Analgesia inhalada para el tratamiento del dolor en el trabajo de parto

El dolor durante el trabajo de parto y los métodos para aliviarlo son motivos de preocupación importantes para las embarazadas, los trabajadores de la asistencia sanitaria y el público en general. Estas inquietudes tienen consecuencias en el curso del trabajo de parto, en la calidad de los resultados maternos e infantiles así como en los costos de la asistencia sanitaria obstétrica.

Las mujeres en trabajo de parto que necesitan alivio del dolor no sólo deben tener acceso a los métodos invasivos como una epidural, que puede tener efectos secundarios considerables, sino también a otros medios para el alivio del dolor. Además, incluso en los hospitales con cobertura de anestesia obstétrica de tiempo completo es posible que no haya personal disponible para administrar una epidural y, en la atención primaria, no hay métodos invasivos disponibles para el alivio del dolor en absoluto.

Todas las mujeres en trabajo de parto deben tener la oportunidad de elegir algún método no invasivo de analgesia relativamente efectivo y seguro sin mucha anticipación cuando lo deseen durante el trabajo de parto. La analgesia inhalada, como el óxido nitroso y algunos derivados de flurano, puede ser un método adicional muy útil para el alivio del dolor. Es relativamente fácil de administrar, puede iniciarse en menos de un minuto y hacer efecto en el plazo de un minuto. El óxido nitroso es más ampliamente conocido y utilizado como analgesia inhalada durante el trabajo de parto en comparación con los derivados de flurano, probablemente debido a la disponibilidad de un equipo seguro, la ausencia de olor fuerte y la facilidad de administración.

En esta revisión de 26 ensayos controlados aleatorios de 2959 mujeres, se estudió la efectividad y la seguridad de la analgesia inhalada como alivio del dolor para las mujeres en trabajo de parto. Se halló que la analgesia inhalada puede ayudar a aliviar el dolor durante el trabajo de parto aunque las mujeres deben estar informadas acerca de los efectos secundarios como náuseas, vómitos, mareos y somnolencia.

La analgesia inhalada puede ayudar a aliviar el dolor del trabajo de parto sin aumentar negativamente las tasas de parto quirúrgico (extracción con fórceps o ventosa, cesárea), ni afectar el bienestar del neonato. Se encontró que los derivados de flurano fueron ligeramente más efectivos que el óxido nitroso para la reducción del dolor y para el alivio del dolor aunque el óxido nitroso también ayudó a aliviar el dolor en comparación con ningún tratamiento.

Las mujeres que utilizaron óxido nitroso tuvieron mayor probabilidad de presentar náuseas en comparación con los derivados de flurano. Al comparar óxido nitroso con ningún tratamiento o placebo, el óxido nitroso dio lugar a efectos secundarios como náuseas, vómitos, mareos y somnolencia.

No hubo información en cuanto a la satisfacción con la experiencia del parto o la sensación de control durante el trabajo de parto en estos estudios y sería útil la realización de investigación adicional sobre estos dos resultados importantes.

Conclusiones de los autores: 

La analgesia inhalada parece ser efectiva para reducir la intensidad del dolor y para proporcionar alivio del dolor en el trabajo de parto. Sin embargo, se detectó una heterogeneidad considerable en cuanto a la intensidad del dolor. Además, el óxido nitroso parece dar lugar a más efectos secundarios en comparación con los derivados de flurano. Los derivados de flurano dan lugar a más somnolencia en comparación con el óxido nitroso. Al comparar la analgesia inhalada con ningún tratamiento o placebo, el óxido nitroso parece dar lugar a aún más efectos secundarios como náuseas, vómitos, mareos y somnolencia. No existen pruebas de diferencias para ninguno de los resultados que comparan una concentración versus una concentración diferente de analgesia inhalada, que comparan diferentes sistemas de administración o que comparan la analgesia inhalada con ENET.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Muchas mujeres desearían tener una alternativa para el alivio del dolor durante el trabajo de parto y también evitar los métodos invasivos para el tratamiento del dolor en el trabajo de parto. La analgesia inhalada durante el trabajo de parto incluye la inhalación autoadministrada de concentraciones subanestésicas de agentes mientras la madre permanece despierta y sus reflejos laríngeos protectores permanecen intactos. La mayoría de los agentes son fáciles de administrar, pueden iniciarse en menos de un minuto y hacer efecto en el plazo de un minuto.

