respiratorio se ve particularmente afectado debido a la acumulación de secreciones espesas y a una predisposición a la infección. Al 80% de las personas con fibrosis quística se les prescriben broncodilatadores inhalados para dilatar las vías respiratorias y aliviar los síntomas. Para mejorar los síntomas respiratorios se utilizan broncodilatadores inhalados de acción corta y prolongada. Los broncodilatadores inhalados de acción corta comienzan a actuar en cuestión de minutos y, por lo general, duran entre cuatro y ocho horas (antagonistas muscarínicos). Los broncodilatadores inhalados de acción prolongada también comienzan a actuar en cuestión de minutos, pero por lo general duran alrededor de 12 horas y a veces más. Esta revisión es una de dos revisiones que reemplazan a otra que se publicó anteriormente sobre broncodilatadores inhalados de acción corta y prolongada. Sin embargo, debido a la falta de estudios de investigación en esta área, no se tiene previsto realizar más actualizaciones de esta revisión sobre broncodilatadores inhalados de acción prolongada.

Objetivos: 

Esta revisión tiene el objetivo de evaluar los broncodilatadores inhalados de acción prolongada en niños y adultos con fibrosis quística en términos de desenlaces clínicos y de seguridad. De ser posible, se previó evaluar cuál el fármaco y el régimen de dosis óptimos.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Fibrosis quística (Cochrane Cystic Fibrosis Group), compilado a partir de búsquedas en bases de datos electrónicas y búsquedas manuales en revistas y libros de resúmenes de congresos.

Fecha de la última búsqueda: 10 de octubre de 2017.

También se realizó una búsqueda separada en Embase y en las listas de referencias de los ensayos incluidos. Se realizaron búsquedas en los registros de ensayos clínicos de ensayos en curso y se estableció contacto con compañías farmacéuticas para obtener ensayos adicionales.

Fecha de la búsqueda en Embase: 11 de octubre de 2017.

Criterios de selección: 

Ensayos paralelos aleatorizados o cuasialeatorizados que compararon broncodilatadores inhalados de acción prolongada (agonistas beta-2 y antagonistas muscarínicos) con placebo, ningún tratamiento o un broncodilatador inhalado de acción prolongada diferente, en adultos y niños con fibrosis quística.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los ensayos para inclusión (según el título, el resumen y el texto completo). Los autores de forma independiente evaluaron la calidad y el riesgo de sesgo de los ensayos incluidos y extrajeron los datos. Los desacuerdos fueron resueltos por un tercero.

Resultados principales: 

Las búsquedas identificaron 195 referencias únicas, de las cuales 155 se excluyeron en función del título y del resumen. Se evaluaron los textos completos de las referencias restantes, se excluyeron 16 ensayos (28 referencias) y se incluyeron en la revisión cuatro ensayos (12 referencias) con 1082 participantes.

Un ensayo (n = 16) que midió el efecto de los agonistas beta-2 informó de una mejoría en el volumen espiratorio forzado en un segundo (VEF1) después del tratamiento (al mes), aunque el ensayo fue pequeño y con riesgo de sesgo incierto, por lo que la evidencia se consideró de calidad muy baja. El ensayo no informó sobre los desenlaces notificados por el participante, la calidad de vida ni los eventos adversos.

Tres ensayos (n = 1066) investigaron los efectos del antagonista muscarínico tiotropio en dosis de 2,5 µg y 5,0 µg, tanto a corto plazo (hasta 28 días) como a largo plazo (hasta tres meses). Sólo uno de los ensayos informó del cambio en el VEF1 (l) después de 28 días de tratamiento y no mostró diferencias significativas entre los grupos; con 2,5 µg de tiotropio, diferencia de medias (DM) -0,02 (intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,13 a 0,09), o con 5,0 µg de tiotropio, DM 0,00 (IC del 95%: -0,10 a 0,10) (evidencia de calidad moderada). Los tres ensayos de antagonistas muscarínicos proporcionaron datos sobre los eventos adversos y se encontró una escasa diferencia con el placebo con las dosis de 2,5 µg, razón de riesgos (RR) 1,01 (IC del 95%: 0,92 a 1,11) o de 5,0 µg, RR 0,98 (IC del 95%: 0,90 a 1,06). Para el análisis se dispuso de muy pocos datos de la calidad de vida y de los desenlaces notificados por el participante. Dos de los ensayos tenían un riesgo de sesgo general bajo, mientras que el resto de los ensayos tenían un riesgo general incierto.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save