Vacunación contra la influenza (gripe) para la prevención de la gripe en adultos con cáncer

Antecedentes
Los adultos con cáncer son propensos a graves complicaciones debido a la gripe, más que los adultos sanos. La vacuna contra la gripe protege contra la influenza y sus complicaciones. Sin embargo, su efectividad entre los pacientes con cáncer no está clara, ya que la disfunción inmunológica que acompaña al cáncer como resultado de la quimioterapia podría reducir la respuesta inmunológica a la vacuna. Por lo tanto, los pacientes con cáncer no disponen de información clara sobre la importancia y la efectividad de la vacuna.

Objetivo de la revisión
Esta revisión se centró en la efectividad de la vacunación contra la gripe en adultos con cáncer que tienen un sistema inmunitario deprimido debido al cáncer o la quimioterapia. Se hicieron búsquedas en la literatura hasta mayo 2017.

¿Cuáles son los principales hallazgos?
Se identificaron seis estudios clínicos (2275 participantes) que abordaban esta cuestión, la mitad de los cuales eran ensayos controlados aleatorizados, en los que los pacientes fueron seleccionados al azar para recibir o no la vacuna. Otros dos estudios mostraron que los adultos con cáncer que se vacunaron presentaron tasas inferiores de mortalidad, pero estos estudios no fueron aleatorizados. Un pequeño estudio aleatorizado mostró una tasa de mortalidad similar en pacientes vacunados y no vacunados. No fue posible agrupar (combinar) los resultados de los diferentes estudios debido a los diferentes métodos o formas en que se informaron los resultados. Hubo una menor tasa de enfermedades similares a la gripe (cualquier enfermedad respiratoria febril), neumonía, gripe confirmada y hospitalización por cualquier motivo, entre los pacientes vacunados en al menos un estudio. En estos estudios, no se informaron efectos secundarios de la vacuna. La revisión también incluyó un ensayo que comparó la vacuna regular con una vacuna que contiene un adyuvante que se supone que aumenta la respuesta inmunológica. Este ensayo aleatorizado fue pequeño y no encontró diferencias en todos los resultados clínicos examinados.

Calidad de la evidencia
La solidez de la evidencia es limitada por el escaso número de estudios y por la baja calidad metodológica (alto riesgo de sesgo).

¿Cuáles son las conclusiones?
Es poco probable que en el futuro se realicen ensayos controlados a gran escala para investigar esta cuestión. La evidencia actual, aunque débil, sugiere un beneficio para la vacunación contra la gripe entre los adultos con cáncer, y no se encontró que la vacuna fuera dañina. Las vacunas contra la gripe administradas a adultos con cáncer contienen un virus inactivo que no causa gripe u otra infección viral.

Conclusiones de los autores: 

Los datos de las observaciones indican que la vacunación contra la gripe reduce la mortalidad y los resultados relacionados con la infección. La solidez de la evidencia está limitada por el pequeño número de estudios y el bajo grado de evidencia. Parece que la evidencia, aunque débil, demuestra que los beneficios superan a los riesgos potenciales cuando se vacuna a los adultos con cáncer contra la gripe. Sin embargo, es éticamente cuestionable que se realicen más ensayos clínicos controlados con placebo o sin tratamiento sobre la vacunación contra la gripe en adultos con cáncer. No hay evidencia concluyente sobre el uso de la vacuna contra la gripe adyuvante frente a la no adyuvante en esta población.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es una actualización de la revisión Cochrane publicada en 2013, número 10.

Los pacientes con cáncer e inmunodeprimidos tienen mayor riesgo de complicaciones graves relacionadas con la gripe. Por lo tanto, las guías recomiendan que estos pacientes se vacunen contra la gripe. Sin embargo, faltan datos sobre la efectividad de la vacuna en esta población, y el valor de la vacunación en esta población sigue sin estar claro.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de la vacuna contra la gripe en adultos con neoplasias malignas e inmunodeprimidos. El resultado primario de la revisión es la mortalidad por todas las causas, preferentemente al final de la temporada de gripe. Se definieron como resultados secundarios las enfermedades similares a la gripe (ESG, una definición clínica), la gripe confirmada, la neumonía, las hospitalizaciones, la mortalidad relacionada con la gripe y la inmunogenicidad.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), en las bases de datos MEDLINE, Embase y LILACS hasta mayo de 2017. Se hicieron búsquedas en los siguientes resúmenes de congresos: ICAAC, ECCMID, IDSA (conferencias sobre enfermedades infecciosas), ASH, ASBMT, EBMT (hematológicos) y ASCO (oncológico) entre los años 2006 y 2017. Además, se revisaron las referencias de todos los estudios identificados y las revisiones pertinentes. Se buscó en los sitios web de los fabricantes de la vacuna contra la gripe. Por último, se buscaron ensayos en curso o no publicados en las bases de datos de los registros de ensayos clínicos.

