La colocación profiláctica sistemática de stents reduce la incidencia de complicaciones urológicas graves en receptores de trasplante renal

El trasplante renal es el tratamiento de elección para la insuficiencia renal terminal, ya que mejora la calidad de vida y prolonga la esperanza de vida del receptor. Las intervenciones destinadas a reducir la carga de las complicaciones posteriores a los trasplantes son un área importante de investigación entre la comunidad de trasplantes. En el período postrasplante inmediato pueden ocurrir complicaciones urológicas graves (CUG) (p.ej., pérdida urinaria y obstrucción). Esta revisión tuvo como objetivo determinar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la colocación sistemática de stents en receptores de trasplante renal para la prevención de las complicaciones urológicas. Se identificaron siete estudios (1154 pacientes). La colocación profiláctica de stents redujo significativamente la incidencia de CUG. Las infecciones urinarias (IU) fueron más frecuentes en los pacientes con stents; sin embargo, el agregado de profilaxis con antibióticos no dio lugar a diferencias en la incidencia de IU entre los dos grupos. Se necesitan más ensayos para investigar la colocación profiláctica selectiva de stents versus la colocación profiláctica universal en aspectos no resueltos de la calidad de vida y el coste.

Conclusiones de los autores: 

La colocación profiláctica sistemática de stents reduce la incidencia de CUG. Los estudios que comparen la colocación profiláctica selectiva y la colocación profiláctica universal de stents, aunque resulten difíciles de diseñar y analizar, analizarían aspectos no resueltos relacionados con la calidad de vida y los temas económicos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las complicaciones urológicas graves (CUG) después del trasplante renal contribuyen a la morbilidad de los pacientes y comprometen la función del injerto. La mayoría surgen de la anastomosis vesicoureteral y se presentan de forma temprana después del trasplante. Los stents ureterales se han utilizado con éxito para tratar dichas complicaciones. Varios centros han adoptado una política de colocación profiláctica universal de stents al momento de la implantación del injerto, para reducir la incidencia de pérdidas urinarias y de estenosis ureteral. Los stents se asocian con complicaciones específicas y algunos centros abogan por una política de colocación de stents únicamente en anastomosis seleccionadas.

Objetivos: 

Examinar los efectos beneficiosos y perjudiciales de la colocación sistemática de stents para prevenir las complicaciones urológicas en receptores de trasplante renal.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el registro especializado del Grupo Cochrane de Riñón (Cochrane Renal Group) hasta el 8 de enero de 2013 mediante el contacto con el coordinador de búsqueda de ensayos y se utilizaron términos de búsqueda relevantes para esta revisión.

Criterios de selección: 

En el metanálisis se incluyeron todos los ECA y ensayos controlados cuasialeatorizados.

Obtención y análisis de los datos: 

Cuatro autores de la revisión evaluaron la calidad de los estudios en función de cuatro criterios (ocultación de la asignación, cegamiento, intención de tratar y completitud del seguimiento). La medida de resultado primaria fue la incidencia de CUG. Las medidas de resultado adicionales de interés fueron la supervivencia del injerto y de los pacientes y la incidencia de eventos adversos (infección urinaria [IU], hematuria, síntomas irritativos, dolor y migración del stent). Se realizaron análisis estadísticos mediante la utilización de un modelo de efectos aleatorios y los resultados se expresaron como riesgo relativo (RR) con intervalos de confianza (IC) del 95%.

Resultados principales: 

Se identificaron siete ECA (1154 pacientes) de calidad baja o moderada. La incidencia de CUG se redujo significativamente (RR 0,24; IC del 95%: 0,07 a 0,77; p = 0,02; NNT 13) mediante la colocación profiláctica universal de stents. Esto dependió de si el mismo cirujano realizaba las cirugías o estaba presente durante la mismas. Dos pacientes del grupo al que se le colocó stents perdieron los injertos debido a complicaciones por infección urinaria. Las IU, en general, fueron más frecuentes en los pacientes con stents (RR 1,49; IC del 95%: 1,04 a 2,15) a menos que se les hubiera indicado 480 mg/día de cotrimoxazol: en tal caso la incidencia fue equivalente (RR 0,97; IC del 95%: 0,71 a 1,33). En general los stents se toleraron bien, aunque los ensayos que utilizaron stents más largos (= 20 cm) durante períodos más prolongados (> 6 semanas) presentaron mayores problemas de incrustación y migración.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save