Antibióticos para tratar a los adultos con laringitis aguda

Pregunta de la revisión
Los autores de Cochrane revisaron la evidencia disponible de los ensayos controlados aleatorizados sobre el uso de antibióticos en adultos con laringitis aguda.

Antecedentes
La laringitis aguda es una inflamación de la laringe. Los síntomas más frecuentes son ronquera, fiebre, dolor de garganta, secreción posnasal y dificultad al tragar. Los antibióticos suelen ser indicados por los médicos o por el propio paciente. Las razones para recetar antibióticos en exceso en las infecciones de las vías respiratorias superiores, como la laringitis aguda, son variadas, pero a menudo tienen que ver con las actitudes y expectativas de los médicos y los pacientes.

Características de los estudios
Esta revisión encontró tres estudios con 351 participantes que evaluaron la efectividad de diferentes tratamientos con antibióticos en adultos con laringitis aguda. La evidencia está actualizada hasta diciembre de 2014.

Calidad de la evidencia
La calidad de la evidencia se clasificó de baja a muy baja, principalmente porque muchos estudios tuvieron limitaciones metodológicas, los resultados de los resultados se basaron en un número limitado de ensayos y los ensayos incluyeron participantes que no se podían agrupar.

Resultados clave
Esta revisión encontró que la penicilina V y la eritromicina parecen no tener efectos beneficiosos en el tratamiento de la laringitis aguda. La eritromicina redujo el trastorno de la voz a la semana y de la tos en dos semanas según medidas subjetivas. La fusafungina podría mejorar las tasas de pacientes curados en el quinto día. En general, no hay efectos beneficiosos claros del resultado primario, que es una evaluación objetiva de la calidad de la voz, pero se observan algunas mejorías en medidas subjetivas (es decir, tos, ronquera) que podrían ser importantes para los pacientes. Sin embargo, se considera que esos modestos efectos beneficiosos de los antibióticos tal vez no superen su costo, sus efectos adversos o las consecuencias negativas para los patrones de resistencia a los antibióticos. Las implicaciones para la práctica son que la prescripción de antibióticos no se debe hacer en primera instancia, ya que estos no mejorarán de forma objetiva los síntomas.

Conclusiones de los autores: 

Los antibióticos no parecen ser eficaces para tratar la laringitis aguda cuando se evalúan los resultados objetivos. Parecen tener efectos beneficiosos en algunos resultados subjetivos. La eritromicina redujo el trastorno de la voz a la semana y de la tos en dos semanas según medidas subjetivas. La fusafungina podría aumentar la tasa de curación al quinto día. Los ECA incluidos tuvieron importantes problemas metodológicos y estos modestos efectos beneficiosos de los antibióticos tal vez no superen su costo, los efectos adversos o las consecuencias negativas para los patrones de resistencia a los antibióticos.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Ésta es una actualización de la revisión original publicada en 2005. La laringitis aguda es una enfermedad frecuente en todo el mundo. El diagnóstico se suele hacer por la historia clínica solamente y el tratamiento se suele centrar en los síntomas.

Objetivos: 

Evaluar la eficacia y la seguridad de los diferentes tratamientos con antibióticos en pacientes adultos con laringitis aguda. Un objetivo secundario fue informar de las tasas de eventos adversos asociados con estos tratamientos.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (2014, número 11), MEDLINE (enero de 1966 hasta noviembre, semana 3, 2014), EMBASE (1974 hasta diciembre de 2014), LILACS (1982 hasta diciembre de 2014) y BIOSIS (1980 hasta diciembre de 2014).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) que compararan cualquier tratamiento con antibióticos con placebo para la laringitis aguda. El resultado principal fue la puntuación objetiva de la voz.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron y resumieron los datos de forma independiente.

Resultados principales: 

Se incluyeron tres ECA (351 participantes) con riesgo de sesgo de moderado a alto. La calidad de la evidencia fue baja para todos los resultados. La calificación de los estudios se disminuyó debido a las limitaciones en el diseño o la realización del estudio (riesgo de sesgo), la imprecisión y la inconsistencia de los resultados. En esta actualización se incluyó un ensayo nuevo presentado sólo como un resumen de conferencia.

En un estudio de laringitis aguda en adultos, 100 participantes se asignaron al azar a recibir penicilina V (800 mg dos veces al día durante cinco días) o placebo idéntico. Se hizo una grabación de cada paciente leyendo un texto estandarizado en la primera visita, durante un nuevo examen después de una y dos semanas y en el seguimiento después de dos a seis meses. No se encontraron diferencias significativas entre los grupos. El ensayo también midió los síntomas informados por los pacientes y no encontró diferencias significativas.

Un estudio investigó la eritromicina para la laringitis aguda en 106 adultos. La media de las puntuaciones objetivas de la voz medida en la primera visita, durante un nuevo examen después de una y dos semanas y durante el seguimiento después de dos a seis meses, no fue significativamente diferente entre los grupos de intervención y control. A la semana hubo diferencias beneficiosas significativas en la gravedad de los síntomas vocales informados (leves, moderados y graves) evaluados por los participantes (valor de p = 0,042). Sin embargo, las tasas de participantes que mejoraron el trastorno de la voz (síntomas subjetivos) a la semana y las dos semanas no fueron significativamente diferentes entre los grupos. Al comparar los grupos de eritromicina y placebo sobre la tasa de persistencia de la tos a las dos semanas, el riesgo relativo (RR) fue 0,38 (intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,15 a 0,97; valor de p = 0,04) y el número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional (NNTB) fue 5,87 (IC del 95%: 3,09 a 65,55). Se calculó un RR de 0,64 (IC del 95%: 0,46 a 0,90; valor de p = 0,034) y un NNTB de 3,76 (IC del 95%: 2,27 a 13,52; valor de p = 0,01) para las puntuaciones subjetivas de la voz a la semana.

Un tercer ensayo de Rusia incluyó 145 pacientes con síntomas de laringitis aguda. Los participantes se asignaron al azar a tres grupos de tratamiento: Grupo 1: un ciclo de siete días de fusafungina (seis veces al día por inhalación); Grupo 2: un ciclo de siete días de fusafungina (seis veces al día por inhalación) más claritromicina (250 mg dos veces al día durante siete días); Grupo 3: ningún tratamiento. Las tasas de curación clínica se midieron a los 5 ± 1; 8 ± 1 y 28 ± 2 días. Los autores informaron diferencias significativas en las tasas de curación clínica el día 5 ± 1 a favor de la fusafungina (un ensayo; 93 participantes; RR 1,50; IC del 95%: 1,02 a 2,20; valor de p = 0,04) y la fusafungina más claritromicina (un ensayo 97 participantes; RR 1,47; IC del 95%: 1,00 a 2,16; valor de p = 0,05) en comparación con ningún tratamiento. Sin embargo, no se encontraron diferencias significativas en los días 8 ± 1 y 28 ± 2. Además, no se encontraron diferencias significativas al compara fusafungina con fusafungina más claritromicina en los días 5 ± 1; 8 ± 1 y 28 ± 2.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save