Diagnósticos genéticos preimplantacionales para detectar cantidades anormales de cromosomas en parejas que se someten a una fertilización in vitro

Pregunta de la revisión

¿Mejoran los diagnósticos genéticos preimplantacionales para detectar cantidades anormales de cromosomas las posibilidades de un embarazo seguido de un bebé nacido vivo?

Antecedentes

En la fecundación in vitro (FIV) con o sin inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), la selección del mejor o los mejores embriones para su transferencia se basa principalmente en la evaluación morfológica de los mismos, que incluye el número de células, la regularidad de las células y la presencia de fragmentos celulares. Desafortunadamente, casi dos tercios de las parejas no quedan embarazadas ni siquiera después de la transferencia de embriones de "buena calidad". Una de las posibles causas es que estos embriones tienen un número anormal de cromosomas (aneuploidía). El análisis genético preimplantacional para detectar aneuploidías (PGT-A de sus siglas en inglés) es una técnica utilizada para analizar el número de cromosomas presentes en los embriones de FIV. En la PGT-A se obtienen por biopsia para su análisis un corpúsculo polar (un producto de desecho de la meiosis materna) o una o unas pocas células del embrión. Sólo se transfieren al útero corpúsculos polares o embriones con un número normal de cromosomas en cada célula, los llamados "embriones euploides". La idea es que esto aumentará la tasa de nacidos vivos por cada ciclo de FIV iniciado. Estudios previos sobre PGT-A que utilizaron una técnica de análisis genético llamada hibridación fluorescente in situ (FISH) encontraron que el PGT-A no es efectivo para mejorar las tasas de nacidos vivos. Desde entonces, se han desarrollado nuevas metodologías y técnicas en el PGT-A que realizan el procedimiento en los corpúsculos polares u otras etapas del desarrollo del embrión y utilizan diferentes métodos de análisis genético (hibridación genómica comparada de chips (del inglés aCGH) o secuenciación de nueva generación (del inglés NGS).

Se compararon los efectos beneficiosos y los riesgos de la FIV con y sin PGT-A, realizada con diferentes técnicas en distintas etapas: corpúsculo polar u otra fase de desarrollo del embrión.

Características de los estudios

Se incluyeron 13 ensayos controlados aleatorizados (un tipo de estudio en que los participantes se asignan a uno de dos o más grupos de tratamiento mediante un método aleatorio) que incluyeron a 2794 mujeres. La evidencia está actualizada hasta septiembre de 2019.

Resultados clave

FIV con PGT-A versus FIV sin PGT-A mediante análisis del genoma completo

Biopsia del corpúsculo polar

No hubo suficiente evidencia para determinar si hay alguna diferencia en la tasa acumulada de nacidos vivos (TaNV) o en la tasa de nacidos vivos (TNV) después de la primera transferencia de embriones añadiendo un PGT-A a la FIV mediante biopsia del corpúsculo polar. Puede haber una reducción en la tasa de abortos con la adición de PGT-A. Ningún estudio informó sobre la tasa de embarazos en curso. También es incierto si la adición de PGT-A a la FIV mediante biopsia del corpúsculo polar resulte en más embarazos clínicos.

Biopsia en la fase de blastocisto

Ningún estudio informó sobre la TaNV tras una biopsia en la fase de blastocisto. No está claro si la adición de PGT-A mediante biopsia en fase de blastocisto mejora la TNV tras la primera transferencia de embriones o reduce la tasa de aborto. Ningún estudio informó sobre la tasa de embarazo en curso o la tasa de embarazo clínico.

FIV con PGT-A versus FIV sin PGT-A mediante FISH para el análisis genético

La adición de PGT-A mediante FISH no aumenta la TaNV cuando se usa para el análisis genético. La tasa de nacidos vivos después de la primera transferencia de embriones se reduce probablemente con la adición de PGT-A. Probablemente haya poca o ninguna diferencia en las tasas de aborto espontáneo entre la FIV con y sin PGT-A mediante FISH. El PGT-A mediante FISH puede reducir los embarazos en curso y probablemente disminuye los embarazos clínicos.

