Inmunonutrición para pacientes sometidos a cirugía por cáncer de cabeza y cuello

Pregunta de la revisión

Esta revisión comparó la forma en que los pacientes se recuperan después de la cirugía por cáncer de cabeza y cuello cuando se les administra “inmunonutrición” o alimentos estándar antes y después o sólo después de la cirugía. Se consideró el tiempo de estancia de los pacientes en el hospital, si tuvieron complicaciones y el número de muertes en cada grupo de tratamiento.

Antecedentes

La cirugía por cáncer de cabeza y cuello generalmente es una cirugía que tiene la intención de tratar el cáncer de boca, garganta o laringe. La cirugía es complicada y los pacientes a menudo experimentan problemas como infecciones de la herida y deterioro de la herida, y también otras infecciones como neumonía. Dichos inconvenientes pueden dar lugar a una estancia hospitalaria más prolongada. Se han investigado nutrientes específicos, como los aminoácidos (que se encuentran en alimentos proteicos), los ácidos grasos omega 3 (a menudo hallados en aceites de pescado) y los nucleótidos (que se encuentran en muchos alimentos) en cuanto a su función para ayudar en la recuperación de los pacientes de la cirugía. Cuando alguno de estos nutrientes específicos se agrega a los alimentos del paciente, este procedimiento se denomina inmunonutrición. El objetivo era saber si la alimentación de los pacientes con inmunonutrición mejoraba la recuperación (p.ej. si daba lugar a una estancia hospitalaria más corta y a menos complicaciones) en comparación con los alimentos estándar.

Características de los estudios

Se incluyeron 19 estudios que incorporaron a 1099 adultos en total (los estudios variaron en tamaño de ocho a 209 participantes, pero la mayoría [12 de 19] tenían menos de 25 participantes por grupo de tratamiento). Los estudios se centraron en los pacientes que recibieron inmunonutrición o alimentos estándar antes y después o sólo después de la cirugía. Hubo variabilidad entre los estudios en cuanto al período de tiempo durante el cual se proporcionaron alimentos a los pacientes, aunque el mismo generalmente fue de al menos cinco días. La evidencia está actualizada hasta febrero 2018.

Resultados clave

No se encontró evidencia de una diferencia en la duración de la estancia hospitalaria aunque hubo una gran variación entre los estudios individuales en cuanto a lo que mostraron. Se encontró alguna evidencia de que los pacientes que recibieron inmunonutrición podrían presentar alrededor de la mitad de probabilidades de desarrollar deterioro de la herida quirúrgica llamado fístula (un canal entre el interior de la garganta y la piel de la superficie). No se halló evidencia de que la inmunonutrición tuviera efecto sobre la infección de la herida (aunque no todos los estudios informaron claramente cómo la midieron) o la muerte. Los alimentos estudiados generalmente presentaron buena tolerabilidad y no hubo evidencia de una diferencia en los eventos adversos, como diarrea, entre los grupos de tratamiento. No se informaron con frecuencia otras complicaciones clínicas como la neumonía y las infecciones urinarias aunque hubo poca evidencia de una reducción con la inmunonutrición.

Calidad de la evidencia

La mayoría de los estudios incluidos en esta revisión fueron pequeños y mal informados, lo que significa que sus resultados pueden ser menos fiables. Se necesitan más estudios, más grandes, de mejor calidad y realizados dentro de los sistemas de asistencia sanitaria actuales.

Conclusiones de los autores: 

El riesgo de formación de fístulas posoperatorias puede reducirse con la inmunonutrición, aunque no se halló evidencia de un efecto de la inmunonutrición sobre ninguno de los otros resultados evaluados. Los estudios incluidos en esta revisión generalmente fueron pequeños o con alto riesgo de sesgo (o ambos). La calidad general de la evidencia fue baja para los resultados de la duración de la estancia hospitalaria y la mortalidad por todas las causas y muy baja para la infección de la herida y los eventos adversos. La investigación adicional debe incluir estudios más grandes y de mejor calidad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los pacientes con cáncer de cabeza y cuello a menudo presentan desnutrición. La cirugía para dichos tipos de cáncer es compleja y puede emprenderse después de un ciclo de radioterapia. Como resultado, los pacientes pueden tener complicaciones posoperatorias como fístula e infecciones de la herida, así como infecciones más generalizadas como neumonía. Una manera posible de mejorar la recuperación y reducir la incidencia de estas complicaciones, es mejorar la nutrición. Las fórmulas nutricionales que administran nutrientes básicos así como aminoácidos (arginina y glutamina), ácido ribonucleico (ARN) o lípidos (ácidos grasos omega 3) son conocidas como inmunonutrición.

