Administración de menos líquidos orales o intravenosos a los recién nacidos con dificultad respiratoria (taquipnea transitoria del recién nacido)

Pregunta de la revisión

¿La restricción de líquidos (es decir, la administración de una menor cantidad de líquidos por vía oral al estómago o a través de las venas) en recién nacidos con respiración rápida al nacer debido a un retraso en la eliminación del líquido pulmonar fetal normal (una afección denominada "taquipnea transitoria del recién nacido") reduce la duración del tratamiento con oxígeno?

Antecedentes

La taquipnea transitoria (respiración anormalmente rápida) del recién nacido se caracteriza por una frecuencia respiratoria alta (más de 60 respiraciones por minuto) y signos de dificultad respiratoria (dificultad para respirar). Habitualmente aparece en las dos primeras horas de vida en los recién nacidos con 34 semanas de edad gestacional o más. Aunque la taquipnea transitoria del recién nacido suele mejorar sin tratamiento, se podría asociar con sibilancias durante la última etapa de la infancia. La idea de utilizar la restricción de líquidos para la taquipnea transitoria del recién nacido consiste en reducir el líquido en las pequeñas cavidades dentro de los pulmones llamadas alvéolos y mejorar las dificultades respiratorias. En los primeros días después del parto, estos recién nacidos podrían recibir líquidos directamente en la boca (calostro o leche), en el estómago (leche o soluciones que contienen solución de dextrosa) o a través de las venas (soluciones que contienen solución de dextrosa). Esta revisión informa y analiza críticamente la evidencia disponible sobre los efectos beneficiosos y perjudiciales de la restricción de líquidos en el tratamiento de la taquipnea transitoria del recién nacido.

Características de los estudios

Se identificaron e incluyeron cuatro estudios (317 recién nacidos) que compararon la administración de líquidos restringida versus la estándar. No se encontraron estudios en curso; sin embargo, un ensayo está pendiente de clasificación. La evidencia está actualizada hasta el 6 de diciembre de 2019.

Resultados clave

La evidencia disponible muy limitada no puede responder la pregunta de la revisión. Solo dos estudios pequeños (172 recién nacidos) informaron la duración del tratamiento con oxígeno (el desenlace principal de esta revisión) y no se sabe si la restricción de líquidos disminuye o aumenta la duración del tratamiento. Tres estudios informaron sobre la incidencia de la necesidad de un respirador, y no se sabe si hay diferencias entre la administración de líquidos restringida y la estándar. La duración de la estancia hospitalaria fue 22 horas más corta en los recién nacidos con restricción de líquidos; sin embargo, este desenlace se informó en un solo ensayo (80 recién nacidos) de baja calidad metodológica, y no existe certeza sobre este hallazgo.

Certeza de la evidencia

La certeza de la evidencia fue muy baja en todos los análisis porque solo un pequeño número de estudios ha analizado esta intervención e incluyeron pocos recién nacidos, y todos los estudios se podrían haber diseñado mejor. Por lo tanto, no existe certeza acerca de si la restricción de líquidos mejora los desenlaces de los recién nacidos con taquipnea transitoria del recién nacido.

Conclusiones de los autores: 

Se encontró evidencia limitada para establecer los efectos beneficiosos y perjudiciales de la restricción de líquidos en el tratamiento de la TTN. Debido a la escasa certeza de la evidencia disponible, no es posible determinar si la restricción de líquidos es segura o efectiva para el tratamiento de la TTN. Sin embargo, dada la sencillez de la intervención, está justificado un ensayo bien diseñado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La taquipnea transitoria del neonato (TTN) está causada por un retraso en la eliminación del líquido pulmonar al nacer. La TTN suele aparecer en las dos primeras horas de vida de los recién nacidos a término y prematuros tardíos y se caracteriza por taquipnea y signos de dificultad respiratoria. Aunque suele ser una afección autolimitada, con frecuencia es necesario el ingreso en una unidad neonatal para la monitorización y para proporcionar asistencia respiratoria. La restricción de la ingesta de líquidos administrada a estos neonatos en los primeros días de vida podría mejorar la eliminación del líquido pulmonar, reducir el esfuerzo necesario para respirar, mejorar la dificultad respiratoria y reducir potencialmente la duración de la taquipnea.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de la restricción de la administración de líquidos, en comparación con la administración estándar de líquidos, para disminuir la duración de la administración de oxígeno y la necesidad de ventilación no invasiva o invasiva entre los neonatos con TTN.