Calidad de la evidencia

La calidad de la evidencia varió de baja a moderada. Las principales limitaciones de la evidencia fueron el número reducido de estudios y episodios, la incoherencia de las estimaciones entre los estudios y los indicios de que los resultados pueden estar sesgados porque no se han publicado todos los estudios elegibles.

Conclusiones de los autores: 

No hay suficiente evidencia de buena calidad de una diferencia en la tasa acumulada de nacidos vivos, la tasa de nacidos vivos después de la primera transferencia de embriones o en la tasa de abortos espontáneos entre la FIV con y sin PGT-A tal y como se realiza actualmente. No se disponía de datos sobre las tasas de embarazos en curso. El efecto del PGT-A en la tasa de embarazos clínicos es incierto.

Las mujeres deben ser conscientes de que no se sabe con certeza si añadir a la FIV un PGT-A con análisis del genoma completo es eficaz, especialmente en vista del carácter invasivo y los costes que entraña el PGT-A. El PGT-A con FISH para el análisis genético es probablemente perjudicial.

La evidencia disponible actual es insuficiente para apoyar el PGT-A en la práctica clínica habitual.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

En la fecundación in vitro (FIV) con o sin inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), la selección del embrión o los embriones más competentes para la transferencia se basa en criterios morfológicos. Sin embargo, muchas mujeres no logran un embarazo incluso después de la transferencia de embriones de "buena calidad". Una de las posibles causas es que estos embriones morfológicamente normales muestran un número anormal de cromosomas (aneuploidías). Por consiguiente, los análisis genéticos preimplantacionales para detectar aneuploidías (PGT-A ), antes conocidos como diagnóstico genético preimplantacional (DGP), se desarrollaron como un método alternativo para seleccionar embriones para su transferencia en la FIV. En el PGT-A, el corpúsculo polar o una o unas pocas células del embrión se obtienen por biopsia y se analizan. Sólo se transfieren los corpúsculos polares y los embriones que muestran un número normal de cromosomas.

Se demostró que la primera generación de PGT-A, mediante biopsia en estadio de división y la hibridación fluorescente in situ (FISH) para el análisis genético, no eran efectivos para mejorar las tasas de nacidos vivos. Desde entonces, se han desarrollado nuevas metodologías de PGT-A que realizan el procedimiento de biopsia en otras fases de desarrollo y utilizan diferentes métodos de análisis genético.

El hecho de que el PGT-A mejore los desenlaces de la FIV y sea beneficioso para los pacientes sigue siendo controvertido.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad y la seguridad del PGT-A en mujeres que han recibido FIV.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Ginecología y Fertilidad (Cochrane Gynaecology and Fertility Group), CENTRAL, MEDLINE, Embase, PsycINFO, CINAHL y dos registros de ensayos en septiembre de 2019, y se verificaron las listas de referencias de los artículos pertinentes.

Criterios de selección: 

Fueron aptos para su inclusión todos los ensayos controlados aleatorizados (ECA) que informaron de datos sobre desenlaces clínicos en participantes sometidas a FIV con PGT-A versus FIV sin PGT-A.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión de forma independiente seleccionaron los estudios para su inclusión, evaluaron el riesgo de sesgo y extrajeron los datos de los estudios. El desenlace principal fue la tasa acumulada de nacidos vivos (TaNV). Los desenlaces secundarios fueron la tasa de nacidos vivos (TNV) tras la primera transferencia de embriones, tasa de aborto espontáneo, tasa de embarazo en curso, tasa de embarazo clínico, tasa de embarazo múltiple, proporción de mujeres que llegan a recibir una transferencia de embriones y el número medio de embriones por transferencia.

Resultados principales: 

Se incluyeron 13 ensayos con 2794 mujeres. La calidad de la evidencia varió de baja a moderada. Las principales limitaciones fueron la imprecisión, inconsistencia y el riesgo de sesgo de publicación.

