Intervenciones no farmacológicas para la pérdida de peso a largo plazo en adultos con prediabetes

Las intervenciones dietéticas, de actividad física o conductuales produjeron una pérdida de peso entre las personas con prediabetes y una disminución en la incidencia de diabetes

Se dice que las personas con niveles de glucemia anormales, pero no en el rango de personas con diabetes, tienen prediabetes y que a menudo precede al desarrollo de la diabetes tipo 2. La mayoría de las personas con prediabetes tiene sobrepeso y la obesidad empeora la glucemia y otros problemas asociados a la prediabetes. En esta revisión se halló que las intervenciones dietéticas, de actividad física o conductuales producían mejorías significativas en el peso entre las personas con prediabetes y una disminución significativa en la incidencia de diabetes. Se observaron mejorías moderadas, pero no estadísticamente significativas en los pocos estudios que examinaban el control de la glucemia, la presión arterial y los niveles de lípidos. No se hallaron datos sobre la calidad de vida o la mortalidad.

Conclusiones de los autores: 

En términos generales, las estrategias de pérdida de peso que utilizaban intervenciones dietéticas, de actividad física o conductuales produjeron mejorías significativas en el peso de las personas con prediabetes y una disminución significativa en la incidencia de la diabetes. Es necesario realizar trabajos adicionales sobre los efectos a largo plazo de estas intervenciones sobre la morbilidad y la mortalidad y sobre la forma de implementar estas intervenciones en contextos comunitarios diversos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La mayoría de las personas con prediabetes (disminución de la tolerancia a la glucosa o la alteración de la glucemia en ayunas) presenta sobrepeso, y la obesidad empeora las anomalías metabólicas y fisiológicas asociadas a esta enfermedad. La prediabetes es un importante factor de riesgo en el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue evaluar la efectividad de las intervenciones dietéticas, de actividad física, de pérdida de peso conductual y de control de peso en adultos con prediabetes.

Estrategia de búsqueda (: 

Los estudios se obtuvieron de múltiples búsquedas electrónicas en bases de datos bibliográficas, complementadas por búsquedas manuales en revistas seleccionadas y consultas a expertos en investigación de la obesidad. La última búsqueda se realizó en mayo 2004.

Criterios de selección: 

Los estudios se incluyeron si eran ensayos controlados aleatorios publicados o no publicados en cualquier idioma y examinaban las estrategias de pérdida o control de peso mediante una o más intervenciones dietéticas, de actividad física o conductuales, con un intervalo de seguimiento de al menos 12 meses.

Obtención y análisis de los datos: 

Los efectos se combinaron mediante un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales

Se identificaron nueve estudios elegibles, con un total de 5168 participantes. El seguimiento osciló entre uno y 10 años. La síntesis cuantitativa se vio limitada por la heterogeneidad de las poblaciones, contextos e intervenciones y por el escaso número de estudios que evaluaban resultados diferentes al peso. En términos generales, en comparación con la atención habitual, cuatro estudios con un seguimiento de un año redujeron el peso en 2,8 kg (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,0 a 4,7) (3,3% del peso corporal inicial) y disminuyeron el índice de masa corporal en 1,3 kg/m2 (IC del 95%: 0,8 a 1,9). La pérdida de peso a los dos años fue 2,6 kg (IC del 95%: 1,9 a 3,3) (tres estudios). Se observaron mejorías moderadas en los pocos estudios que examinaron el control glucémico, la presión arterial o las concentraciones de lípidos (P > 0,05). No se hallaron datos sobre calidad de vida o mortalidad. La incidencia de la diabetes fue significativamente inferior en los grupos de intervención versus controles en tres de cinco estudios que evaluaban este resultado entre tres y seis años de seguimiento.

Conclusiones de los autores

En términos generales, las estrategias de pérdida de peso que utilizaban intervenciones dietéticas, de actividad física o conductuales produjeron mejorías significativas en el peso de las personas con prediabetes y una disminución significativa en la incidencia de la diabetes. Es necesario realizar trabajos adicionales sobre los efectos a largo plazo de estas intervenciones sobre la morbilidad y la mortalidad y sobre la forma de implementar estas intervenciones en contextos comunitarios diversos.

Esta revisión debería citarse como:Norris SL, Zhang X, Avenell A, Gregg E, Schmid CH, Lau JLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron nueve estudios elegibles, con un total de 5168 participantes. El seguimiento osciló entre uno y 10 años. La síntesis cuantitativa se vio limitada por la heterogeneidad de las poblaciones, contextos e intervenciones y por el escaso número de estudios que evaluaban resultados diferentes al peso. En términos generales, en comparación con la atención habitual, cuatro estudios con un seguimiento de un año redujeron el peso en 2,8 kg (intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,0 a 4,7) (3,3% del peso corporal inicial) y disminuyeron el índice de masa corporal en 1,3 kg/m2 (IC del 95%: 0,8 a 1,9). La pérdida de peso a los dos años fue 2,6 kg (IC del 95%: 1,9 a 3,3) (tres estudios). Se observaron mejorías moderadas en los pocos estudios que examinaron el control glucémico, la presión arterial o las concentraciones de lípidos (P > 0,05). No se hallaron datos sobre calidad de vida o mortalidad. La incidencia de la diabetes fue significativamente inferior en los grupos de intervención versus controles en tres de cinco estudios que evaluaban este resultado entre tres y seis años de seguimiento.

Tools
Information
Share/Save