¿Qué terapias de conversación funcionan para los consumidores de drogas que también tienen problemas de alcohol?

Pregunta de la revisión

Queríamos ver si las terapias de conversación reducen el consumo de alcohol en los adultos que consumen drogas (principalmente opiáceos y estimulantes). También se deseaba averiguar si un tipo de terapia era más efectivo que otro.

Antecedentes

Beber alcohol por encima de los límites de bajo riesgo puede conducir a graves problemas o trastornos de consumo de alcohol. Beber por encima de esos límites es habitual en personas que también tienen problemas con otras drogas. Empeora su salud física y mental. Las terapias de conversación procuran identificar el problema con el alcohol y motivar al individuo a hacer algo al respecto. Las terapias de conversación pueden administrarlas personal médico, enfermero, orientadores, psicólogos, etc. formados en las mismas. Las terapias de conversación pueden ayudar a reducir el consumo de alcohol pero se quiso averiguar si pueden ayudar a las personas que también tienen problemas con otras drogas.

Fecha de búsqueda: la evidencia está actualizada hasta agosto de 2017.

Características de los estudios

Se encontraron siete estudios que examinaron cinco terapias de conversación en 825 personas con problemas con el consumo de drogas.

El entrenamiento en habilidades cognitivo-conductuales (EHCC) es una terapia de conversación que se centra en cambiar la forma en que las personas piensan y actúan.

El programa de doce pasos se basa en las teorías de Alcohólicos Anónimos y tiene como objetivo motivar a la persona a desarrollar el deseo de dejar de consumir drogas o alcohol.

Las entrevistas motivacionales (EM) ayudan a las personas a explorar y resolver sus dudas acerca de cambiar su comportamiento. Puede administrarse en formatos de grupo, individual e intensivos.

La entrevista motivacional breve (EMB) es una EM más corta que toma de 45 minutos a tres horas.

Las intervenciones breves se basan en la EM, pero sólo duran de cinco a 30 minutos y a menudo las realiza una persona no especialista.

Seis de los estudios fueron financiados por los National Institutes for Health o por la Health Research Board; un estudio no informó la fuente de financiación.

Resultados clave

Se halló que las terapias de conversación no dieron lugar a ninguna diferencia, o sólo a pequeñas diferencias, en los resultados evaluados. Entre ellos se incluían la abstinencia, la reducción del consumo de alcohol y el uso de sustancias.

Un estudio halló que podría no haber ninguna diferencia entre el EHCC y el programa de doce pasos.

Tres estudios hallaron que podría no haber ninguna diferencia entre la intervención breve y el tratamiento habitual.

Tres estudios hallaron que podría no haber ninguna diferencia entre la EM y el tratamiento habitual o la educación solo.

Un estudio encontró que la EMB es probablemente mejor para reducir el consumo de alcohol que el tratamiento habitual (intercambio de agujas), pero no encontró diferencias en otros resultados.

Un estudio halló que la EM intensiva puede ser algo mejor que la EM estándar para reducir la gravedad del trastorno por consumo de alcohol entre las mujeres, pero no entre los hombres y no encontró diferencias en otros resultados.

Aún no se conoce si las terapias de conversación reducen el consumo de alcohol y drogas en personas que también tienen problemas con otras drogas. Faltan estudios de alta calidad y son necesarios.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia fue moderada en el caso de las entrevistas motivacionales breves e intensivas, pero baja en el caso de las intervenciones breves y las entrevistas motivacionales estándar, y muy baja en el caso del EHCC frente al programa de doce pasos.

Conclusiones de los autores: 

Se halló evidencia de calidad baja a muy baja que sugieren que no hay ninguna diferencia en la efectividad entre los diferentes tipos de intervenciones psicosociales para reducir el consumo de alcohol en personas que consumen drogas y que las intervenciones breves no son superiores a la evaluación solamente ni al tratamiento habitual. No se pueden sacar conclusiones firmes debido a la escasez de datos y a la baja calidad de los estudios obtenidos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

El consumo de alcohol problemático es frecuente entre los consumidores de drogas ilegales (CDI) y se asocia con resultados de salud adversos. También es un factor importante que contribuye al pronóstico deficiente entre los consumidores de drogas con virus de la hepatitis C (VHC) debido a que repercute en la progresión a la cirrosis hepática o a la sobredosis de opiáceos en los CDI.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de las intervenciones psicosociales para la reducción del consumo de alcohol en CID (consumidores de opiáceos y estimulantes).