Objetivos: 

Evaluar los efectos del tratamiento con inmunonutrición, comparado con la alimentación estándar, en la recuperación posoperatoria de pacientes adultos sometidos a cirugía electiva (no de urgencia) por cáncer de cabeza y cuello.

Estrategia de búsqueda (: 

El Especialista en Información del Grupo Cochrane de Enfermedades de Oído, Nariz y Garganta (Cochrane ENT Group) buscó en el Registro de Ensayos del Grupo; Registro Central de Ensayos Controlados (Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL); PubMed; Ovid Embase; CINAHL; Web of Science; ClinicalTrials.gov; ICTRP y fuentes adicionales de ensayos publicados y no publicados. La fecha de la búsqueda fue 14 de febrero de 2018.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) que comparaban la inmunonutrición administrada de forma preoperatoria, posoperatoria o perioperatoria a pacientes adultos (a partir de los 18 años de edad) sometidos a un procedimiento quirúrgico electivo para el cáncer de cabeza y cuello, en comparación con un grupo control que recibió suplementos nutricionales poliméricos estándar o ningún suplemento.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por la Colaboración Cochrane. Los resultados primarios fueron: la duración de la estancia hospitalaria (días), la infección de la herida, la formación de fístulas y los eventos adversos/tolerabilidad a los alimentos, según lo definieron los autores del ensayo. Los resultados secundarios fueron: la mortalidad por todas las causas y las complicaciones posoperatorias (según lo definieron los autores del ensayo). Se utilizaron los criterios GRADE para evaluar la calidad de la evidencia de cada resultado; esto se indica en cursiva .

Resultados principales: 

Se incluyeron 19 ECA (1099 participantes). La edad promedio de los participantes osciló entre 47 y 66 años. La mayoría de los estudios (12/19) tuvieron menos de 25 pacientes en cada grupo de tratamiento. La mayoría de los estudios (16/19) usaron fórmulas de inmunonutrición que contenían arginina, aunque hubo variación en los productos y las cantidades reales utilizados, y en la duración de la intervención después de la cirugía. El período de seguimiento para la medición del resultado varió considerablemente entre los estudios, desde cinco días hasta 16 meses o más.

Resultados primarios

No se halló evidencia de una diferencia en la duración de la estancia hospitalaria (diferencia de medias -2,5 días, intervalo de confianza [IC] del 95%: -5,11 a 0,12; diez estudios, 757 participantes; evidencia de baja calidad). De modo similar, no se encontró evidencia de un efecto de la inmunonutrición en la infección de la herida (cociente de riesgos [CR] 0,94; IC del 95%: 0,70 a 1,26; 12 estudios, 812 participantes; evidencia de muy baja calidad). La formación de fístulas puede reducirse con la inmunonutrición; el riesgo absoluto fue de un 11,3% y un 5,4% en los grupos de atención estándar y de inmunonutrición, con un CR de 0,48 (IC del 95%: 0,27 a 0,85; diez estudios, 747 participantes; evidencia de baja calidad). No se encontró evidencia de una diferencia en cuanto a la tolerabilidad de los alimentos (“eventos adversos”) entre los tratamientos (CR 1,33; IC del 95%: 0,86 a 2,06; nueve estudios, 719 participantes; evidencia de muy baja calidad).

Resultados secundarios

No se encontró evidencia de una diferencia entre los tratamientos en la mortalidad por todas las causas (CR 1,33; IC del 95%: 0,48 a 3,66; 14 estudios, 776 participantes; evidencia de baja calidad). No se informaron otras complicaciones posoperatorias como la neumonía y las infecciones urinarias.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save