Programas informáticos ("Aplicaciones interactivas de comunicación sanitaria") para pacientes con enfermedades crónicas

Los pacientes con enfermedades crónicas tienen necesidades múltiples, incluida la información sobre su enfermedad y las diversas opciones de tratamiento, el apoyo social, el apoyo en la toma de decisiones y la ayuda para lograr cambios conductuales, por ejemplo, cambios en la dieta o en el ejercicio. Los programas informáticos que combinan la información sanitaria con el apoyo, el apoyo en la toma de decisiones o la ayuda en los cambios conductuales de pares en línea pueden representar una forma de satisfacer estas necesidades y de ayudar a que los pacientes mejoren su salud. Esta revisión intentó determinar cómo estos programas informáticos, conocidos como Aplicaciones Interactivas de Comunicación Sanitaria (AICS), podrían afectar a los pacientes con enfermedades crónicas. Los autores de la revisión encontraron que las AICS mejoraron el conocimiento de los pacientes, el apoyo social, las conductas sanitarias y los resultados clínicos. También es probable que mejoren la autoeficacia de los pacientes (la confianza de un pacientes en su capacidad para realizar una acción específica). No fue posible determinar si las AICS tuvieron algún efecto sobre los resultados emocionales o económicos. Los estudios incluidos analizaron diferentes AICS con diferentes características para una gran variedad de enfermedades crónicas. Se observó variabilidad en las diversas medidas de resultado, por lo que los resultados se deben considerar con cierta precaución. Se necesitan estudios de alta calidad y de mayor tamaño para confirmar estos hallazgos preliminares, determinar el mejor tipo y modo de administración de estas AICS y establecer cómo las AICS afectan a diferentes grupos de pacientes con enfermedades crónicas.

Conclusiones de los autores: 

Las AICS parecen tener efectos muy positivos sobre los pacientes, en el sentido de que tienden a estar más informados y a percibir un mejor apoyo social, y pueden presentar mejores resultados conductuales y clínicos en comparación con los no pacientes. Se necesitan más estudios de alta calidad, con tamaños de muestra más grandes, para confirmar estos hallazgos preliminares, determinar el mejor tipo y modo de administración de las AICS y establecer los efectos de las AICS en diferentes grupos de pacientes con enfermedades crónicas.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Las aplicaciones interactivas de comunicación sanitaria (AICS) son programas informáticos destinados a los pacientes, generalmente basados en Internet, que combinan información sanitaria con al menos un tipo de información de apoyo social, apoyo sobre decisiones o apoyo de cambios conductuales. Se consideran innovaciones en la asistencia sanitaria y sus efectos sobre la salud no están claros.

Objetivos: 

Evaluar los efectos de las AICS en los pacientes con enfermedades crónicas.

Estrategia de búsqueda (: 

Se diseñó una estrategia de búsqueda en cuatro partes. Primero, se efectuaron búsquedas de trabajos publicados en las bases de datos bibliográficas electrónicas; luego, se realizó una búsqueda en la literatura gris y, por último, se buscaron ensayos clínicos en curso y finalizados recientemente en las bases de datos adecuadas. Finalmente, se estableció contacto con los investigadores de los estudios incluidos y se realizó una búsqueda en las listas de referencias de los artículos primarios y de revisión pertinentes. Como las AICS requieren de tecnología relativamente nueva, el período de búsqueda comenzó en 1990, cuando fue posible, y se extendió hasta el 31 de diciembre de 2003.

Criterios de selección: 

Ensayos controlados aleatorizados (ECA) de AICS para adultos y niños con enfermedades crónicas.

Obtención y análisis de los datos: 

Un autor de la revisión examinó los resúmenes para evaluar su relevancia. Dos autores de la revisión examinaron todos los estudios para determinar la elegibilidad, aplicar los criterios de calidad y extraer los datos. Se estableció contacto con los autores de los ECA incluidos para obtener los datos faltantes. Los resultados de los ECA se agruparon mediante modelos de efectos aleatorios, con las diferencias de medias estandarizadas (DME) para los resultados continuos y los odds ratios para los resultados binarios; la heterogeneidad se evaluó mediante la estadística I2.

Resultados principales: 

Se identificaron 24 ECA con un total de 3739 participantes, que se incluyeron en la revisión.

Las AICS tuvieron un efecto positivo significativo sobre el conocimiento (DME 0,46; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,22 a 0,69), el apoyo social (DME 0,35; IC del 95%: 0,18 a 0,52) y los resultados clínicos (DME 0,18; IC del 95%: 0,01 a 0,35). Los resultados indican que es probable que las AICS tengan un efecto positivo sobre la autoeficacia (la confianza de un paciente en su capacidad para realizar una acción específica) (DME 0,24; IC del 95%: 0,00 a 0,48). Las AICS tuvieron un efecto positivo significativo sobre los resultados conductuales continuos (DME 0,20; IC del 95%: 0,01 a 0,40). Los resultados conductuales binarios también mostraron un efecto positivo de las AICS, aunque este resultado no fue estadísticamente significativo (OR 1,66; IC del 95%: 0,71 a 3,87). No fue posible determinar los efectos de las AICS sobre los resultados emocionales o económicos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save