Estimulación del trabajo de parto con oxitocina en mujeres con analgesia epidural para la reducción de los partos operatorios

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La tasa de partos operatorios (cesáreas, fórceps y extracción con ventosa) continúa en aumento en todo el mundo. Los tres tipos de parto se asocian con complicaciones significativas para la madre y para el recién nacido que incluyen traumatismos del parto, aumento de la pérdida de sangre y complicaciones placentarias en los embarazos futuros. Uno de los motivos más frecuentes de parto operatorio en la mujer es que el trabajo de parto no progrese de forma adecuada. La analgesia epidural se utiliza cada vez más para controlar el dolor durante el trabajo de parto; sin embargo, esta analgesia también puede retrasar la progresión del mismo. La oxitocina es una hormona que estimula las contracciones uterinas durante el trabajo de parto y se le administra a las mujeres que presentan un progreso lento durante el trabajo de parto. La administración de oxitocina a todas las mujeres con analgesia epidural durante el trabajo de parto podría reducir la tasa de partos operatorios y las complicaciones asociadas.

Los datos se obtuvieron de dos estudios aleatorios (que incluyeron a 319 mujeres) que compararon a mujeres con analgesia epidural que recibieron oxitocina o un placebo. Las tasas de partos operatorios no fueron claramente diferentes entre los dos grupos. Tampoco hubo diferencias significativas entre los otros resultados analizados como las puntuaciones de Apgar de los recién nacidos, los ingresos a la unidad de cuidados neonatales, las tasas de hemorragia posparto ni las tasas de sobrestimulación del útero. Ambos estudios parecen tener un riesgo de sesgo bajo.

En general, no hubo diferencias significativas entre las tasas de partos operatorios en las mujeres con analgesia epidural que recibieron oxitocina en comparación con las que recibieron placebo. Sin embargo, debido a que los datos fueron limitados, se necesitan estudios adicionales para determinar completamente si la estimulación de las mujeres con analgesia epidural reduce la tasa de partos operatorios y, por consiguiente, reduce las complicaciones asociadas.

Conclusiones de los autores: 

No se identificaron diferencias estadísticamente significativas entre las mujeres con analgesia epidural durante el trabajo de parto espontáneo que recibieron estimulación con oxitocina, comparadas con las que recibieron placebo. Sin embargo, debido al número limitado de mujeres incluidas en los estudios se necesitan estudios de investigación adicionales en forma de ensayos controlados aleatorios.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La tasa de partos operatorios (cesáreas, extracciones con ventosa y fórceps) continúa en aumento en todo el mundo. Los partos operatorios se asocian con una morbilidad materna y neonatal significativas. Los motivos más frecuentes de los partos operatorios en las mujeres nulíparas son la distocia del trabajo de parto (falta de progreso) y el estado fetal no satisfactorio. Se ha demostrado que la analgesia epidural retrasa la progresión del parto y aumenta la tasa de partos instrumentales. Sin embargo, no está claro si el uso de oxitocina en las mujeres con analgesia epidural da lugar a una reducción de los partos operatorios y, por lo tanto, a una reducción de la morbilidad materna y fetal.

Objetivos: 

Determinar si la estimulación con oxitocina en las mujeres con analgesia epidural reduce la incidencia de partos operatorios y, por lo tanto, disminuye la morbilidad fetal y materna.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (29 de febrero de 2012).

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos aleatorios y cuasialeatorios publicados y no publicados que compararan la estimulación con oxitocina en mujeres con analgesia epidural durante el trabajo de parto espontáneo versus la intención de conducta expectante. Se consideraron elegibles para inclusión los ensayos aleatorios grupales, pero no se identificaron.

Los diseños de estudios cruzados (crossover) tuvieron poca probabilidad de ser relevantes para esta intervención y se planificó su exclusión si se identificaba alguno. No se incluyeron los resultados que sólo estaban disponibles en resúmenes publicados.

Obtención y análisis de los datos: 

Los dos revisores evaluaron de forma independiente la inclusión de los 16 estudios identificados como resultado de la estrategia de búsqueda. Ambos revisores evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo de cada estudio incluido. Ambos revisores extrajeron los datos de forma independiente. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron dos estudios con 319 mujeres. No hubo diferencias estadísticamente significativas entre los dos grupos en cuanto a los resultados primarios de cesárea (cociente de riesgos [CR] 0,95; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,42 a 2,12) ni de parto instrumental (CR 0,88; IC del 95%: 0,72 a 1,08). De igual manera, no hubo diferencias estadísticamente significativas entre los dos grupos en cualquiera de los resultados secundarios para los cuales se encontraron datos. Los mismos incluyeron puntuación de Apgar menor de siete a los cinco minutos (CR 3,06; IC del 95%: 0,13 a 73,33), ingreso a la unidad de cuidados intensivos neonatales (CR 1,07; IC del 95%: 0,29 a 3,93), hiperestimulación uterina (CR 1,32; IC del 95%: 0,97 a 1,80) y hemorragia posparto (CR 0,96; IC del 95%: 0,58 a 1,59).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Share/Save