Métodos de búsqueda: 

Se utilizó la estrategia de búsqueda estándar del Grupo Cochrane de Neonatología para buscar en el Registro Cochrane central de ensayos controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials; CENTRAL; 2019, número 12), en The Cochrane Library; Ovid MEDLINE(R) y Epub Ahead of Print, In-Process & Other Non-Indexed Citations, Daily and Versions(R); y en el Cumulative Index to Nursing and Allied Health Literature (CINAHL), el 6 de diciembre de 2019. También se buscaron ensayos controlados aleatorizados (ECA) y ensayos cuasialeatorizados en las bases de datos de ensayos clínicos y las listas de referencias de los artículos identificados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA), cuasialeatorizados y por conglomerado sobre la restricción de líquidos en neonatos a término y prematuros con el diagnóstico de TTN o de adaptación retardada durante la primera semana después del parto.

Obtención y análisis de los datos: 

De cada uno de los ensayos incluidos, dos autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente (p.ej., número de participantes, peso al nacer, edad gestacional, duración de la oxigenoterapia, necesidad de presión positiva continua de las vías respiratorias [del inglés CPAP], necesidad de ventilación mecánica, duración de la ventilación mecánica) y evaluaron el riesgo de sesgo (p.ej., idoneidad de la asignación al azar y el cegamiento, completitud del seguimiento). El desenlace principal considerado en esta revisión fue la duración de la oxigenoterapia suplementaria en horas o días. Se utilizó el método GRADE para evaluar la certeza de la evidencia.

Resultados principales: 

Cuatro ensayos con 317 neonatos cumplieron los criterios de inclusión. Tres ensayos incluyeron neonatos prematuros tardíos y a término con TTN, y el cuarto ensayo solo incluyó neonatos a término con TTN. Los neonatos estuvieron sometidos a varios métodos de asistencia respiratoria en el momento del reclutamiento, que incluyeron aire ambiental, oxígeno o CPAP nasal. Los neonatos del grupo de restricción de líquidos recibieron entre 15 y 20 ml/kg/d de líquido menos que los del grupo control durante distintos períodos después el reclutamiento. Dos estudios tuvieron alto riesgo de sesgo de selección, y tres de los cuatro tuvieron alto riesgo de sesgo de realización. Solo un estudio tuvo riesgo bajo de sesgo de detección, dos tuvieron alto riesgo y uno riesgo poco claro.

La certeza de la evidencia para todos los desenlaces fue muy baja debido a la imprecisión de las estimaciones y el riesgo de sesgo poco claro. Dos ensayos informaron sobre la duración primaria de la oxigenoterapia suplementaria. No existe certeza acerca de si la restricción de líquidos disminuye o aumenta la duración de la oxigenoterapia suplementaria (diferencia de medias [DM] -12,95 horas; intervalo de confianza [IC] del 95%: -32,82 a 6,92; I² = 98%; 172 neonatos). De manera similar, no existe certeza para varios desenlaces secundarios, que incluyen la incidencia de hipernatremia (sodio sérico > 145 meq/l, razón de riesgos [RR] 4,0; IC del 95%: 0,46 a 34,54; prueba de heterogeneidad no aplicable; un ensayo, 100 neonatos), hipoglucemia (glucosa en sangre < 40 mg/dl, RR 1,0; IC del 95%: 0,15 a 6,82; prueba de heterogeneidad no aplicable; dos ensayos, 164 neonatos), ventilación endotraqueal (RR 0,73; IC del 95%: 0,24 a 2,23; I² = 0%; tres ensayos, 242 neonatos), necesidad de ventilación no invasiva (RR 0,40; IC del 95%: 0,14 a 1,17; prueba de heterogeneidad no aplicable; dos ensayos, 150 neonatos), duración de la estancia hospitalaria (DM -0,92 días; IC del 95%: -1,53 a -0,31; prueba de heterogeneidad no aplicable; un ensayo, 80 neonatos), y pérdida de peso acumulada a las 72 horas de vida (%) (DM 0,24; IC del 95%: -1,60 a 2,08; I² = 89%; dos ensayos, 156 neonatos). No se identificaron ensayos en curso; sin embargo, un ensayo está pendiente de clasificación.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save