Fármacos para el aumento del suministro de leche en madres que extraen la leche materna para sus lactantes pretérmino hospitalizados

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

La leche materna sigue siendo la forma óptima de nutrición enteral para los lactantes a término y prematuros hasta los seis meses de edad posnatal. Las madres de neonatos prematuros y enfermos son separadas de sus recién nacidos mientras reciben atención hospitalaria. Estas madres a menudo presentan dificultades para mantener la lactancia, cuando la leche se produce exclusivamente a través de la extracción de leche materna.

En los lactantes prematuros, se ha demostrado que la leche materna extraída (LME) administrada por una sonda nasogástrica, hasta que se establece la succión, reduce una enfermedad intestinal llamada enterocolitis necrosante en la cual se lesiona o muere parte del intestino. Las pruebas adicionales indican que la LME podría mejorar la tolerancia a la alimentación y reducir la infección.

Los ensayos de los fármacos utilizados para mejorar el suministro de leche materna en las madres con leche insuficiente para satisfacer las necesidades de los lactantes prematuros hospitalizados se han presentado en dos estudios controlados aleatorios que incluyen a 59 madres. Estos dos estudios administraron domperidona de 10 mg a las mujeres tres veces al día cuando la LME de las madres era insuficiente, dos a tres semanas después del parto. Revelaron una mejoría moderada en el volumen de LME durante la semana y las dos semanas siguientes. No se observó ningún efecto secundario en las madres ni en los lactantes en estos estudios.

Estos fármacos sólo deben considerarse en las madres que han recibido todos los sistemas de apoyo a la lactancia y luego de más de 14 días después del parto pero cuya LME es insuficiente para satisfacer las necesidades de los lactantes.

Conclusiones de los autores: 

Dos estudios con un total de 59 madres indican mejorías moderadas en los volúmenes de LME a corto plazo al utilizar medicación después de que la LME es insuficiente en las madres luego del parto prematuro. En ambos estudios, la medicación comenzó a administrarse a los 14 días después del parto y luego de un suministro de LME insuficiente con otros sistemas de apoyo a la lactancia.

En la actualidad, ningún estudio apoya el uso profiláctico de una medicación galactagoga en ningún momento de la gestación. El uso de cualquier medicación galactagoga sólo se ha examinado luego de los 14 días posteriores al parto y después de administrar todos los sistemas de apoyo a la lactancia. Los ensayos adicionales deben examinar a grupos más grandes de madres prematuras y considerar los resultados de la lactancia materna durante un período más prolongado.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La leche materna sigue siendo la forma óptima de nutrición enteral para los lactantes a término y prematuros hasta los seis meses de edad posnatal. Las madres de lactantes prematuros que no han establecido el amamantamiento deben extraer la leche materna y a menudo presentan dificultades para mantener un volumen suficiente que satisfaga las necesidades de los lactantes (Donath 2008). En los lactantes prematuros, la leche materna de donantes redujo la aparición de enterocolitis necrosante, en comparación con la leche maternizada (McGuire 2003). Además, los estudios de casos y controles han indicado que la leche materna se asocia con una mejoría en la tolerancia a la alimentación, una reducción de los eventos infecciosos gastrointestinales significativos (Beeby 1992) y una reducción de la sepsis de aparición tardía (Schanler 1999) en comparación con la leche maternizada en los lactantes prematuros hospitalizados.

Objetivos: 

Evaluar el efecto de la medicación administrada durante al menos siete días a las madres de lactantes prematuros cuya leche materna es insuficiente para satisfacer las necesidades de los lactantes sobre los resultados del volumen de leche extraída y la duración de la lactancia materna.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (31 de diciembre de 2011).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios y cuasialeatorios de los fármacos para aumentar el volumen de leche materna (en comparación con placebo o con otros fármacos para el aumento de volumen) en madres con lactantes prematuros hospitalizados cuyos volúmenes de leche materna no lograron satisfacer los requerimientos de los lactantes. No se incluyeron ensayos con un diseño grupal aleatorio o cruzado.

Obtención y análisis de los datos: 

Ambos autores de la revisión evaluaron de forma independiente los estudios para su inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos. Las diferencias se resolvieron mediante consenso. Se verificó la exactitud de los datos.

Resultados principales: 

Dos ensayos (con 59 madres) que examinaron el uso de domperidona en un total de 59 pares de madres-lactantes cumplieron con los criterios de inclusión. El metanálisis de estos ensayos mostró un aumento moderado de la leche materna extraída (LME) de 99,49 ml/día (intervalos de confianza del 95%: -1,94 a 200,92; efectos aleatorios; T² 3511,62; I² 63%) en las madres que recibieron domperidona. Ambos ensayos administraron la misma dosis de domperidona (10 mg tres veces por día) con una duración de siete días en el ensayo más pequeño y de 14 días en el más amplio.

Ningún ensayo mostró mejorías significativas en los resultados a más largo plazo de la lactancia materna en una población de lactantes prematuros y no se informaron efectos adversos.

Share/Save