¿El ácido tranexámico administrado antes de la cirugía reduce la pérdida sanguínea en las pacientes con cáncer de ovario avanzado?

Tema:
La cirugía citorreductora (también llamada de reducción del tumor) es un procedimiento quirúrgico estándar para el cáncer de ovario epitelial avanzado. Durante la cirugía, el objetivo es extraer no solamente los ovarios, sino también el útero, las trompas de Falopio y tanto del tumor visible como sea posible. La pérdida sanguínea durante la cirugía citorreductora por mucho tiempo se ha reconocido como un contribuyente al tiempo de recuperación prolongado.

El objetivo de la revisión fue:
Evaluar la efectividad y la seguridad del ácido tranexámico para reducir la pérdida sanguínea durante la cirugía citorreductora en las pacientes con cáncer de ovario epitelial avanzado. Se buscaron los estudios de investigación científica hasta mayo de 2015 y solamente se encontró un ensayo controlado aleatorizado (considerado el valor de referencia [gold standard] del diseño de los estudios) que evaluó una dosis única de ácido tranexámico administrado por vía intravenosa antes del comienzo de la cirugía versus un placebo en pacientes a las que se les realizó cirugía citorreductora por cáncer de ovario epitelial avanzado clínicamente presunto.

¿Cuáles son los principales resultados y conclusiones?
Aunque el ácido tranexámico redujo numéricamente la pérdida sanguínea, no hubo un efecto beneficioso clínico, ya que la diferencia en la pérdida sanguínea fue mínima y no hubo diferencias en la necesidad de transfusión de sangre, lo que indica que este nivel de pérdida sanguínea no logró un cambio en el bienestar de la paciente. Además, hubo evidencia incompleta y limitada con respecto a los eventos adversos relacionados con el ácido tranexámico, de manera que se puede decir poco acerca de si el ácido tranexámico es seguro en las pacientes con cáncer de ovario avanzado. Por lo tanto, la evidencia que se encontró de un único estudio no fue suficiente para apoyar la administración profiláctica habitual del ácido tranexámico para la cirugía citorreductora. Esta revisión indica la necesidad de futuros ensayos controlados aleatorizados bien diseñados y de buena calidad que aporten más evidencia sobre la efectividad, la seguridad y la administración apropiada del ácido tranexámico.

Calidad de la evidencia:
La calidad de la evidencia fue variable; por lo tanto, en general, la solidez de la evidencia informada en esta revisión es baja, ya que se basa solamente en un estudio controlado aleatorizado pequeño.

Conclusiones de los autores: 

Actualmente, no hay evidencia suficiente para recomendar el uso sistemático del ácido tranexámico para reducir la pérdida sanguínea en las pacientes a las que se les realiza cirugía citorreductora por COE avanzado, ya que solamente se obtuvieron datos limitados de un ECA único de calidad baja con riesgo general de sesgo bajo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El cáncer de ovario es el tercer cáncer ginecológico más frecuente en todo el mundo, con una tasa de incidencia estandarizada por la edad de 6,1 por 10 000 mujeres. El tratamiento estándar para el cáncer de ovario epitelial (COE) avanzado incluye una combinación de cirugía citorreductora y quimioterapia con platino. La cirugía citorreductora tiene como objetivo extraer tanto tumor visible como sea posible. Como las metástasis intraperitoneales extensas son características del COE avanzado, la cirugía citorreductora generalmente es un procedimiento extenso con riesgo de hemorragia excesiva. El ácido tranexámico administrado perioperatoriamente es efectivo para reducir la pérdida sanguínea y las necesidades de transfusión de sangre alogénica en diversos contextos quirúrgicos. Por lo tanto, el ácido tranexámico parece ser un agente prometedor para disminuir la pérdida sanguínea y la necesidad de transfusión de sangre entre las pacientes con COE avanzado a las que se les realiza cirugía citorreductora.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del ácido tranexámico para reducir la pérdida sanguínea asociada con la cirugía citorreductora en las pacientes con COE avanzado (estadio III a IV).

Métodos de búsqueda: 

Se buscó en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Ginecología, Neurooncología y Otros Cánceres (Cochrane Gynaecological, Neuro-oncology and Orphan Cancers), el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (Número 5, 2015), MEDLINE, EMBASE y en las actas de congresos hasta mayo de 2015. Para encontrar estudios potencialmente relevantes, también se verificaron los registros de ensayos clínicos, las listas de referencias de los estudios incluidos, libros de texto clave y las revisiones sistemáticas anteriores.

Criterios de selección: 

Se incluyeron los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararon el ácido tranexámico administrado durante la cirugía versus placebo o ningún tratamiento, en pacientes adultas diagnosticadas con COE avanzado.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión (CK, AS) seleccionaron de forma independiente los ensayos potencialmente relevantes, extrajeron los datos, evaluaron el riesgo de sesgo, compararon los resultados y resolvieron los desacuerdos mediante discusión.

Resultados principales: 

Sólo se encontró un estudio que cumpliera los criterios de inclusión. Este fue un estudio multicéntrico aleatorizado doble ciego controlado con placebo realizado para evaluar la efectividad de una dosis única de ácido tranexámico intravenoso (15 mg/kg de peso corporal) versus placebo, administrado inmediatamente antes de la cirugía para reducir la pérdida sanguínea y la necesidad de transfusión de eritrocitos. La pérdida sanguínea total media calculada fue 668,34 ml y 916,93 ml para las participantes asignadas a los grupos de ácido tranexámico y placebo, respectivamente. La diferencia de medias (DM) de la pérdida sanguínea total calculada entre los grupos no mostró un efecto clínicamente importante (DM -248,59 ml; intervalo de confianza (IC) del 95% - 550,9 a 53,79; un estudio, 100 participantes; evidencia de calidad moderada). El número medio de unidades de componentes sanguíneos transfundidas no fue diferente entre los dos grupos (evidencia de baja calidad). No se observaron diferencias en la incidencia de reintervención, reingreso o eventos tromboembólicos (evidencia de muy baja calidad). Se consideró que la metodología del estudio incluido tuvo bajo riesgo de sesgo de selección, detección e informe. Sin embargo, hubo preocupación por un desequilibrio en algunas características iniciales entre los grupos, y como no había un protocolo para la transfusión de sangre, la tasa de transfusión de sangre puede variar según la práctica de cada hospital participante.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save