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Drogas y Alcohol ( Cochrane Drugs and Alcohol Group), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), en MEDLINE, Embase, CINAHL y PsycINFO, desde su creación hasta el de agosto de 2017, y en las listas de referencias de los artículos elegibles. También se hicieron búsquedas en: 1) actas de conferencias (sólo archivos online) de la Society for the Study of Addiction, International Harm Reduction Association, International Conference on Alcohol Harm Reduction, y American Association for the Treatment of Opioid Dependence; y 2) Registros de ensayos clínicos en línea: Current Controlled Trials, ClinicalTrials.gov, Center Watch y la Plataforma de registros internacionales de ensayos clínicos de la Organización Mundial de la Salud.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados que compararan las intervenciones psicosociales con otro tratamiento psicosocial o tratamiento habitual en los CDI adultos (mayores de 18 años) con problemas de consumo de alcohol concomitantes.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete estudios (825 participantes). Se consideró que la mayoría de los ensayos tuvieron un riesgo de sesgo alto o incierto.

Las intervenciones psicosociales consideradas en los estudios fueron: entrenamiento en habilidades cognitivo-conductuales de afrontamiento (un estudio), programa de doce pasos (un estudio), intervención breve (tres estudios), entrevista motivacional (dos estudios) y entrevista motivacional breve (un estudio). Dos estudios se consideraron en dos comparaciones. No hubo datos para el resultado secundario de daño relacionado con el alcohol. Los resultados fueron los siguientes.

Comparación 1:entrenamiento de las aptitudes cognitivo-conductuales de afrontamiento versus el programa de 12 pasos (un estudio, 41 participantes)

No hubo diferencias significativas entre los grupos para ninguno de los resultados primarios (abstinencia de alcohol evaluada con el Substance Abuse Calendar [Calendario de consumo de sustancias] y el alcoholímetro al año: riesgo relativo [RR] 2,38 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,10 a 55,06); y permanencia en el tratamiento, medida al final del mismo: RR 0,89 (IC del 95%: 0,62 a 1,29)), ni para ninguno de los resultados secundarios informados. La calidad de la evidencia para los resultados primarios fue muy baja.

Comparación 2: intervención breve versus tratamiento habitual (tres estudios, 197 participantes)

No hubo diferencias significativas entre los grupos para ninguno de los resultados primarios (consumo de alcohol, medido por las puntuaciones en el Alcohol Use Disorders Identification Test (AUDIT) o el Alcohol, Smoking and Substance Involvement Screening Test (ASSIST) a los tres meses: diferencia de medias estandarizada (DME) 0,07 (IC del 95%: -0,24 a 0,37); y permanencia en el tratamiento, medida a los tres meses: RR 0,94 (IC del 95%: 0,78 a 1,13)), ni para ninguno de los resultados secundarios informados. La calidad de la evidencia para los resultados fue baja.

Comparación 3: entrevista motivacional versus tratamiento habitual o intervención educativa solamente (tres estudios, 462 participantes)

No hubo diferencias significativas entre grupos en ninguna de las medidas de resultado primarias (consumo de alcohol, medido con puntuaciones del AUDIT o el ASSIST a los tres meses: DME 0,04 (IC del 95%: -0,29 a 0,37); y permanencia en el tratamiento, medida a los tres meses: RR 0,93 (IC del 95%: 0,60 a 1,43)), ni para ninguno de los resultados secundarios informados. La calidad de la evidencia para los resultados fue baja.

Comparación 4: entrevista motivacional breve (EMB) versus evaluación solamente (un estudio, 187 participantes)

Más personas redujeron el consumo de alcohol (en siete días o más en el último mes, medido a los seis meses) en el grupo de EMB que en el grupo control (RR 1,67; IC del 95%: 1,08 a 2,60). No hubo diferencias entre los grupos en el otro resultado primario, la permanencia en el tratamiento, medido al final del mismo: RR 0,98 (IC del 95%: 0,94 a 1,02), ni para ninguno de los resultados secundarios informados. La calidad de la evidencia de los resultados primarios fue moderada.

Comparación 5: entrevista motivacional (intensiva) versus entrevista motivacional (un estudio, 163 participantes)

No hubo diferencias significativas entre grupos en ninguna de las medidas de resultado primarias (consumo de alcohol, medido con la escala Addiction Severity Index-alcohol [ASI] a los dos meses: DM 0,03 (IC del 95%: 0,02 a 0,08); y permanencia en el tratamiento, medida al final del mismo: RR 17,63 (IC del 95%: 1,03 a 300,48)), ni para ninguno de los resultados secundarios informados. La calidad de la evidencia para los resultados fue baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save