¿Cuán precisa es la Mini-Cog en la detección de la demencia en pacientes hospitalizados y ambulatorios?

¿Por qué es importante reconocer la demencia?

La demencia es una afección común e importante, y muchos de los individuos que conviven con demencia nunca han sido diagnosticadas con esta afección. El diagnóstico ofrece oportunidades para el apoyo social, la planificación anticipada de la atención y, en determinados tipos de enfermedad, el tratamiento con medicamentos. Sin embargo, el diagnóstico incorrecto de la demencia cuando no está presente (un resultado positivo falso) puede ser angustiante para el individuo y su familia y resultar en un gasto innecesario de recursos en las pruebas de diagnóstico.

¿Cuál es el objetivo de la revisión?

El objetivo de esta revisión Cochrane fue averiguar la precisión de la prueba Mini-Cog para detectar la demencia en pacientes hospitalizados y ambulatorios. Los investigadores incluyeron tres estudios para responder esta pregunta.

¿Qué se estudió en la revisión?

La Mini-Cog es una prueba breve de memoria y habilidades de pensamiento que evalúa la habilidad de un individuo para recordar tres objetos específicos, nombrados al principio de una evaluación breve, repetidos en el momento y que deben ser recordados por el individuo más tarde. Además, se le solicita al individuo que está siendo evaluado que dibuje un reloj a una hora específica. La puntuación se basa en la capacidad de recordar los tres elementos y en la completitud del reloj. La Mini-Cog es una prueba breve que normalmente se utiliza para identificar si un individuo está teniendo dificultades con la memoria y las habilidades de pensamiento el cual se beneficiaría a partir de la derivación a un especialista para una evaluación más detallada.

¿Cuáles son los principales resultados de la revisión?

La revisión incluyó datos de tres estudios relevantes con un total de 2560 participantes. Sin embargo, los autores del estudio no utilizaron los datos de muchos de los participantes que evaluaron, con lo cual solo hubo resultados de 1415 participantes que proporcionan información completa y útil para considerar la pregunta de la revisión.

Los tres estudios calificaron los resultados de la Mini-Cog de la manera recomendada por los desarrolladores de la herramienta. No hubo un patrón claro en los resultados de lo que significaba un resultado positivo de la prueba Mini-Cog en los tres estudios, lo que dificultó la extracción de conclusiones resumidas. El uso de los estudios con los resultados más altos y más bajos de la Mini-Cog indicó que si la Mini-Cog se utilizara en la atención secundaria en un grupo de 1000 personas, donde 640 (64%) tienen demencia, se calcula que entre 510 y 557 tendrían una Mini-Cog positiva, de los cuales 0 a 126 se clasificarían de forma incorrecta como con demencia. De las 443 a 490 personas con un resultado que indica que la demencia no está presente, 83 a 256 se clasificarían de manera incorrecta como sin demencia.

¿Cuán confiables son los resultados de los estudios en esta revisión?

En los estudios incluidos, el diagnóstico de la demencia se hizo al evaluar a todos los pacientes mediante una evaluación clínica detallada. La evaluación clínica detallada es el estándar de referencia con el que se comparó la Mini-Cog. Es probable que la misma haya sido un método fiable para determinar si los pacientes realmente presentaban demencia. Sin embargo, hubo algunos problemas con la forma en que se realizaron los estudios en cuanto a las personas que fueron incluidas y cómo se calculó la Mini-Cog, lo que podría resultar en que la Mini-Cog pareciera más exacta de lo que realmente es. Se decidió que no era apropiado agrupar los estudios para describir el rendimiento promedio de la Mini-Cog, debido a las diferencias entre los mismos.

¿Para quiénes son relevantes los resultados de esta revisión?

Los estudios incluidos en la revisión se realizaron en los EE.UU., Alemania y Brasil. Dos estudios incluyeron a pacientes derivados a especialistas que evaluaban la memoria y las habilidades de pensamiento, y un estudio reclutó a individuos que asistían a una clínica médica ambulatoria. El porcentaje de pacientes con un diagnóstico final de demencia estuvo entre el 32% y el 87% (promedio 64%).

¿Cuáles son las implicaciones de esta revisión?

El pequeño número de estudios identificados y la variación en la forma en que utilizaron la Mini-Cog limitan la evidencia para hacer recomendaciones, y sugieren que la Mini-Cog puede no ser la mejor prueba para recomendar para el uso en ámbitos hospitalarios de atención secundaria para pacientes hospitalizados y ambulatorios.

¿Cuál es el grado de actualización de esta revisión?

