Uso de diferentes métodos para detectar si un feto tiene un tamaño grande para la edad gestacional, para mejorar los resultados de salud

¿Cuál es el tema?

El feto a veces puede crecer hasta ser más grande de lo esperado y nacer con un peso alto al nacer. Cuando se sospecha el crecimiento excesivo del feto durante el embarazo, la madre puede tener visitas prenatales y pruebas programadas adicionales para evaluar su salud y la salud del feto en desarrollo.

¿Por qué es esto importante?

Las pruebas pueden detectar si hay signos de deterioro en la condición del feto o el desarrollo de complicaciones en la madre. Las combinaciones de pruebas y la frecuencia especificada varían con las políticas y los protocolos locales. Las pruebas pueden incluir recuento de los movimientos fetales, evaluación de la frecuencia cardíaca fetal (cardiotocografía), comprobación de glucosa sanguínea de la madre o el uso de ecografía para exámenes del crecimiento fetal, revisión con ecografía Doppler de los vasos sanguíneos fetales y evaluación del volumen de líquido alrededor del feto.

Los fetos grandes se asocian con mayores riesgos para la madre y el feto, que incluyen mayor riesgo de muerte intrauterina y mortinatalidad. Al nacer el recién nacido tiene un riesgo mayor de presentar niveles bajos de oxígeno, distocia de hombro, lesiones nerviosas, fractura ósea, niveles bajos de glucosa en sangre e ingreso a la unidad de cuidados intensivos neonatales. Las complicaciones maternas incluyen trabajo de parto prolongado, partos operatorios que incluyen cesárea, traumatismo perineal, hemorragia posparto y rotura uterina.

Las intervenciones que pueden enlentecer la aceleración del crecimiento y mejorar los resultados de salud para la madre y el feto incluyen asesoramiento dietético, modificación del estilo de vida y, en las pacientes con diabetes o diabetes gestacional, la monitorización de la glucemia y el tratamiento con insulina.

¿Qué pruebas se encontraron?

El 10 de agosto de 2015 se buscaron estudios pero no se encontraron ensayos controlados aleatorios que consideraran los efectos de realizar pruebas adicionales sobre los resultados de salud en las pacientes embarazadas con un crecimiento excesivo del feto después de las 20 semanas de gestación.

¿Qué quiere decir esto?

Se necesitan ensayos controlados aleatorios en esta área para informar la práctica clínica cuando se identifican fetos grandes durante un embarazo, para evaluar si las pruebas o la monitorización adicionales pueden mejorar la salud de estas embarazadas y sus fetos. También es importante identificar cualquier efecto perjudicial asociado con las pruebas y la monitorización adicional, ya que la identificación de las embarazadas con presuntos fetos grandes puede provocar ansiedad materna innecesaria con investigaciones e intervenciones adicionales, que incluyen la inducción del trabajo de parto o la cesárea.

Conclusiones de los autores: 

No se encontraron ensayos controlados aleatorios que evaluaran el efecto de los regímenes prenatales de monitorización fetal de un presunto feto con TGEG sobre resultados importantes de salud para la madre y el feto.

Durante las últimas décadas ha habido un incremento de la prevalencia de fetos con TGEG en muchos países. Por lo tanto, se requieren estudios de investigación sobre los regímenes de monitorización prenatal de los presuntos fetos con TGEG para guiar la práctica y mejorar los resultados de salud para la madre y el feto. En concreto, serían útiles los ensayos controlados aleatorios que investiguen si las evaluaciones prenatales seriadas en el consultorio y la evaluación ecográfica de los presuntos fetos con TGEG (que incluyan volumen del líquido y marcadores de adiposidad fetal) y evalúen si los métodos de monitorización mejoran los resultados de salud. Además, como existe una preocupación con respecto a que la identificación de los presuntos fetos con TGEG puede provocar ansiedad materna, investigaciones e intervenciones innecesarias, dichos ensayos necesitarían evaluar los riesgos, así como los efectos beneficiosos de los regímenes de monitorización fetal para los presuntos fetos con TGEG.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las políticas y los protocolos varían mucho para la monitorización fetal en un embarazo donde el feto tiene un tamaño presuntamente grande para la edad gestacional (TGEG). Todos al final culminan en decisiones acerca de la forma y el momento del parto. Se sabe que el TGEG se asocia con mayores riesgos para la madre y el feto. Las intervenciones basadas en los resultados del régimen de monitorización se pueden asociar con riesgos para la madre y el feto.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad o la eficacia de diferentes métodos de monitorización prenatal en fetos presuntamente grandes para la edad gestacional sobre resultados importantes de salud para la madre y el feto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 agosto 2015), ClinicalTrials.gov y en la WHO International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) (21 agosto 2015).

Criterios de selección: 

Ensayos cuasialeatorios y aleatorios grupales publicados y no publicados que compararon los efectos de regímenes prenatales descritos de monitorización fetal en pacientes con fetos presuntamente grandes para la edad gestacional.

Obtención y análisis de los datos: 

No se identificaron estudios que cumplieran con los criterios de inclusión de esta revisión.

Resultados principales: 

No hay ensayos incluidos.

Tools
Information
Share/Save