Fármacos para el tratamiento de la cefalea después de una punción lumbar

La punción lumbar consiste en obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo a través de una aguja insertada en la parte baja de la espalda. La cefalea posterior a la punción lumbar (CPPL) es el efecto secundario más frecuente de una punción lumbar. El síntoma de la CPPL es un constante dolor de cabeza que empeora cuando se está en posición vertical y mejora cuando se está acostado. Se utilizan muchos fármacos para tratar la CPPL , por lo que el objetivo de esta revisión fue evaluar la efectividad de estos fármacos.

Esta es una revisión actualizada, y se buscaron nuevos ensayos en julio de 2014. Se incluyeron 13 ensayos clínicos aleatorizados (ECA), con un total de 479 participantes. Los ensayos evaluaron ocho fármacos: cafeína, sumatriptán, gabapentina, hidrocortisona, teofilina, hormona adrenocorticotrópica, pregabalina y tetracosactida. La cafeína demostró ser eficaz para disminuir el número de personas con CPPL y las que requieren fármacos adicionales (2 ó 3 de cada 10 con cafeína en comparación con 9 de cada 10 con placebo). La gabapentina, la teofilina y la hidrocortisona también demostraron ser eficaces, ya que alivian el dolor mejor que el placebo o el tratamiento convencional por sí solos. Un mayor número de personas tuvieron un mejor alivio del dolor con teofilina (9 de cada 10 con teofilina en comparación con 4 de cada 10 con el tratamiento convencional). No se informó de ningún efecto secundario importante de estas drogas.

La calidad de los estudios fue difícil de evaluar debido a la falta de información disponible. Las conclusiones deben interpretarse con cautela.

Conclusiones de los autores: 

Ninguno de los nuevos estudios incluidos ha proporcionado información adicional para cambiar las conclusiones de la última versión publicada de la revisión Cochrane original. En comparación con placebo, la cafeína mostró ser eficaz para tratar la CPPL al reducir la proporción de participantes con CPPL persistente y que requirieron intervenciones complementarias. Se ha demostrado que la gabapentina, la hidrocortisona y la teofilina disminuyen las puntuaciones de gravedad del dolor. También se ha demostrado que la teofilina aumenta la proporción de participantes que informan de una mejora en las puntuaciones de dolor en comparación con el tratamiento convencional.

No hay evidencia concluyente para los demás medicamentos evaluados (sumatriptán, hormona adrenocorticotrópica, pregabalina y tetracosactida).

Estas conclusiones deben interpretarse con cautela, debido a la falta de información que permita evaluar correctamente el riesgo de sesgo, al pequeño tamaño de las muestras de los estudios y también a su limitada generalización, ya que casi la mitad de los participantes eran mujeres postparto de 30 años de edad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Esta es una versión actualizada de la revisión Cochrane original publicada en el número 8, 2011, sobre "Tratamiento farmacológico para el tratamiento de la cefalea posterior a la punción lumbar”.

La cefalea posterior a la punción lumbar (CPPL) es la complicación más frecuente de la punción lumbar, un procedimiento invasivo realizado con frecuencia en la sala de urgencias. Se han propuesto numerosos fármacos para tratar la CPPL, pero todavía hay algunas dudas acerca de su eficacia clínica.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de los fármacos para tratar la CPPL en adultos y niños.

Métodos de búsqueda: 

Las búsquedas incluyeron el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL 2014, número 6), MEDLINE y MEDLINE in Process (desde 1950 hasta el 29 de julio de 2014), EMBASE (desde 1980 hasta el 29 de julio de 2014) y CINAHL (desde 1982 hasta julio de 2014). No hubo restricciones de idioma.

Criterios de selección: 

Se consideraron los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que evaluaron la efectividad de cualquier fármaco utilizado para tratar la CPPL. Las medidas de resultado consideradas para esta revisión fueron: Persistencia de la CPPL de cualquier gravedad en el seguimiento (resultado principal), actividad diaria limitada por el dolor de cabeza, opción terapéutica complementaria conservadora ofrecida, realización de un parche sanguíneo epidural, cambio en las puntuaciones de la gravedad del dolor, mejoras en las puntuaciones de la gravedad del dolor, número de días de estancia de los participantes en el hospital, cualquier posible evento adverso y datos faltantes.

Obtención y análisis de los datos: 

Los autores de la revisión seleccionaron los estudios de forma independiente, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Se calcularon los riesgos relativos (RR) para los datos dicotómicos y las diferencias de medias (DM) para los resultados continuos. Se calculó el intervalo de confianza (IC) del 95% para cada RR y DM. No se realizó un metanálisis porque los estudios incluidos evaluaron diferentes tipos de fármacos o diferentes resultados. Se realizó un análisis por intención de tratar.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 ECA pequeños (479 participantes) en esta revisión (al menos 274 participantes eran mujeres, con 118 parturientas después de una punción lumbar para la anestesia regional). En la versión original de esta revisión Cochrane, sólo se incluyeron siete pequeños ECA (200 participantes). Los fármacos evaluados fueron la cafeína oral e intravenosa, el sumatriptán subcutáneo, la gabapentina oral, la pregabalina oral, la teofilina oral, la hidrocortisona intravenosa, la tetracosactida intravenosa y la hormona adrenocorticotrópica intramuscular (ACTH).

Dos ECA informaron de datos sobre la persistencia de la CPPL de cualquier gravedad en el seguimiento (resultado principal). La cafeína redujo el número de participantes con CPPL de una a dos horas en comparación con el placebo. El tratamiento con cafeína también redujo la necesidad de una opción terapéutica conservadora complementaria.

El tratamiento con gabapentina dio como resultado mejores puntuaciones en la escala analógica visual (EAV) después de uno, dos, tres y cuatro días en comparación con el placebo y también en comparación con la ergotamina más cafeína a los dos, tres y cuatro días. El tratamiento con hidrocortisona más el tratamiento convencional mostró mejores puntuaciones de EAV a las seis, 24 y 48 horas en comparación con el tratamiento convencional solo y también en comparación con el placebo. El tratamiento con teofilina mostró mejores resultados en el EAV en comparación con el paracetamol a las dos, seis y 12 horas y también en comparación con el tratamiento conservador a las ocho, 16 y 24 horas. La teofilina también mostró un promedio más bajo de "suma de dolor" en comparación con el placebo. El sumatriptán y la ACTH no mostraron efectos relevantes para este resultado.

La teofilina dio lugar a una mayor proporción de participantes que informaron de una mejora en las puntuaciones de dolor en comparación con el tratamiento conservador.

No hubo eventos adversos clínicamente significativos del fármaco.

El resto de los resultados no fueron comunicados por los ECA incluidos o no mostraron ningún efecto relevante.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save