Comparación de una inyección de anestesia local debajo de la clavícula con otras técnicas de inyección para proporcionar anestesia del antebrazo

La anestesia quirúrgica del antebrazo, desde el codo hasta la mano, puede proporcionarse mediante la inyección de un anestésico local alrededor del plexo braquial (el conjunto de nervios que van desde la médula espinal en el cuello hasta al brazo, a través del hombro). Existen varias técnicas que se utilizan habitualmente para bloquear el plexo braquial, pero no está claro cuál de ellas es la mejor, si es que una es mejor que otra. Esta revisión sistemática comparó los efectos de bloquear el plexo braquial mediante la inyección de un anestésico local en el área ubicada debajo de la clavícula (el bloqueo infraclavicular) con otras técnicas.

Se efectuaron búsquedas en las bases de datos hasta junio de 2013, y se incluyeron 22 estudios con 1732 pacientes de los cuales 842 fueron sometidos al bloqueo infraclavicular y 930 al bloqueo del plexo braquial con otra técnica. Estas otras técnicas fueron el bloqueo axilar (inyección en el área de la axila; diez estudios), el bloqueo supraclavicular (inyección en el área inmediatamente por encima de la clavícula; seis estudios), el bloqueo mediohumeral (inyección en el brazo; dos estudios) y el bloqueo paraescalénico (inyección en el área inferior del cuello; un estudio). Un estudio comparó un bloqueo infraclavicular, tanto con un bloqueo axilar como con un bloqueo supraclavicular. El bloqueo infraclavicular tuvo una tasa de éxito alta y presentó la misma efectividad que todos los otros bloqueos para proporcionar anestesia del antebrazo. Las ventajas del bloqueo infraclavicular incluyeron una reducción del riesgo de dolor con el torniquete aplicado al brazo durante la intervención quirúrgica y un tiempo de realización más rápido (cuatro minutos en promedio) en comparación con las técnicas más complejas de bloqueo axilar o mediohumeral que utilizan tres o cuatro inyecciones por separado (en lugar de solamente una). Los efectos secundarios fueron poco frecuentes y no se observaron diferencias entre el bloqueo infraclavicular y todos los otros bloqueos en este sentido.

En conclusión, esta revisión indicó que el bloqueo infraclavicular es una elección eficaz y segura para producir la anestesia del antebrazo.

Conclusiones de los autores: 

El BIC es igual de seguro y efectivo que cualquier otro BPB, de forma independiente de si se utiliza guía ecográfica o con neuroestimulación. Las ventajas del BIC incluyen una probabilidad inferior de dolor con el torniquete durante la intervención quirúrgica, un bloqueo más fiable del nervio musculocutáneo en comparación con un bloqueo axilar con única inyección y un tiempo de realización del bloqueo significativamente más corto en comparación con los bloqueos axilares y mediohumerales con inyecciones múltiples.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Existen varios enfoques para producir el bloqueo anestésico local del plexo braquial. No está claro cuál es la técnica de elección para proporcionar anestesia quirúrgica del antebrazo aunque al bloqueo infraclavicular (BIC) se le atribuyen varias ventajas. Por consiguiente, se realizó una revisión sistemática del BIC en comparación con los otros bloqueos del plexo braquial (BPB). Esta revisión fue publicada originalmente en 2010 y se actualizó en 2013.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar la eficacia y la seguridad del bloqueo infraclavicular del plexo braquial, en comparación con otros enfoques, para proporcionar anestesia regional en la cirugía del antebrazo.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL) en The Cochrane Library (2013, número 5); MEDLINE (de 1966 hasta junio 2013) vía OvidSP; y EMBASE (de 1980 hasta junio 2013) vía OvidSP. También se hicieron búsquedas en los resúmenes de congresos (desde 2004 hasta 2012) y en el registro de www.clinicaltrials.gov. Las búsquedas para la revisión original se realizaron en septiembre de 2008.

Criterios de selección: 

Se incluyeron todos los ensayos controlados aleatorios (ECA) que compararon BIC con otros BPB como las únicas técnicas anestésicas para la cirugía del antebrazo.

Obtención y análisis de los datos: 

La medida de resultado primaria fue la anestesia quirúrgica adecuada dentro de los 30 minutos de la finalización del bloqueo. Las medidas de resultado secundarias incluyeron el bloqueo sensitivo de los nervios individuales, el dolor con el torniquete, el tiempo de inicio del bloqueo sensitivo, el tiempo de realización del bloqueo, el dolor asociado con el bloqueo y las complicaciones relacionadas con el bloqueo.

Resultados principales: 

En la revisión original, se incluyeron 15 estudios con 1020 participantes y se excluyeron dos. En esta revisión actualizada, se incluyeron siete estudios nuevos y se excluyeron seis, con lo que fueron 22 el número total de estudios incluidos, involucrando a 1732 participantes. La intervención del grupo control fue el bloqueo axilar en 14 estudios, el bloqueo supraclavicular en seis, el bloqueo mediohumeral en dos y el bloqueo paraescalénico en un estudio. Un estudio comparó el BIC con bloqueos tanto axilares como supraclaviculares. Nueve estudios usaron el BIC guiado por ecografía. El riesgo de fracaso de la anestesia quirúrgica 30 minutos después de la finalización del bloqueo fue similar para el BIC y todos los otros BPB (11,4% versus 12,9%; cociente de riesgos [CR] 0,88; IC del 95%: 0,51 a 1,52; p = 0,64), aunque el dolor con el torniquete fue menos probable con el BIC (11,9% versus 18,0%; CR de experimentar dolor con el torniquete 0,66; IC del 95%: 0,47 a 0,92; p = 0,02). El análisis de subgrupos por método de localización nerviosa y por intervención del grupo de control no mostró diferencias estadísticamente significativas en el riesgo de fracaso de la anestesia quirúrgica. Sin embargo, en comparación con un bloqueo axilar con única inyección, el BIC fue mejor para proporcionar un bloqueo sensitivo completo del nervio musculocutáneo (CR para el fracaso 0,46; IC del 95%: 0,27 a 0,60; p < 0,0001). El BIC tuvo un tiempo de inicio del bloqueo sensitivo algo más largo (diferencia de medias [DM] 1,9 min; IC del 95%: 0,2 a 3,6; p = 0,03) aunque fue más rápido de realizar que los bloqueos axilares (DM -2,7 min; IC del 95%: -3,4 a -2,0; p < 0,00001) o mediohumerales (DM -4,8 min; IC del 95%: -6,0 a -3,6; p < 0,00001) con inyecciones múltiples.

Tools
Information
Share/Save