Interrupción de la analgesia epidural de manera tardía durante el parto para la disminución de los resultados de parto adversos relacionados con la analgesia epidural

No existen pruebas suficientes que sugieran que la interrupción de la analgesia epidural de manera tardía durante el parto disminuye el riesgo de parto instrumentado u otros resultados no deseados

La analgesia epidural se utiliza para el alivio del dolor durante el parto, pero incrementa el riesgo de parto instrumentado (ventosa/fórceps). El objetivo de la interrupción temprana de la analgesia epidural es permitir que las mujeres sientan el impulso de pujar y de esa manera, reducir la posibilidad de experimentar un nacimiento instrumentado y posibles problemas asociados a dicho nacimiento. No existen suficientes pruebas de los ensayos para mostrar si la interrupción de una analgesia epidural realmente disminuye el riesgo de parto instrumentado o de cualquier otro resultado no deseado. Los resultados muestran que las mujeres con interrupción de la analgesia epidural informaron más dolor que las mujeres con analgesia epidural continua hasta el momento del nacimiento del niño. Se necesita investigación adicional.

Conclusiones de los autores: 

No existen pruebas suficientes para apoyar la hipótesis de que la interrupción de la analgesia epidural de manera tardía reduzca la tasa de partos instrumentados. Existen pruebas de que incrementa la tasa de alivio del dolor inadecuado durante el período expulsivo. La práctica de interrupción de la analgesia epidural es amplia y el tamaño de la reducción en la tasa de partos instrumentados puede ser clínicamente importante; por lo tanto, se recomienda que se realice un estudio más grande que aquellos incluidos en esta revisión para determinar si este efecto es real o fue una casualidad, y para proporcionar pruebas más sólidas sobre los aspectos relacionados con la seguridad.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Si bien la analgesia epidural proporciona la analgesia más efectiva durante el parto, ésta se asocia con algunas consecuencias obstétricas adversas, entre las que se incluyen un mayor riesgo de parto instrumentado. Muchos centros interrumpen la analgesia epidural de manera tardía durante el parto para mejorar la capacidad de una mujer para pujar y reducir la tasa de parto instrumentado.

Objetivos: 

Evaluar el impacto de la interrupción de la analgesia epidural de manera tardía durante el parto sobre:
i) las tasas de partos instrumentados y otros resultados del parto; y
ii) la analgesia y satisfacción con la atención durante el parto.

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos del Grupo Cochrane de Embarazo y Parto (Cochrane Pregnancy and Childbirth Group) (1 de septiembre de 2003).

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorios de analgesia epidural interrumpida de manera tardía durante el parto en comparación con la continuación del mismo protocolo de analgesia epidural hasta el nacimiento en mujeres que recibieron una epidural para la analgesia en el período dilatante.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos revisores evaluaron independientemente la elegibilidad y calidad del estudio y extrajeron los datos. Se analizaron los datos categóricos mediante la utilización del riesgo relativo (RR), y los datos continuos mediante la utilización de la diferencia de medias ponderada.

Resultados principales

Se identificaron seis estudios, de los que cinco fueron incluidos (462 participantes). Tres de estos fueron estudios de alta calidad mientras que los otros dos se consideraron de baja calidad ya que no se utilizó placebo y tampoco se describió el método de asignación al azar. Todos los estudios utilizaron diferentes protocolos de analgesia epidural (tipo de fármaco, dosis o método de administración). En general, la reducción en la tasa de partos instrumentados no fue estadísticamente significativa (23% versus 28%, RR 0,84; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,61 a 1,15) ni tampoco se observó una diferencia estadísticamente significativa en las tasas de otros resultados. El único resultado estadísticamente significativo fue un aumento en el alivio del dolor inadecuado al interrumpir la analgesia epidural (22% versus 6%; RR 3,68; IC del 95%: 1,99 a 6,80).

Conclusiones de los autores

No existen pruebas suficientes para apoyar la hipótesis de que la interrupción de la analgesia epidural de manera tardía reduzca la tasa de partos instrumentados. Existen pruebas de que incrementa la tasa de alivio del dolor inadecuado durante el período expulsivo. La práctica de interrupción de la analgesia epidural es amplia y el tamaño de la reducción en la tasa de partos instrumentados puede ser clínicamente importante; por lo tanto, se recomienda que se realice un estudio más grande que aquellos incluidos en esta revisión para determinar si este efecto es real o fue una casualidad, y para proporcionar pruebas más sólidas sobre los aspectos relacionados con la seguridad.

Esta revisión debería citarse como:Torvaldsen S, Roberts CL, Bell JC, Raynes-Greenow CHLa Biblioteca Cochrane PlusThe Cochrane Library
Resultados principales: 

Se identificaron seis estudios, de los que cinco fueron incluidos (462 participantes). Tres de estos fueron estudios de alta calidad mientras que los otros dos se consideraron de baja calidad ya que no se utilizó placebo y tampoco se describió el método de asignación al azar. Todos los estudios utilizaron diferentes protocolos de analgesia epidural (tipo de fármaco, dosis o método de administración). En general, la reducción en la tasa de partos instrumentados no fue estadísticamente significativa (23% versus 28%, RR 0,84; intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,61 a 1,15) ni tampoco se observó una diferencia estadísticamente significativa en las tasas de otros resultados. El único resultado estadísticamente significativo fue un aumento en el alivio del dolor inadecuado al interrumpir la analgesia epidural (22% versus 6%; RR 3,68; IC del 95%: 1,99 a 6,80).

Tools
Information
Share/Save