Buprenorfina para el tratamiento del dolor por cáncer

La buprenorfina produjo un buen alivio del dolor para la mayoría de los pacientes con dolor por cáncer moderado o intenso, aunque aún no se conoce su función en el tratamiento del dolor por cáncer.

Muchos pacientes con cáncer experimentan dolor moderado a grave que requiere tratamiento con medicación potente para el alivio del dolor. La buprenorfina y la morfina son ejemplos de analgésicos potentes que se utilizan para el alivio del dolor por cáncer. Sin embargo, los analgésicos potentes no son efectivas para el dolor en todos los pacientes ni son bien tolerados por todos los pacientes. El objetivo de esta revisión Cochrane es evaluar si la buprenorfina se asocia con un alivio del dolor y una tolerabilidad mejores, peores o iguales en comparación con otra medicación para el alivio del dolor en pacientes con dolor por cáncer.

Se realizaron búsquedas en la bibliografía el 20 de enero de 2015 y se encontraron 19 estudios relevantes con un total de 1421 pacientes que comparaban tipos diferentes de buprenorfina entre sí o con otra medicación potente para el alivio del dolor o placebo. Las edades promedio informadas de los pacientes variaron desde 49,1 años a 67,16 años, y la duración de los estudios varió de un tratamiento con dosis única hasta seis meses.

En general, los estudios revelaron que la buprenorfina es una medicación potente que es efectiva para el alivio del dolor y en algunos casos puede ser algo mejor que otra medicación potente para el alivio del dolor. Sin embargo, las pruebas aportadas por estos estudios fueron de muy baja calidad y sobre la base de las pruebas disponibles, todavía es difícil establecer si la buprenorfina se adapta al tratamiento del dolor por cáncer con opiáceos potentes. Todos los analgésicos potentes examinados en los estudios también se asocian con varios efectos indeseables como vómitos, estreñimiento y somnolencia.

Conclusiones de los autores: 

Basado en las pruebas disponibles, es difícil establecer si la buprenorfina puede adaptarse al tratamiento del dolor por cáncer con opiáceos potentes. Sin embargo, podría considerarse que su clasificación es como una opción de cuarta línea en comparación con los tratamientos más estándar de la morfina, la oxicodona y el fentanilo, y aún así sólo sería apropiada para algunos pacientes. Sin embargo, los pacientes de la unidad de cuidados paliativos suelen ser heterogéneos y complejos, por lo tanto, la posibilidad de tener algunos analgésicos disponibles que pueden administrarse de diferente forma aumenta la elección del paciente y de quienes los prescriben. En particular, las vías sublinguales e inyectables parecieron tener un efecto analgésico más definible, mientras que los estudios de la vía transdérmica dieron lugar a más interrogantes.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Muchos pacientes con cáncer experimentan dolor moderado a intenso que requiere tratamiento con analgésicos potentes. La buprenorfina, el fentanilo y la morfina son ejemplos de opiáceos potentes que se utilizan para el alivio del dolor por cáncer. Sin embargo, los opiáceos potentes no son efectivos como tratamiento para el dolor en todos los pacientes y no son bien tolerados por todos los pacientes. El objetivo de esta revisión Cochrane es evaluar si la buprenorfina se asocia con un alivio del dolor y una tolerabilidad superiores, inferiores o iguales en comparación con otras opciones de analgésicos en pacientes con dolor por cáncer.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la tolerabilidad de la buprenorfina para el dolor en adultos y niños con cáncer.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (the Cochrane Library) número 12 ó 12, 2014, MEDLINE (vía OVID) 1948 hasta el 20 enero 2015, EMBASE (vía OVID) 1980 hasta el 20 enero 2015, ISI Web of Science (SCI-EXPANDED & CPCI-S) hasta el 20 enero 2015, ISI BIOSIS 1969 hasta el 20 enero 2015. También se hicieron búsquedas en ClinicalTrials.gov (http://clinicaltrials.gov/; metaRegister of Controlled Trials (mRCT) (http://www.controlled-trials.com/mrct/), el World Health Organization (WHO) International Clinical Trials Registry Platform (ICTRP) search portal (http://apps.who.int/trialsearch/) y en los Proceedings of the Congress of the European Federation of International Association for the Study of Pain (IASP; vía European Journal of Pain Supplements) el 16 febrero 2015. Se revisaron las referencias bibliográficas de los estudios identificados, así como los estudios pertinentes y revisiones sistemáticas para encontrar ensayos adicionales no identificados por las búsquedas electrónicas. Se estableció contacto con los autores de los estudios incluidos para obtener otros estudios relevantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorios, con diseños cruzados o de grupos paralelos, que comparaban la buprenorfina (cualquier formulación y cualquier vía de administración) con placebo o un fármaco activo (incluida la buprenorfina) para el dolor de fondo por cáncer en adultos y niños.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores, de forma independiente, extrajeron los datos relevantes al diseño del estudio, los detalles de los participantes (incluida la edad, las características del cáncer, la medicación analgésica anterior y el contexto), las intervenciones (incluidos los detalles acerca del ajuste de la dosis) y los resultados, y evaluaron de forma independiente la calidad de los estudios incluidos según la metodología Cochrane estándar. Debido a que no fue factible realizar el metanálisis de los datos, se resumieron los resultados de forma narrativa. Se evaluó la calidad general de las pruebas para cada resultado mediante el enfoque GRADE.

Resultados principales: 

En esta revisión Cochrane se identificaron 19 estudios relevantes que incluían a un total de 1421 pacientes y que examinaban 16 comparaciones diferentes de intervenciones.

De los estudios que compararon buprenorfina con otro fármaco, 11 estudios realizaron análisis comparativos entre los grupos asignados al azar, y cinco encontraron que la buprenorfina fue superior al tratamiento de comparación. Tres estudios no encontraron ninguna diferencia entre la buprenorfina y el fármaco de comparación, mientras que otros tres estudios encontraron que el tratamiento con buprenorfina fue inferior al tratamiento alternativo en cuanto al perfil de efectos secundarios o la preferencia/aceptabilidad de los pacientes.

De los estudios que compararon diferentes dosis o formulaciones/vías de administración de la buprenorfina, las clasificaciones de la intensidad del dolor no difirieron significativamente entre la buprenorfina intramuscular y el supositorio de buprenorfina. Sin embargo, la gravedad promedio de los mareos, las náuseas, los vómitos y los eventos adversos como un total fueron significativamente mayores en el grupo de administración intramuscular con relación al grupo de supositorio (un estudio).

La buprenorfina sublingual se asoció con un inicio más rápido de la analgesia en comparación con la buprenorfina subcutánea, con una analgesia de duración similar y ninguna diferencia significativa en las tasas de eventos adversos informadas entre los tratamientos (un estudio).

En cuanto a la buprenorfina transdérmica, dos estudios la encontraron superior al placebo, mientras que un tercer estudio no encontró ninguna diferencia entre el placebo y diferentes dosis de buprenorfina transdérmica.

Los estudios que examinaron diferentes dosis de buprenorfina transdérmica no informaron una relación dosis-respuesta clara.

La calidad de esta base de pruebas fue limitada por el informe insuficiente de la mayoría de los ítems de evaluación del sesgo (p.ej. los ítems de selección de pacientes), por los tamaños de la muestra pequeños en varios estudios incluidos, por la deserción (datos faltantes del 8,2% de los pacientes incluidos/asignados al azar para la eficacia y 14,6% para la seguridad) y por el informe limitado o ningún informe de los resultados esperados en algunos casos. Las pruebas para todos los resultados fueron de muy baja calidad.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save