Entrenamiento fonético para personas de habla inglesa con lectura deficiente

Pregunta de la revisión

¿El entrenamiento en fonética mejora las habilidades de lectura y escritura en las personas de habla inglesa con lectura deficiente?

Antecedentes

La capacidad de lectura del 16% de los niños está por debajo del promedio para su edad, y el 5% de los niños tienen problemas de lectura significativos y graves. La lectura deficiente se asocia con un mayor riesgo de abandono escolar, así como con la ansiedad, la depresión, el bajo autoconcepto, las autolesiones y el suicidio. Por lo tanto, es importante proporcionar a las personas con lectura deficiente una ayuda temprana y efectiva.

La formación en 'fonética' es uno de los tratamientos de lectura más comunes utilizados en las personas con lectura deficiente, en particular los niños. El entrenamiento en fonética enseña a los lectores a: identificar cada letra o grupo de letras en una nueva palabra (por ejemplo, S H I P); transponer cada letra o grupo de letras a su correspondiente sonido del habla ('sh' 'i' 'p'); y mezclar esos sonidos del habla en una palabra ('ship').

Características de los estudios

La búsqueda, actualizada en mayo de 2018, identificó 14 estudios que probaron la capacitación en fonética en 923 personas con lectura deficiente de habla inglesa. Los estudios se realizaron en Australia, Canadá, el Reino Unido y los Estados Unidos. Seis de los 14 estudios incluidos fueron financiados por organismos gubernamentales y uno fue financiado por una beca universitaria. El resto fue financiado por fundaciones de caridad o instituciones benéficas. Cada estudio comparó el entrenamiento en fonética solo o con otra habilidad relacionada con la lectura con el no entrenamiento (es decir, el tratamiento habitual) o el entrenamiento alterativo (por ejemplo, las matemáticas). Los participantes eran niños o adolescentes de habla inglesa, de nivel socioeconómico bajo y medio, cuya lectura estaba un año, un grado o una desviación estándar (distancia del promedio) por debajo del nivel esperado para su edad o grado sin razón conocida. El entrenamiento en fonética variaba entre los estudios en cuanto a la frecuencia (hasta cuatro horas por semana), la duración (hasta siete meses), el tamaño del grupo de formación (individual y en pequeños grupos) y la forma de impartirla (humana y por computadora). Se midió el efecto del entrenamiento en fonética en la capacidad deficiente de los lectores para leer palabras y palabras nuevas (no palabras) con precisión y fluidez, así como su comprensión del texto y su conocimiento de las reglas letra-sonido (conocimiento letra-sonido) y los sonidos del habla (salida fonológica).

Resultados clave

Se encontró que el entrenamiento en fonética en las personas con lectura deficiente de habla inglesa probablemente mejoró la precisión de la lectura de palabras irregulares, la fluidez en la lectura de palabras mixtas/regulares y la fluidez en la lectura de las no palabras. También puede haber mejorado la precisión de la lectura de palabras mixtas/regulares, la precisión de la lectura de las no palabras, la comprensión lectora, la ortografía, el conocimiento del sonido de las letras y la salida fonológica.

Calidad de la evidencia

La calidad general de la evidencia varió desde baja a moderada. Esto se debió principalmente a las grandes diferencias en el tamaño de los efectos del entrenamiento fonético entre los estudios. Se necesitan más estudios para mejorar la precisión de los resultados.

Conclusiones

La evidencia sugiere que la formación en fonética puede mejorar la alfabetización de las personas de habla inglesa con lectura deficiente. Los efectos positivos del entrenamiento en fonética en todos los resultados relacionados con la lectura sugieren que el entrenamiento en fonética no es perjudicial para las personas con lectura deficiente.

Conclusiones de los autores: 

El entrenamiento en fonética parece ser efectivo para mejorar las habilidades relacionadas con la alfabetización, en particular la fluidez en la lectura de palabras y no palabras, y la precisión en la lectura de palabras irregulares. Se necesitan más estudios para mejorar la precisión de los resultados, incluyendo la exactitud de la lectura de palabras y no palabras, la comprensión de la lectura, la ortografía, el conocimiento del sonido de las letras y la salida fonológica. También se necesitan más datos para determinar si el entrenamiento en fonética en las personas con lectura deficiente de habla inglesa está moderado por factores como el tipo de entrenamiento, la intensidad, la duración, el tamaño del grupo o el administrador.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La capacidad lectora del 16% de los niños está por debajo del promedio para su edad, y el 5% de los niños tienen problemas de lectura significativos y graves. La formación en 'fonética' es uno de los tratamientos de lectura más comunes utilizados en las personas con lectura deficiente, en particular los niños.

