Antibióticos para prevenir las infecciones bacterianas debido a la quimioterapia en pacientes con cáncer con un bajo recuento de glóbulos blancos y sin fiebre

En el caso de los pacientes que reciben quimioterapia, existe un mayor riesgo de infección debido a un bajo recuento de glóbulos blancos (neutropenia) causado por un efecto tóxico de la quimioterapia en la médula ósea. El objetivo de esta revisión fue establecer si el tratamiento preventivo con antibióticos (profilaxis) antes de la aparición de la fiebre previene la enfermedad y la muerte en pacientes con un recuento bajo de glóbulos blancos después de la quimioterapia y evaluar si ciertos tipos de antibióticos son mejores que otros. Se incluyeron 109 ensayos controlados aleatorizados realizados entre los años 1973 y 2010.

La profilaxis con antibióticos disminuyó significativamente el riesgo de muerte en comparación con ninguna intervención. Se calculó que el número de pacientes que necesitaron ser tratados con antibióticos para prevenir una muerte por todas las causas fue 34. La profilaxis con antibióticos también disminuyó el riesgo de muerte por infección y el riesgo de desarrollo de fiebre. Aunque la profilaxis con antibióticos puede estar asociada con efectos desfavorables y puede potenciar una infección nueva y más resistente, esto no se demostró en los ensayos existentes. En estudios recientes se utilizaron antibióticos de la clase de las quinolonas, que mostraron menos eventos adversos y mejores resultados que otras clases de antibióticos.

La mayoría de los estudios se limitaron a pacientes con cáncer hematológico (principalmente leucemia).

En conclusión, los pacientes con un bajo recuento de glóbulos blancos después de la quimioterapia, que recibieron tratamiento preventivo con antibióticos en ausencia de fiebre tuvieron un menor riesgo de morir. Esto se demostró principalmente en pacientes con cáncer hematológico. La profilaxis con antibióticos, preferiblemente de la clase de las quinolonas, se debe recomendar para su uso habitual en estos pacientes.

Conclusiones de los autores: 

La profilaxis con antibióticos en pacientes con neutropenia afebril redujo significativamente la mortalidad por todas las causas. En esta revisión, la reducción más significativa de la mortalidad se observó en los ensayos que evaluaron la profilaxis con quinolonas. Los efectos beneficiosos de la profilaxis con antibióticos superaron los efectos perjudiciales, como los efectos adversos y el desarrollo de resistencia, ya que se redujo la mortalidad por todas las causas. Como la mayoría de los ensayos de esta revisión fueron de pacientes con cáncer hematológico, se recomienda firmemente la profilaxis antibiótica en estos pacientes, preferentemente con una quinolona. También se puede considerar la profilaxis en los pacientes con tumores sólidos o linfoma.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las infecciones bacterianas son una causa principal de morbilidad y mortalidad en los pacientes con neutropenia después de la quimioterapia por neoplasia maligna. Los ensayos han mostrado la eficacia de la profilaxis antibiótica para reducir la incidencia de infecciones bacterianas, pero no para reducir las tasas de mortalidad. Esta revisión sistemática de 2006 también mostró una reducción de la mortalidad.

Objetivos: 

El objetivo de esta revisión actualizada fue evaluar si todavía existe un beneficio de reducción de la mortalidad en comparación con placebo o ninguna intervención.

Métodos de búsqueda: 

Se realizaron búsquedas en el Registro de Ensayos de la Red Cochrane de Cáncer (Cochrane Cancer Network) (2011), en el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (la Cochrane Library, número 2, 2011), MEDLINE (1966 a marzo de 2011), EMBASE (1980 a marzo de 2011), en resúmenes de actas de congresos y en las referencias de los estudios identificados.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) o cuasialeatorizados que compararon diferentes tipos de profilaxis antibiótica con placebo o ninguna intervención u otro antibiótico para prevenir las infecciones bacterianas en pacientes con neutropenia afebril.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores, de forma independiente, evaluaron la calidad de cada ensayo y extrajeron los datos de los ensayos incluidos. Los análisis se realizaron con el software RevMan 5.1.

Resultados principales: 

Ciento nueve ensayos (con 13 579 pacientes) realizados entre los años 1973 y 2010 cumplieron los criterios de inclusión. En comparación con placebo o ninguna intervención, la profilaxis con antibióticos redujo significativamente el riesgo de muerte por todas las causas (46 ensayos, 5635 participantes; riesgo relativo [RR] 0,66; IC del 95%: 0,55 a 0,79) y el riesgo de muerte relacionada con la infección (43 ensayos, 5777 participantes; RR 0,61; IC del 95%: 0,48 a 0,77). El número estimado necesario a tratar (NNT) para prevenir una muerte fue 34 (mortalidad por todas las causas) y 48 (mortalidad relacionada con la infección).

La profilaxis también redujo significativamente la aparición de fiebre (54 ensayos, 6658 participantes; RR 0,80; IC del 95%: 0,74 a 0,87), la infección clínicamente documentada (48 ensayos, 5758 participantes; RR 0,65; IC del 95%: 0,56 a 0,76), la infección microbiológicamente documentada (53 ensayos, 6383 participantes; RR 0,51; IC del 95%: 0,42 a 0,62) y otros indicadores de infección.

No hubo diferencias significativas entre la profilaxis con quinolonas y la profilaxis con TMP-SMZ con respecto a la muerte por todas las causas o la infección; sin embargo, la profilaxis con quinolonas se asoció con menos efectos secundarios que condujeron a la interrupción (siete ensayos, 850 participantes; RR 0,37; IC del 95%: 0,16 a 0,87) y menos resistencia a los fármacos a partir de entonces (seis ensayos, 366 participantes; RR 0,45; IC del 95%: 0,27 a 0,74).

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save