Intervenciones familiares para el trastorno bipolar

Los tratamientos farmacológicos son el tratamiento principal para el trastorno bipolar. Sin embargo, solos no son suficientes para controlar el trastorno. Los estudios sobre las intervenciones psicosociales para los trastornos mentales como la esquizofrenia y la ansiedad demuestran que son tratamientos eficaces. Los informes en la literatura sugieren que también pueden ser útiles para los pacientes con trastorno bipolar. El papel de la familia es importante en el cuidado de los pacientes con trastorno bipolar, con un funcionamiento familiar efectivo que ayude a mantener el equilibrio psicológico de la persona. Esta revisión sistemática investigó la efectividad de cualquier intervención psicosocial familiar para los pacientes con trastorno bipolar y/o sus familias y cuidadores. Se incluyeron siete ensayos controlados aleatorizados (393 participantes) en la revisión, todos los cuales evaluaron intervenciones psicoeducativas. Cinco estudios compararon las intervenciones familiares con ningún tratamiento, y tres estudios compararon un tipo o prestación de intervención familiar con otra intervención familiar. Las diferencias en las intervenciones, las medidas de resultado y las variables principales de evaluación utilizadas en los ensayos no permitieron realizar un metanálisis. Aunque los resultados de los estudios individuales no sugirieron un efecto significativo para las intervenciones familiares cuando se agregan al tratamiento farmacológico, los estudios no aportan evidencia suficiente para establecer conclusiones que puedan generalizarse a la práctica diaria. En este tema importante y poco investigado, se requiere investigación adicional que utilice la metodología apropiada de ensayos controlados aleatorizados y evalúe las intervenciones familiares diferentes a la psicoeducación.

Conclusiones de los autores: 

Hasta la fecha, sólo existe un conjunto pequeño y heterogéneo de pruebas sobre la efectividad de los enfoques orientados a la familia para el trastorno bipolar, y todavía no es posible establecer conclusiones definitivas que apoyen su uso como tratamiento adyuvante para el trastorno bipolar. Otros ECA adicionales bien diseñados deben ser una prioridad de investigación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los tratamientos farmacológicos son la principal intervención para el trastorno bipolar. Sin embargo, solos no son suficientes para controlar los síntomas y mantener el funcionamiento psicosocial. Las intervenciones psicosociales complementarias pueden ayudar a mejorar la condición del paciente y el curso de la enfermedad. Las intervenciones familiares merecen especial atención, ya que pueden ayudar a aliviar la carga del cuidado que soportan los familiares y cuidadores, lo que a su vez puede facilitar la tarea de apoyar al paciente.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión fue investigar la efectividad de las intervenciones familiares en el tratamiento del trastorno bipolar en comparación con ninguna intervención y otras formas de intervención.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en las bases de datos electrónicas CCDANRCT-Studies y CCDANCTR-References el 1/8/2007, CENTRAL (2006-3), MEDLINE (2006), EMBASE (2006) y LILACS (2006), y se realizaron búsquedas en las listas de referencias de los estudios incluidos. También se estableció contacto personal con los autores.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ensayos controlados aleatorizados (ECA) y cuasialeatorizados. Los participantes fueron pacientes con trastorno bipolar y sus familiares o cuidadores; se consideraron intervenciones psicosociales familiares de cualquier tipo; los resultados primarios fueron los cambios en el estado de los síntomas y las tasas de recaída.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron independientemente los datos. Se realizó una evaluación de la calidad de los estudios incluidos. Los hallazgos se presentaron de manera descriptiva. Cuando hubo suficientes estudios, los datos dicotómicos se combinaron mediante el riesgo relativo, y los datos continuos se combinaron mediante la diferencia de medias ponderada, con sus IC del 95%.

Resultados principales: 

Se incluyeron siete ECA en la revisión, con un total de 393 participantes. Todos los estudios incluidos evaluaron los métodos psicoeducativos y un estudio también evaluó un tipo de psicoterapia sistémica. En todos los ensayos, los participantes continuaron recibiendo tratamiento farmacológico. Debido a la diversidad de intervenciones, medidas de resultado y variables principales de evaluación utilizadas en los estudios, no fue posible realizar metanálisis para los resultados primarios. Cinco estudios compararon varias intervenciones familiares, con la participación de cuidadores, familias o cónyuges, versus ninguna intervención, y los hallazgos individuales indicaron que no hubo ningún efecto agregado significativo para las intervenciones familiares. Tres estudios compararon un tipo o modalidad de intervención familiar contra otra intervención familiar, con resultados inconsistentes.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save