Humidificación con aire caliente versus intercambiadores de calor y humedad para adultos y niños con respiración asistida

Esta traducción está desactualizada. Por favor, haga clic aquí para ver la versión en inglés más reciente de esta revisión.

Cuando se utiliza ventilación mecánica para mantener la respiración efectiva de los pacientes críticamente enfermos, las vías respiratorias superiores se deben humedecer por medios artificiales. La humidificación con aire caliente y los intercambiadores de calor y humedad son los métodos de humidificación artificial utilizados con más frecuencia. Esta revisión se realizó para determinar si alguno de estos métodos de humidificación fue más efectivo que el otro para prevenir las complicaciones en los pacientes con ventilación mecánica. Cuando se analizaron los datos de los 33 ensayos incluidos, con 2833 participantes, hubo algunas pruebas de que la prevalencia de la neumonía se puede disminuir al utilizar intercambiadores de calor y humedad que captan menos humedad. Sin embargo, el intercambiador de calor y humedad también puede aumentar el bloqueo de la vía respiratoria artificial. Los resultados de esta revisión están limitados por las considerables diferencias entre los estudios y hubo poca información acerca de estos métodos de humidificación en los niños.

Conclusiones de los autores: 

Hay pocas pruebas de una diferencia general entre los ICH y los HAC. Sin embargo, los ICH hidrofóbicos pueden reducir el riesgo de neumonía y el uso de un ICH puede aumentar la oclusión de la vía respiratoria artificial en ciertos subgrupos de pacientes. Por lo tanto, los ICH pueden no ser apropiados para los pacientes con reserva respiratoria limitada o propensos al bloqueo de la vía respiratoria. Se necesitan estudios de investigación adicionales sobre los ICH hidrofóbicos versus higroscópicos y el uso de los ICH en poblaciones pediátricas y neonatales. Según evoluciona el diseño de los ICH, también será necesario evaluar los ICH de nueva generación.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La humidificación por medios artificiales se debe proporcionar cuando las vías respiratorias superiores se obvian durante la ventilación mecánica. La humidificación con aire caliente (HAC) y los intercambiadores de calor y humedad (ICH) son los tipos de humidificación artificial utilizados con más frecuencia en esta situación.

Objetivos: 

Determinar si los HAC o los ICH son más efectivos para prevenir la mortalidad y otras complicaciones en los pacientes con ventilación mecánica.

Estrategia de búsqueda (: 

Se hicieron búsquedas en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (The Cochrane Library 2010, número 4) y en MEDLINE, EMBASE y CINAHL (enero de 2010) para identificar ensayos controlados aleatorios (ECA) relevantes.

Criterios de selección: 

Se incluyeron ECA que compararon intercambiadores de calor y humedad (ICH) con humidificadores con aire caliente (HAC) en adultos y niños con ventilación mecánica. Se incluyeron estudios aleatorios cruzados (crossover).

Obtención y análisis de los datos: 

Se evaluó la calidad de cada estudio y se extrajeron los datos relevantes. Cuando fue apropiado se realizó el metanálisis de los resultados de los estudios relevantes para los resultados individuales.

Resultados principales: 

Se incluyeron 33 ensayos con 2833 participantes, 25 estudios tuvieron diseño de grupos paralelos (n = 2710) y ocho diseño cruzado (n = 123). Sólo tres estudios incluidos informaron datos de neonatos o niños. No hubo un efecto general sobre la oclusión de la vía respiratoria artificial, la mortalidad, la neumonía ni las complicaciones respiratorias; sin embargo, la PaCO2 y la ventilación por minuto aumentaron cuando los ICH se compararon con los HAC y la temperatura corporal fue inferior. El costo de los ICH fue menor en todos los estudios que informaron este resultado. Hubo algunas pruebas de que los ICH hidrofóbicos pueden reducir el riesgo de neumonía y que los bloqueos de las vías respiratorias artificiales pueden aumentar con el uso de los ICH en ciertos subgrupos de pacientes.

Share/Save