Terapias psicológicas para el juego patológico y los problemas con el juego

Se han propuesto terapias psicológicas para el tratamiento del juego patológico y los problemas con el juego, y esta revisión resumió las pruebas actuales sobre dichas terapias. Incluyó ensayos aleatorios de la mejor calidad, en los que la terapia se comparó con condiciones que incluyeron controles de “ningún tratamiento” o la derivación a Jugadores Anónimos. Consideró categorías de terapia que incluyeron: (1) terapia cognitivoconductual (TCC); (2) terapia con entrevistas motivacionales; (3) terapia integradora; y (4) otras terapias psicológicas. La búsqueda identificó 14 estudios y los datos de los mismos fueron combinados. Los datos de nueve estudios indicaron beneficios de la TCC en el período inmediatamente posterior al tratamiento. Sin embargo, hubo pocos estudios que evaluaron períodos más largos (p.ej. 12 meses) después del tratamiento, y se conoce poco acerca de si los efectos de la TCC son duraderos. Los datos de tres estudios de la terapia con entrevistas motivacionales indicaron algunos beneficios en cuanto a la reducción de la conducta de juego, pero no necesariamente de otros síntomas del juego patológico y los problemas con el juego. Sin embargo, los datos provienen de pocos estudios y las conclusiones con respecto a la terapia con entrevistas motivacionales requieren investigación adicional. También hubo pocos estudios que proporcionaron pruebas sobre las terapias integradoras (dos estudios) y otras terapias psicológicas (un estudio), y actualmente no hay datos suficientes para evaluar la eficacia de estas terapias.

Conclusiones de los autores: 

Esta revisión apoya la eficacia de la TCC para reducir la conducta de juego y otros síntomas del juego patológico y los problemas con el juego inmediatamente después de la terapia. Sin embargo, no se conoce la durabilidad del beneficio terapéutico. Hay pruebas preliminares de algunos beneficios de la terapia con entrevistas motivacionales en cuanto a la reducción de la conducta de juego, aunque no necesariamente de otros síntomas del juego patológico y los problemas con el juego. Sin embargo, los resultados se basan en pocos estudios y se necesita investigación adicional para establecer conclusiones. También hay pruebas que sugieren algún beneficio posible de las terapias integradoras, y otras terapias psicológicas para el juego patológico y los problemas con el juego. Sin embargo, hay muy pocos estudios y las pruebas son insuficientes para evaluar estas terapias. La mayoría de los estudios de esta revisión variaron en cuanto al riesgo de sesgo, y gran parte de las pruebas provienen de estudios con limitaciones múltiples. Por lo tanto, los datos actuales pueden reflejar una sobrestimación de la eficacia del tratamiento.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se han evaluado diversas terapias psicológicas para el juego patológico y los problemas con el juego en ensayos aleatorios. Se necesita una síntesis de las pruebas de mejor calidad.

Objetivos: 

El objetivo fue sintetizar las pruebas de los ensayos aleatorios sobre las terapias psicológicas para el juego patológico y los problemas con el juego (terapia cognitivoconductual [TCC], terapia con entrevistas motivacionales, terapia integradora, otras terapias psicológicas), con objeto de indicar la eficacia de las terapias y la durabilidad de los efectos de la terapia, en relación con las condiciones de control.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Depresión, Ansiedad y Neurosis (Cochrane Collaboration Depression, Anxiety and Neurosis Group), que incluye ensayos controlados aleatorios relevantes de las siguientes bases de datos bibliográficas: CENTRAL (Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados, Cochrane Central Register of Controlled Trials) (todos los años), EMBASE (1974 -), MEDLINE (1950 -) y PsycINFO (1967 -). También se realizaron búsquedas complementarias en MEDLINE, EMBASE, PsycINFO, LILACS y CENTRAL de estudios publicados entre enero de 1980 y octubre de 2011. Se examinaron la WHO International Clinical Trials Registry Platform y ClinicalTrials.gov y también se llevaron a cabo búsquedas manuales en revistas seleccionadas y en listas de referencias de estudios incluidos.

Criterios de selección: 

Los estudios incluidos fueron ensayos clínicos que utilizaron la asignación al azar a grupos, que consideraron a jugadores patológicos o con problemas con el juego, y que evaluaron una terapia psicológica para el juego patológico o los problemas con el juego. Las condiciones de control incluyeron controles de “ningún tratamiento”, derivación a Jugadores Anónimos y controles con componentes de tratamiento no específicos.

Obtención y análisis de los datos: 

Se extrajeron los datos de las características y resultados de los estudios de forma sistemática. Los resultados primarios fueron las medidas de la gravedad del síntoma del juego, la pérdida económica a causa del juego y la frecuencia del juego. Los resultados secundarios fueron la aparición de diagnósticos de juego patológico y depresión y síntomas de ansiedad. Los efectos del tratamiento se definieron mediante comparaciones entre las condiciones de tratamiento y de control en las evaluaciones posteriores al tratamiento (realizadas de cero a tres meses después de la finalización del tratamiento) y las evaluaciones de seguimiento (realizadas de 9 a 12 meses después de la finalización del tratamiento), respectivamente, mediante la diferencia de medias estandarizada (DME) o el cociente de riesgos (CR). Los resultados se resumieron mediante el metanálisis de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Catorce estudios (n = 1245) cumplieron los criterios de inclusión. Once estudios compararon la TCC con el control y las comparaciones a los cero a tres meses después del tratamiento mostraron efectos beneficiosos de la terapia que variaron de efectos medios (cuando se los definió mediante la pérdida económica a causa del juego: DME -0,52; intervalo de confianza [IC] del 95%: -0,71 a -0,33; n= 505) a muy grandes (en cuanto a la gravedad del síntoma de juego: DME -1,82; IC del 95%: -2,61 a -1,02, n = 402). Sólo un estudio (n= 147) comparó los grupos a los nueve a 12 meses de seguimiento y produjo efectos más pequeños que no fueron significativos. Se identificaron cuatro estudios de la terapia con entrevistas motivacionales y se consideraron principalmente muestras que demostraban un juego menos grave (en relación con los estudios de los jugadores patológicos). Los datos indicaron una reducción de la pérdida económica a causa del juego después de la terapia con entrevistas motivacionales a los cero a tres meses después del tratamiento (DME -0,41; IC del 95%: -0,75 a -0,07; n= 244), aunque las comparaciones sobre otros resultados no fueron significativas. El efecto se acercó a cero cuando se lo definió de acuerdo a la gravedad del síntoma de juego (DME -0,03; IC del 95%: -0,55 a 0,50, n = 163). Los estudios compararon grupos a los 9 a 12 meses de seguimiento y encontraron un efecto significativo de la terapia con entrevistas motivacionales en cuanto a la frecuencia del juego (DME -0,53; IC del 95%: -1,04 a -0,02; n= 62), con comparaciones sobre otros resultados que no fueron significativas. Dos estudios de las terapias integradoras también consideraron muestras que demostraban una gravedad general baja del juego, y encontraron efectos significativos de la terapia a los cero a tres meses después del tratamiento. Las comparaciones a los nueve a 12 meses de seguimiento sugirieron un efecto medio de la terapia en cuanto a la gravedad del síntoma de juego, sin diferencias significativas para otros resultados. Un estudio (n= 18) consideró otra terapia psicológica (es decir, Twelve-Step Facilitated Group Therapy) e indicó efectos beneficiosos en cuanto a la mayoría de los resultados a los cero a tres meses después del tratamiento. Las pruebas que apoyan estas diversas clases de terapia variaron de calidad muy baja a baja.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save