FIV con PGT-A versus FIV sin PGT-A mediante análisis del genoma completo

Biopsia del corpúsculo polar

Un ensayo utilizó la biopsia del corpúsculo polar con hibridación genómica comparada de chips (aCGH). No se sabe con certeza si la adición de PGT-A mediante biopsia del corpúsculo polar aumenta la TaNV en comparación con la FIV sin PGT-A (odds ratio (OR) 1,05, intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,66 a 1,66, un ECA, N = 396, evidencia de calidad baja). La evidencia sugiere que para una TaNV observada del 24% en el grupo de control, la probabilidad de un nacido vivo tras los resultados de un ciclo de FIV con PGT-A es de entre el 17% y el 34%. No se sabe si la TNV después de la primera transferencia de embriones mejora con el PGT-A por biopsia del corpúsculo polar (OR 1,10, IC del 95%: 0,68 a 1,79, un ECA, N = 396, evidencia de calidad baja). El PGT-A por biopsia del corpúsculo polar puede reducir la tasa de abortos espontáneos (OR 0,45, IC del 95%: 0,23 a 0,88, un ECA, N = 396, evidencia de calidad baja). No se disponía de datos de la tasa de embarazos en curso. El efecto de la PGT-A por biopsia del corpúsculo polar en la mejora de la tasa de embarazos clínicos es incierto (OR 0,77, IC del 95% 0,50 a 1,16, un ECA, N = 396, evidencia de calidad baja).

Biopsia en la fase de blastocisto

Un ensayo utilizó la biopsia en fase de blastocisto con secuenciación de nueva generación. No se sabe con certeza si la FIV con PGT-A por biopsia en fase de blastocisto aumenta la TaNV en comparación con la FIV sin PGT-A, ya que no se disponía de datos. No se sabe si la TNV después de la primera transferencia de embriones mejora con el PGT-A por biopsia en fase de blastocisto (OR 0,93, IC del 95%: 0,69 a 1,27, un ECA, N = 661, evidencia de calidad baja). No se sabe con certeza si el PGT-A con biopsia en fase de blastocisto reduce la tasa de abortos espontáneos (OR 0,89, IC del 95%: 0,52 a 1,54, un ECA, N = 661, evidencia de calidad baja). No se disponía de datos sobre la tasa de embarazos en curso ni sobre la tasa de embarazos clínicos.

FIV con PGT-A versus FIV sin PGT-A mediante FISH para el análisis genético

En esta comparación se incluyeron 11 ensayos. No se sabe si la FIV con PGT-A aumenta la TaNV (OR 0,59, IC del 95%: 0,35 a 1,01, un ECA, N = 408, evidencia de calidad baja). La evidencia sugiere que para una TaNV media observada del 29% en el grupo de control, la probabilidad de un nacido vivo después de los resultados de un ciclo de FIV con PGT-A es de entre el 12% y el 29%. El PGT-A por FISH probablemente reduce los nacidos vivos después de la primera transferencia en comparación con el grupo de control (OR 0,62, 95% CI 0,43 a 0,91, 10 ECA, N = 1680, I² = 54%, evidencia de calidad moderada). La evidencia sugiere que para una TNV media observada por primera transferencia del 31% en el grupo de control, la probabilidad de nacidos vivos después de la primera transferencia de embriones con PGT-A es de entre el 16% y el 29%. Probablemente haya poca o ninguna diferencia en la tasa de abortos espontáneos entre el PGT-A y el grupo de control (OR 1,03, 95%, IC 0,75 a 1,41; 10 ECA, N = 1680, I² = 16%; evidencia de calidad moderada). La adición de PGT-A podría reducir la tasa de embarazos en curso (OR 0,68, IC del 95%: 0,51 a 0,90, cinco ECA, N = 1121, I² = 60%, evidencia de baja calidad) y probablemente reduce los embarazos clínicos (OR 0,60, IC del 95%: 0,45 a 0,81, cinco ECA, N = 1131; I² = 0%, evidencia de calidad moderada).

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save