Amniotomía y oxitocina precoces para el retraso del período de dilatación del trabajo de parto espontáneo, en comparación con la atención habitual

Las tasas de cesárea han aumentado considerablemente desde principios de los años setenta. Muchas mujeres que dan a luz por primera vez son mayores, lo que puede contribuir a que el trabajo de parto no sea efectivo o que sea difícil, en la mayoría de los casos debido a una acción uterina inadecuada (distocia). El Tratamiento Activo del Trabajo de Parto es un protocolo clínico que incluye la intervención precoz con amniotomía y oxitocina para aumentar la frecuencia y la intensidad de las contracciones uterinas (estimulación) cuando la evolución del trabajo de parto se retrasa. El trabajo de parto no efectivo continuo ("detención cervical") puede dar lugar a la decisión de realizar una cesárea. La intervención precoz también tiene riesgos que incluyen la hiperestimulación uterina y las anomalías de la frecuencia cardíaca fetal.

Esta revisión incluye 14 ensayos, en los que se asignaron al azar 8033 mujeres, y mostró que una política de estimulación temprana y sistemática de los retrasos leves en el progreso del trabajo de parto dio lugar a una modesta reducción de la tasa de cesáreas, en comparación con el tratamiento expectante. La reducción de las cesáreas fue más evidente en los 11 ensayos que examinaron la prevención de la progresión anormal, en lugar de su tratamiento (tres ensayos). En estas mujeres también se redujo el tiempo desde el ingreso hasta el parto (diferencia de medias 1,3 horas).

Los ensayos no proporcionaron evidencia suficiente con respecto a los indicadores del estado de salud materno o neonatal, incluida la satisfacción y los criterios de las mujeres sobre la experiencia. La documentación de otros aspectos de la atención como el apoyo profesional continuo, la movilidad y las posiciones durante el trabajo de parto, fue limitada debido al grado de contraste entre los grupos. Las mujeres del grupo control también recibieron oxitocina, pero a menudo más tarde que las del grupo de intervención. Aún queda por definir la gravedad del retraso, suficiente para justificar las intervenciones.

Conclusiones de los autores: 

En los ensayos de prevención la intervención precoz con amniotomía y oxitocina pareció asociarse con una reducción moderada de la tasa de cesárea con respecto a la atención estándar.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En muchos países desarrollados las tasas de cesárea superan el 20%. El diagnóstico principal que contribuye a la alta tasa en las nulíparas es la distocia o el trabajo de parto prolongado. La presente revisión evalúa los efectos de una política de amniotomía precoz con administración temprana de oxitocina para la prevención o el tratamiento del retraso en la evolución del trabajo de parto.

Objetivos: 

Calcular los efectos de la estimulación precoz con amniotomía y oxitocina para la prevención o el tratamiento del retraso en la evolución del trabajo de parto, sobre la tasa de parto por cesárea y los indicadores de la morbilidad materna y neonatal.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro de ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 de mayo 2013), MEDLINE (1966 hasta el 4 de julio 2013), Embase (1980 hasta el 4 de julio 2013), CINAHL (1982 hasta el 4 de julio 2013), MIDIRS (1985 hasta el 4 de julio 2013), y se estableció contacto con los autores para obtener datos de ensayos no publicados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados y cuasialeatorizados que compararon la oxitocina y la amniotomía con el tratamiento expectante.

Obtención y análisis de los datos: 

Tres autores de la revisión extrajeron los datos de forma independiente. Los análisis se estratificaron en "Ensayos de prevención" y "Ensayos de tratamiento", según el estado de la mujer en el momento de la asignación al azar. Las participantes en los "Ensayos de prevención" fueron mujeres no seleccionadas, sin evolución lenta del trabajo de parto, asignadas al azar a una política de estimulación precoz o a atención habitual. En los "Ensayos de tratamiento" las mujeres fueron elegibles si presentaban un retraso establecido de la evolución del trabajo de parto.

Resultados principales: 

Para la actualización de 2013 se identificó y excluyó un ensayo clínico nuevo. Esta revisión actualizada incluye 14 ensayos, que asignan al azar a 8033 mujeres. El análisis no estratificado encontró que la intervención temprana con amniotomía y oxitocina se asoció con una modesta reducción del riesgo de cesárea; sin embargo, el intervalo de confianza (IC) incluyó el efecto nulo (riesgo relativo [RR] 0,89; IC del 95%: 0,79 a 1,01; 14 ensayos; 8033 mujeres). En los ensayos de Prevención la estimulación precoz se asoció con una reducción moderada del número de partos por cesárea (RR 0,87; IC del 95%: 0,77 a 0,99: 11 ensayos, 7753 mujeres). Una política de amniotomía y oxitocina precoces se asoció con una menor duración del trabajo de parto (diferencia de medias [DM] promedio - 1,28 horas; IC del 95%: -1,97 a -0,59; ocho ensayos; 4816 mujeres). Los análisis de sensibilidad que excluyeron cuatro ensayos con un paquete completo de tratamiento activo no afectaron sustancialmente la estimación puntual del riesgo de cesárea (RR 0,87; IC del 95%: 0,73 a 1,05; diez ensayos; 5165 mujeres). No se encontró otro efecto significativo para los otros indicadores de la morbilidad materna o neonatal.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save