Los autores de la revisión buscaron y consideraron estudios publicados hasta marzo 2019.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión identificó solo un número limitado de estudios de exactitud de la prueba diagnóstica con Mini-Cog en ámbitos de atención secundaria. Los identificados presentaban un alto riesgo de sesgo relacionado con la selección de pacientes y gran preocupación relacionada con la realización y la aplicabilidad de la prueba de índice. La evidencia fue indirecta, debido a que todos los estudios evaluaron la Mini-Cog de forma diferente a la pregunta de la revisión, donde se previó que los estudios realizarían la Mini-Cog y de forma independiente pero contemporánea realizarían una evaluación estándar de referencia para diagnosticar la demencia. El patrón de exactitud de la prueba varió entre los tres estudios. La investigación futura debe evaluar la Mini-Cog como una prueba en sí misma, en lugar de derivarla a partir de otras evaluaciones neuropsicológicas. También es necesario evaluar la viabilidad de la Mini-Cog para el diagnóstico de la demencia a fin de ayudar a determinar de forma adecuada su función en la vía clínica.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El diagnóstico de la demencia de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias se basa en la evaluación clínica. Existe una alta prevalencia de trastornos cognitivos, incluida la demencia no diagnosticada, en los centros de atención secundaria. Las pruebas cognitivas breves pueden ser útiles para identificar a los que requieren una evaluación diagnóstica especializada adicional; sin embargo, existe una falta de consenso sobre las herramientas óptimas para utilizar en la práctica clínica. La Mini-Cog es una prueba cognitiva breve que comprende el recuerdo de tres elementos y una prueba de dibujo de un reloj que se utiliza en ámbitos de atención secundaria.

Objetivos: 

El objetivo primario fue determinar la exactitud diagnóstica de la Mini-Cog para detectar la demencia de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias en ámbitos de atención secundaria. Los objetivos secundarios incluyeron investigaciones de la heterogeneidad de la exactitud de la prueba en los estudios incluidos y las posibles fuentes de heterogeneidad. Estas posibles fuentes de heterogeneidad incluyen la prevalencia inicial de la demencia en las muestras de estudio, los umbrales usados para determinar los resultados positivos de la prueba, el tipo de demencia (demencia de la enfermedad de Alzheimer o demencia por todas las causas) y aspectos del diseño del estudio relacionados con la calidad del estudio.

Estrategia de búsqueda (: 

En septiembre de 2012 se buscó en las siguientes fuentes, con una actualización hasta el 12 de marzo 2019: Estudios de Exactitud de la Prueba Diagnóstica del Registro del Grupo Cochrane de Demencia (Cochrane Dementia Group Register of Diagnostic Test Accuracy Studies), MEDLINE (OvidSP), Embase (OvidSP), BIOSIS Previews (Web of Knowledge), Science Citation Index (ISI Web of Knowledge), PsycINFO (OvidSP), y LILACS (BIREME). No se llevaron a cabo exclusiones con respecto al idioma de la administración de la Mini-Cog ni al idioma de publicación, y se utilizaron los servicios de traducción cuando fue necesario.

Criterios de selección: 

Se incluyeron estudios transversales y se excluyeron los diseños de casos y controles, debido al riesgo de sesgo. Se seleccionaron los estudios que incluían la Mini-Cog como prueba índice para diagnosticar la demencia donde el diagnóstico de demencia se confirmó con la evaluación clínica estándar de referencia mediante criterios de diagnóstico de demencia estandarizados. Solo se incluyeron estudios en ámbitos de atención secundaria (incluidos los pacientes hospitalizados y ambulatorios).

Obtención y análisis de los datos: 

Se examinaron todos los títulos y resúmenes generados por las búsquedas en las bases de datos electrónicas. Dos autores de la revisión verificaron de forma independiente la elegibilidad de los artículos completos y extrajeron los datos. La evaluación de la calidad (riesgo de sesgo y aplicabilidad) se realizó mediante la herramienta QUADAS 2. Se extrajeron los datos en tablas de dos por dos para permitir el cálculo de las métricas de exactitud para los estudios individuales, se informó la sensibilidad, la especificidad y los intervalos de confianza del 95% de dichas medidas, y se las resumió gráficamente mediante el uso de diagramas de bosque.

Resultados principales: 

Tres estudios con un total de 2560 participantes cumplieron los criterios de inclusión, establecidos como las derivaciones de pacientes ambulatorios de neuropsicología, los pacientes ambulatorios que asisten a una clínica de medicina general y las derivaciones a una clínica de memoria. Solo n = 1415 (55,3%) de los participantes fueron incluidos en el análisis para informar la evaluación de la exactitud de la prueba Mini-Cog, debido al uso selectivo de los datos disponibles por parte de los autores de los estudios. Hubo inquietudes relacionadas con el alto riesgo de sesgo con respecto a la selección de pacientes, y el riesgo incierto de sesgo y la gran preocupación relacionada con la realización y la aplicabilidad de la prueba índice. En todos los estudios, la Mini-Cog se derivó de forma retrospectiva a partir de los grupos de datos históricos. Ningún estudio incluyó a pacientes hospitalizados en ámbitos de atención general de casos agudos. La prevalencia de la demencia varió del 32,2% al 87,3%. Se informó que las sensibilidades de la Mini-Cog en los estudios individuales fueron de 0,67 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,63 a 0,71), 0,60 (IC del 95%: 0,48 a 0,72) y 0,87 (IC del 95%: 0,83 a 0,90). La especificidad de la Mini-Cog para cada estudio individual fue de 0,87 (IC del 95%: 0,81 a 0,92), 0,65 (IC del 95%: 0,57 a 0,73) y 1,00 (IC del 95%: 0,94 a 1,00). No se realizó el metanálisis debido a las preocupaciones relacionadas con el riesgo de sesgo y la heterogeneidad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save