Criterios de selección: 

Se consideraron los ensayos controlados aleatorizados (ECA), los estudios de cohortes prospectivos y retrospectivos y los estudios de casos y controles que compararon las vacunas contra la gripe inactivas versus placebo, ninguna vacunación o una vacuna diferente, en adultos (16 años de edad o más) con cáncer. Se consideraron las neoplasias malignas sólidas tratadas con quimioterapia, los pacientes con cáncer hematológico tratados o no con quimioterapia y los pacientes con cáncer después de trasplante autólogo (hasta seis meses después del trasplante) o alogénico (en cualquier momento) de células madre hematopoyéticas (TCMH).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión evaluaron de forma independiente el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de los estudios incluidos mediante la metodología Cochrane. El metanálisis no se realizó debido a las diferentes definiciones de los resultados y los denominadores en los estudios incluidos.

Resultados principales: 

Se identificaron seis estudios con un total de 2275 participantes: cinco estudios que comparaban la vacunación con la ausencia de vacunación y uno que comparaba la vacuna adyuvante con la no adyuvante. Tres estudios fueron ECA, uno fue un estudio de cohorte observacional prospectivo y dos fueron estudios de cohorte retrospectivos.

Para la comparación de la vacunación con la no vacunación, se incluyeron dos ECA y tres estudios observacionales, con 2202 participantes. Un estudio informó los resultados en pacientes/años, mientras que los otros los informaron por paciente. Los cinco estudios se realizaron entre 1993 y 2015 e incluyeron a adultos con enfermedades hematológicas (tres estudios), pacientes después de un trasplante de médula ósea (TMO) (dos estudios) y neoplasias malignas sólidas (tres estudios).

Un ECA y dos estudios observacionales informaron sobre la mortalidad por todas las causas; el ECA mostró tasas de mortalidad similares en ambos brazos (odds-ratio (OR) 1,25 (IC del 95%: 0,43 a 3,62; un estudio, 78 participantes, evidencia de baja certeza)); y los estudios observacionales demostraron una asociación significativa entre la recepción de la vacuna y un menor riesgo de muerte, cociente de riesgos instantáneos ajustado 0,88 (IC del 95%: 0,78 a 1; un estudio, 1577 participantes, evidencia de muy baja certeza) en un estudio y OR 0,42 (IC del 95%: 0,24 a 0,75; un estudio, 806 participantes, evidencia de muy baja certeza) en el otro. Un ECA informó de una reducción de las ESG con la vacunación, mientras que no se observó ninguna diferencia en un estudio observacional. Las tasas de gripe confirmadas fueron menores con la vacunación en un ECA y en los tres estudios observacionales, la diferencia alcanzó la significación estadística en uno. En un estudio observacional, la neumonía se observó significativamente con menor frecuencia con la vacunación, pero no se observaron diferencias en otro ni en el ECA. Un ECA mostró una reducción de las hospitalizaciones después de la vacunación, mientras que un estudio observacional no encontró diferencias. No se informaron efectos adversos potencialmente mortales ni persistentes debidos a la vacunación. La solidez de la evidencia fue limitada por el bajo número de estudios incluidos y por su baja calidad metodológica, y la certeza de la evidencia del resultado de la mortalidad según GRADE fue de baja a muy baja.

Para la comparación de la vacuna adyuvante con la no adyuvante, se identificó un ECA con 73 pacientes. No se encontraron diferencias entre los resultados primarios y todos los secundarios evaluados. Los riesgos relativos de mortalidad fueron de 0,54 (IC del 95%: 0,05 a 5,73; evidencia de certeza baja) en el grupo de la vacuna adyuvante. La calidad de la evidencia era baja debido al pequeño tamaño de la muestra y a los grandes intervalos de confianza de todos los resultados.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save