Resultados médicos de estudios por imágenes para promover el cambio de las conductas de salud

Esta revisión investigó si mostrar (y explicar) a los participantes las imágenes médicas de su cuerpo promovía cambios de conductas para reducir cualquier riesgo de salud identificado. Esta revisión es importante porque lograr que las personas modifiquen sus conductas en general es muy difícil. Se necesitan nuevas técnicas y presentar a los participantes pruebas visuales de que ciertas conductas pueden dañar su cuerpo podría ser un enfoque efectivo.

En la revisión se incluyeron nueve estudios con 1371 participantes. En general, no se encontró evidencia sólida para apoyar la efectividad de este enfoque, pero hay evidencia que indica que es efectivo en algunos contextos. En las intervenciones de abandono del hábito de fumar se encontró que el efecto de mostrar y explicar las imágenes de un estudio específico de las arterias (para evaluar el riesgo de enfermedad cardiovascular) fue más efectivo que no proporcionar dicho informe. En cuanto a otros resultados, los efectos fueron variados. No hubo evidencia de efectos perjudiciales significativos de este enfoque, aunque esta información no fue bien documentada.

Una limitación principal de la revisión es el escaso número de estudios en esta área y las grandes diferencias entre ellos en cuanto a la naturaleza precisa de las intervenciones y las poblaciones estudiadas. Esta limitación impide establecer conclusiones generales.

Conclusiones de los autores: 

Debido a la naturaleza limitada de la evidencia disponible y los resultados contradictorios, no se pueden establecer conclusiones sólidas acerca de la efectividad del informe de los resultados de los estudios por imágenes para el cambio de las conductas de salud. Sólo tres ensayos en poblaciones clínicas fueron suficientemente similares en cuanto al ámbito, la intervención y la medida de resultado como para realizar un metanálisis. Sin embargo, se indica que las intervenciones elegidas como objetivo que utilizan tecnologías médicas de estudios por imágenes pueden ser efectivas en ciertos ámbitos, o si se aplican a ciertas conductas, pero también se indica que se deben considerar según el caso y no como un principio general.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La información sobre los resultados médicos de los estudios por imágenes puede proporcionar pruebas visuales de un daño corporal atribuible a una conducta determinada. Esta información puede ofrecer un enfoque particularmente alentador para promover el cambio de las conductas de salud con el fin de reducir el riesgo. Las conductas aplicables incluyen abandono del hábito de fumar, autoexamen de la piel, conducta de protección solar, ingesta dietética, actividad física y uso de fármacos. La revisión actual reúne y evalúa la evidencia en cuanto al impacto conductual que produce mostrar y explicar las imágenes, para determinar si el informe de estas imágenes es un enfoque de intervención efectivo.

Objetivos: 

Evaluar el grado en que la información proporcionada a los participantes sobre las imágenes de su cuerpo generadas durante procedimientos médicos de estudios por imágenes aumenta o reduce una variedad de conductas de salud.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) (The Cochrane Library, Número 3, 2009), MEDLINE (1950 hasta el 14 de septiembre de 2009), EMBASE (1980 hasta el 14 de septiembre de 2009), CINAHL (1982 hasta el 9 de octubre de 2009), PsycINFO (1806 hasta el 14 de septiembre de 2009) y en las listas de referencias de artículos. También se estableció contacto con los autores de los artículos seleccionados y se realizaron búsquedas en la base de datos ProQuest Dissertations and Theses el 1 de octubre de 2009 para identificar literatura gris.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados o cuasialeatorizados que incluyeran pacientes adultos (18 años o más) y mujeres no embarazadas que se sometieron a procedimientos médicos de estudios por imágenes para evaluar el riesgo de una enfermedad o una afección existente, cuyo riesgo se puede reducir a través de la modificación de la conducta. El único componente de las intervenciones incluidas, o el principal, es la información visual de los resultados médicos de los estudios por imágenes, es decir, mostrar y explicar a los participantes las imágenes (fijas o en movimiento) de su cuerpo generadas por el procedimiento.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores buscaron estudios y extrajeron, datos de forma independiente, de los estudios incluidos; los desacuerdos se resolvieron por consenso y un tercer autor actuó como árbitro. Se evaluó y se informó el riesgo de sesgo de los estudios incluidos en conformidad con las guías del Manual Cochrane para Revisiones Sistemáticas de Intervenciones. Se realizó una síntesis narrativa de los estudios incluidos, éstos se dividieron en grupos de poblaciones clínicas y de poblaciones generales y se presentaron las características y los resultados principales. Cuando los estudios fueron suficientemente similares en cuanto a la población, los criterios de inclusión, las intervenciones y los resultados, los datos se agruparon estadísticamente.

Resultados principales: 

Se incluyeron nueve ensayos con 1 371 participantes. En general los resultados fueron variados. En cuanto a los cinco ensayos realizados en poblaciones clínicas, tres evaluaron conductas relacionadas con el abandono del hábito de fumar, todos incluyeron un estudio específico de las arterias para evaluar el riesgo cardiovascular, e informaron un efecto estadísticamente significativo a favor de la intervención, con un odds ratio agrupado (OR) de 2,81 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,23 a 6,41; p = 0,01). Uno de estos ensayos también midió la actividad física y no informó diferencias estadísticamente significativas entre los grupos. Otro ensayo midió la conducta de autoexamen de la piel después de un procedimiento de fotografías de la piel para evaluar lunares e informó un aumento estadísticamente significativo a favor de la intervención, con un OR de 4,86 (IC del 95%: 1,95 a 12,10; p = 0,0007). El ensayo clínico poblacional midió una variedad de conductas de ingesta dietética y uso de fármacos e incluyó un estudio específico de las arterias que evaluó el riesgo cardiovascular, y no informó efectos estadísticamente significativos.

En los cuatro ensayos de poblaciones no clínicas que incluyeron fotografías ultravioletas para detectar el daño de la piel relacionado con los rayos ultravioletas, se encontró un resultado estadísticamente significativo a favor de la intervención en un ensayo para reducir el uso de las cabinas de bronceado, con una diferencia de medias (DM) de -1,10 (IC del 95%: -1,90 a -0,30; p = 0,007) y un ensayo informó un resultado a favor del control, con una DM de 0,45 (IC del 95%: 0,04 a 0,86; p = 0,03) en cuanto a las horas de exposición intencional al sol. En dos ensayos adicionales, no se informaron efectos conductuales significativos en cuanto a las conductas de tiempo de exposición al sol o protección solar.

No hubo evidencia de efectos adversos significativos en los ensayos incluidos, aunque esta información no estuvo bien documentada.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save