Comparación de diferentes tipos de antibióticos administrados sistemáticamente a las mujeres para prevenir las infecciones de la cesárea

Antecedentes

Las mujeres a las que se les realiza una cesárea tienen una mayores probabilidades de desarrollar una infección, comparadas con las mujeres que tienen un parto vaginal. Estas infecciones pueden estar en la orina, en la incisión quirúrgica o en el revestimiento del útero (endometritis). Las infecciones se pueden agravar y causar, por ejemplo, un absceso en la pelvis o infección en la sangre, y en pocas ocasiones pueden dar lugar a la muerte de la madre. Las técnicas quirúrgicas correctas son importantes para reducir las infecciones, junto con los antisépticos y los antibióticos para la piel. Sin embargo, los antibióticos pueden causar efectos adversos como náuseas, vómitos, erupciones cutáneas y en pocas ocasiones reacciones alérgicas en la madre, así como riesgo de muguet (cándida) para la madre y el recién nacido. Los antibióticos que se les administran a las mujeres alrededor del momento del parto también pueden cambiar la flora intestinal del recién nacido y, por lo tanto, interferir en el desarrollo de su sistema inmunológico.

Pregunta de la revisión

La pregunta fue si los antibióticos cefalosporinas son mejores que las penicilinas para las mujeres a las que se les realiza una cesárea. También se examinó cómo se compararon otros grupos de antibióticos.

Lo que se encontró

Al comparar las cefalosporinas con las penicilinas, se encontraron 27 estudios con 7299 mujeres, publicados hasta septiembre 2014. En general, la calidad de los estudios no fue clara y tres estudios informaron de la financiación de las empresas farmacéuticas. Las cefalosporinas y las penicilinas tuvieron efectos similares para reducir las infecciones después de las cesáreas, así como efectos adversos similares. Sin embargo, ninguno de los estudios consideró las infecciones después que las mujeres dejaron el hospital. Ninguno de los estudios analizó los resultados en los recién nacidos. Otra evidencia demuestra que las tetraciclinas pueden causar decoloración de los dientes de los niños y es mejor evitarlas. También se deben considerar los antibióticos compatibles con la lactancia materna. No fue posible evaluar la resistencia bacteriana, que es fundamental al considerar qué antibiótico podría utilizarse.

Qué significan los resultados

En las cesáreas, las cefalosporinas y las penicilinas tienen efectos beneficiosos y secundarios similares para las madres cuando se consideraron las infecciones inmediatamente después de la operación, pero no hay información sobre los recién nacidos. Los médicos deben considerar la resistencia bacteriana y las circunstancias individuales de las mujeres.

Conclusiones de los autores: 

Según la mejor evidencia actualmente disponible, las cefalosporinas y las penicilinas tienen una eficacia similar en la cesárea cuando se analizan las infecciones postoperatorias inmediatas. No existen datos para los resultados del recién nacido ni para las infecciones tardías (hasta 30 días) en la madre. Los médicos deben considerar la resistencia bacteriana y las circunstancias individuales de las mujeres.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La cesárea aumenta el riesgo de infección posparto para las mujeres y se ha demostrado que los antibióticos profilácticos reducen su incidencia; sin embargo, hay efectos adversos. Es importante identificar la clase de antibióticos más efectiva a utilizar y los que ocasionan menos efectos adversos.

Objetivos: 

Determinar, a partir de la mejor evidencia disponible, el equilibrio entre los efectos beneficiosos y los daños de diferentes clases de antibióticos administrados como profilaxis a las mujeres a las que se les realiza una cesárea.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (30 de septiembre 2014) y en las listas de referencias de los estudios recuperados.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos los controlados aleatorizados que compararon diferentes clases de antibióticos profilácticos administrados a las mujeres a las que se les realizó una cesárea. Se excluyeron los ensayos que compararon los fármacos con placebo o fármacos dentro de una clase específica, ya que se evalúan en otras revisiones Cochrane.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente evaluaron los estudios para la inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y realizaron la extracción de los datos.

Resultados principales: 

Se incluyeron 35 estudios, de los cuales 31 proporcionaron datos sobre 7697 mujeres. Para la comparación principal entre las cefalosporinas y las penicilinas hubo 30 estudios, de los cuales 27 proporcionaron datos sobre 7299 mujeres. Hubo falta de datos de buena calidad y los resultados importantes a menudo solo incluyeron escasos números de mujeres.

Para la comparación de una sola cefalosporina versus una sola penicilina (Comparación 1 subgrupo 1), no se encontraron diferencias significativas entre estas clases de antibióticos para los siete resultados más importantes elegidos, a saber, sepsis materna (no hubo mujeres con sepsis en los dos estudios que incluyeron 346 mujeres); endometritis materna (riesgo relativo [RR] 1,11; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,81 a 1,52; nueve estudios, 3130 mujeres, efectos aleatorios, evidencia de calidad moderada); infección de la herida materna (RR 0,83; IC del 95%: 0,38 a 1,81; nueve estudios, 1497 mujeres, efectos aleatorios, evidencia de calidad baja), infección urinaria materna (RR 1,48; IC del 95%: 0,89 a 2,48; siete estudios, 1120 mujeres, evidencia de calidad baja) y efectos adversos compuestos maternos (RR 2,02; IC del 95%: 0,18 a 21,96; tres estudios, 1902 mujeres, evidencia de calidad muy baja ). Ninguno de los estudios incluidos examinó la sepsis infantil ni la candidiasis oral infantil.

Lo anterior significó que solo fue posible concluir que la evidencia actual no muestra diferencias generales entre las diferentes clases de antibióticos en cuanto a la reducción de las infecciones maternas después de la cesárea. Sin embargo, ninguno de los estudios informó sobre las infecciones diagnosticadas después de la estancia hospitalaria inicial postoperatoria. No fue posible evaluar qué repercusión, si hubo alguna, podría tener el uso de diferentes clases de antibióticos sobre la resistencia bacteriana.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save