Objetivos: 

Examinar los efectos de todas las modalidades de analgesia inhalada sobre la madre y el recién nacido para las madres que planificaron un parto vaginal.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group, 31 enero 2012), ClinicalTrials.gov, y Current Controlled Trials (2 junio 2012), se hicieron búsquedas manuales de actas de congresos de la American Society of Clinical Anesthesia (1990 hasta 2011), se contactó con autores de ensayos y expertos en el tema y se buscó en las listas de referencias de los estudios obtenidos.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios que compararan la analgesia inhalada con otra analgesia inhalada o placebo o ningún tratamiento u otros métodos de tratamiento del dolor no farmacológicos en el trabajo de parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron de forma independiente la elegibilidad y calidad metodológica de los ensayos y extrajeron todos los datos. Se verificó doblemente la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

En esta revisión se incluyeron veintiséis estudios que aleatorizaron a 2959 mujeres.

Analgesia inhalada versus un tipo diferente de analgesia inhalada
El alivio del dolor se midió con una escala analógica visual (EAV) de 0 a 100 mm en la que 100 corresponde al mayor alivio. La intensidad del dolor se midió con una EAV de 0 a 100 mm, en la que 0 corresponde a ningún dolor y 100 corresponde al peor dolor. La puntuación más alta para el alivio del dolor es la más positiva a diferencia de la “intensidad del dolor” en la cual la mayor puntuación es más negativa.

Se encontró que los derivados de flurano ofrecieron un alivio mayor del dolor que el óxido nitroso en el primer estadio del trabajo de parto según lo medido por una puntuación inferior de la intensidad del dolor (diferencia de medias [DM] promedio 14,39; intervalo de confianza [IC] del 95%: 4,41 a 24,37; tres estudios, 70 mujeres), también una puntuación mayor en el alivio del dolor para los derivados de flurano en comparación con el óxido nitroso (DM promedio -16,32; IC del 95%: -26,85 a -5,79; dos estudios, 70 mujeres). Se encontró una heterogeneidad considerable en los análisis de la intensidad del dolor (p = 0,003) y en el análisis del alivio del dolor (p = 0,002). Estos resultados deben considerarse con cuidado debido al diseño cuestionable de los ensayos cruzados incluidos. Se encontraron más náuseas en el grupo de óxido nitroso en comparación con el grupo de derivados de flurano (cociente de riesgos [CR] 6,60; IC del 95%: 1,85 a 23,52; dos estudios, 98 mujeres).

Analgesia inhalada versus placebo o ningún tratamiento
Se encontró que el placebo o ningún tratamiento ofrecieron menos alivio del dolor en comparación con el óxido nitroso (CR promedio 0,06; IC del 95%: 0,01 a 0,34; dos estudios, 310 mujeres; DM -3,50; IC del 95%: -3,75 a -3,25; un estudio, 509 mujeres). Sin embargo, el óxido nitroso dio lugar a más efectos secundarios para las mujeres como náuseas (CR 43,10; IC del 95%: 2,63 a 706,74; un estudio, 509 mujeres), vómitos (CR 9,05; IC del 95%: 1,18 a 69,32; dos estudios, 619 mujeres), mareos (CR 113,98; IC del 95%: 7,09 a 1833,69; un estudio, 509 mujeres) y somnolencia (CR 77,59; IC del 95%: 4,80 a 1254,96; un estudio, 509 mujeres) en comparación con placebo o ningún tratamiento.

No se encontraron diferencias significativas para ninguno de los resultados en los estudios que compararon una concentración versus una concentración diferente de analgesia inhalada, en los estudios que compararon diferentes sistemas de administración o en el estudio que comparó la analgesia inhalada con ENET.

Debido a la falta de datos, los siguientes resultados no fueron analizados en la revisión: sensación de control; satisfacción con la experiencia del parto; efecto sobre la interacción de la madre y el recién nacido; lactancia; ingreso a la unidad de cuidados especiales del recién nacido; resultados del lactante deficientes en el seguimiento a largo plazo; o los costos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save