Objetivos: 

Medir el efecto del entrenamiento en fonética y explorar el impacto de diversos factores, como la duración del entrenamiento y el tamaño del grupo de entrenamiento, que podrían moderar el efecto del entrenamiento en fonética en las habilidades relacionadas con la alfabetización en las personas de habla inglesa con lectura deficiente.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL, MEDLINE, Embase, otras 12 bases de datos y tres registros de ensayos hasta mayo de 2018. También se realizaron búsquedas en las listas de referencias de los estudios incluidos y se estableció contacto con expertos en la materia para identificar estudios adicionales.

Criterios de selección: 

Se incluyeron estudios que utilizaron la asignación al azar, la asignación al azar cuasialeatoria o la minimización para asignar a los participantes a un grupo de intervención de fonética (entrenamiento en fonética solamente o entrenamiento en fonética más otra habilidad relacionada con la alfabetización) o a un grupo de control (sin entrenamiento o sin entrenamiento en alfabetización). Los participantes eran personas de habla inglesa con lectura deficiente con una desviación estándar de lectura de palabras por debajo del nivel apropiado para su edad (niños, adolescentes y adultos) o un grado o año por debajo del nivel apropiado (niños solamente), sin razón conocida. Los participantes no tenían ningún trastorno de desarrollo comórbido conocido, ni problemas físicos, neurológicos o emocionales.

Obtención y análisis de los datos: 

Se utilizaron los procedimientos metodológicos estándar previstos por Cochrane.

Resultados principales: 

En esta revisión, se incluyeron 14 estudios con 923 participantes. Los estudios se realizaron en Australia, Canadá, el Reino Unido y los Estados Unidos. Seis de los 14 estudios incluidos fueron financiados por organismos gubernamentales y uno fue financiado por una beca universitaria. El resto fue financiado por fundaciones de caridad o instituciones benéficas. En cada estudio se comparó el entrenamiento en fonética, solo o en conjunto con otra habilidad relacionada con la lectura, con ningún entrenamiento (es decir, el tratamiento habitual) o con el entrenamiento alterativo (por ejemplo, las matemáticas). Los participantes eran niños o adolescentes de habla inglesa, de nivel socioeconómico bajo y medio, cuya lectura estaba un año, un grado o una desviación estándar por debajo del nivel esperado para su edad o grado sin razón conocida. El entrenamiento en fonética variaba entre los estudios en cuanto a la intensidad (hasta cuatro horas por semana), la duración (hasta siete meses), el tamaño del grupo de formación (individual y en pequeños grupos) y la forma de impartirla (humana y por computadora). Se midió el efecto del entrenamiento en fonética en siete resultados primarios (exactitud en la lectura de palabras mixtas/regulares, exactitud en la lectura de no palabras, exactitud en la lectura de palabras irregulares, fluidez en la lectura de palabras mixtas/regulares, fluidez en la lectura de no palabras, comprensión de lectura y ortografía). Se consideró que todos los estudios tenían un bajo riesgo de sesgo para la mayoría de los criterios de riesgo, y se utilizó el enfoque GRADE para evaluar la calidad de la evidencia.

Hubo evidencia de baja calidad de que el entrenamiento en fonética puede haber mejorado la exactitud de las personas con lectura deficiente para la lectura de palabras reales y novedosas que siguen las reglas de letras y sonidos (diferencia de medias estandarizada (DME) 0,51; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,13 a 0,90; 11 estudios, 701 participantes), y su exactitud para la lectura de palabras que no siguieron estas reglas (DME 0,67; IC del 95%: 0,26 a 1,07; 10 estudios, 682 participantes). Hubo evidencia de calidad moderada de que el entrenamiento en fonética probablemente mejoró la fluidez de los lectores angloparlantes con lectura deficiente para leer palabras que seguían las reglas de los sonidos de las letras (DME 0,45; IC del 95%: 0,19 a 0,72; cuatro estudios, 224 participantes), y la fluidez en la lectura de palabras no escritas (DME 0,39; IC del 95%: 0,10 a 0,68; tres estudios, 188 participantes), así como su exactitud para la lectura de palabras que no seguían estas reglas (DME 0,84; IC del 95%: 0,30 a 1,39; cuatro estudios, 294 participantes). Además, hubo evidencia de baja calidad de que el entrenamiento en fonética puede haber mejorado la ortografía de las personas con lectura deficiente (DME 0,47; IC del 95%: -0,07 a 1,01; tres estudios, 158 participantes), pero sólo mejora ligeramente su comprensión lectora (DME 0,28; IC del 95%: -0,07 a 0,62; cinco estudios, 343 participantes).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save