Intervenciones para reemplazar los dientes perdidos: antibióticos al colocar los implantes dentales para prevenir complicaciones

Pregunta de la revisión

Esta revisión, realizada por los autores del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group), se ha producido para evaluar los posibles beneficios de los antibióticos tomados por vía oral al colocar un implante dental para prevenir la infección. Si se demuestra que los antibióticos son beneficiosos para la prevención de la infección, esta revisión también busca establecer qué tipo, dosis y duración de tratamiento es el más efectivo. El uso de antibióticos para prevenir la infección en la odontología de implantes es polémico y es necesario responder estas preguntas para mejorar las tasas de éxito de los implantes dentales y al mismo tiempo minimizar las complicaciones, los daños o los efectos adversos.

Antecedentes

Los dientes perdidos algunas veces pueden ser reemplazados con implantes dentales, en los que se puede fijar una corona, un puente o una dentadura. Las bacterias introducidas durante la colocación de los implantes pueden producir infección y en algunas ocasiones dar lugar al fracaso del implante. Las infecciones alrededor de los biomateriales (como los implantes dentales) son difíciles de tratar y casi todos los implantes infectados tienen que ser retirados, por lo que es muy importante prevenir la infección si es posible.

Se ha indicado que la administración de antibióticos por vía oral, ya sea antes o después de la colocación (o ambos), puede reducir al mínimo las posibilidades de infección.

En general la administración de antibióticos en la cirugía para prevenir la infección sólo se recomienda en los pacientes con riesgo, cuando la cirugía es extensa o se realiza en sitios infectados y cuando se implantan grandes materiales extraños en el cuerpo. Recientemente, se ha recomendado un ciclo a corto plazo cuando se tienen que utilizar antibióticos, porque a veces estos pueden causar efectos secundarios que van desde diarrea hasta reacciones alérgicas potencialmente mortales. Otra preocupación importante asociada con su uso generalizado es el aumento de la aparición de bacterias resistentes a los antibióticos.

Características de los estudios

La evidencia en la que se basa esta revisión está actualizada hasta el 17 de junio de 2013. Se incluyeron seis ensayos con un total de 1162 participantes.

Los seis ensayos compararon el uso de antibióticos para prevenir la infección (fracasos y complicaciones) con ningún tratamiento o con un tratamiento con un placebo (un medicamento falso sin ingrediente activo). El antibiótico administrado en todos los ensayos fue la amoxicilina; las dosis y el momento de las dosis variaron, aunque la mayoría utilizó una dosis única tomada justo antes de la colocación del implante. Uno de los ensayos, con 100 participantes, también analizó diferentes dosis de amoxicilina tomadas en diferentes momentos.

No hubo ensayos que consideraran antibióticos alternativos.

Los participantes fueron pacientes mayores de 18 años de edad que pudieron dar su consentimiento para participar en un ensayo médico. Los participantes potenciales se excluyeron por una variedad de razones que incluyeron: si tenían riesgo de enfermedad cardíaca, tenían articulaciones artificiales, tenían problemas con su sistema inmunológico, estaban afectados por la diabetes, habían recibido radioterapia en el área de la cabeza y el cuello, necesitaban procedimientos adicionales en el momento de la colocación del implante, eran alérgicos a la penicilina, tenían infecciones crónicas/agudas cerca del lugar del implante previsto, ya recibían tratamiento con antibióticos por cualquier otra razón (o los habían tomado hasta seis meses antes), habían sido tratados o recibían aminobifosfonatos intravenosos, estaban embarazadas o amamantando, recibían tratamiento con fármacos antiinflamatorios no esteroideos a largo plazo o tenían problemas de coagulación de la sangre. El período de seguimiento en todos los ensayos fue de al menos tres meses.

Resultados clave

Al parecer, la administración oral de 2 g de amoxicilina una hora antes de la colocación de los implantes dentales es efectiva para reducir los fracasos de los implantes. Más específicamente, la administración de antibióticos a 25 pacientes evitará que un paciente presente una pérdida temprana del implante. Todavía no está claro si los antibióticos posoperatorios son beneficiosos ni qué antibióticos funcionan mejor.

Calidad de la evidencia

La evidencia de los seis ensayos (1162 participantes) que compararon la administración de antibióticos con placebo o ningún tratamiento se consideró de calidad moderada. Sin embargo, se encontró que el único ensayo (100 participantes) que investigó los antibióticos administrados durante diferentes períodos de tiempo tuvo un alto riesgo de sesgo.

Conclusiones de los autores: 

La evidencia científica indica que, en general, los antibióticos son beneficiosos para reducir el fracaso de los implantes dentales colocados en condiciones normales. Específicamente, 2 g o 3 g de amoxicilina administrados por vía oral, como una sola administración, una hora antes de la operación reduce significativamente el fracaso de los implantes dentales. No se informaron eventos adversos significativos. Podría ser sensato indicar el uso de una dosis única de 2 g de amoxicilina profiláctica antes de la colocación del implante dental. Aún no se sabe si los antibióticos posoperatorios son beneficiosos ni qué antibiótico es más efectivo.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Los fracasos de algunos implantes dentales se pueden deber a la contaminación bacteriana del sitio de la inserción del implante. Las infecciones alrededor de los biomateriales son difíciles de tratar y casi todos los implantes infectados tienen que ser retirados. En general, la profilaxis con antibióticos en cirugía está solamente indicada en los pacientes con riesgo de desarrollar endocarditis infecciosa, en pacientes con inmunidad disminuida, cuando la cirugía se realiza en sitios infectados, en casos de intervenciones quirúrgicas extensas y prolongadas y cuando se implantan materiales extraños de gran tamaño. Se han indicado varios regímenes profilácticos de antibióticos por vía sistémica para reducir las infecciones después de la colocación de implantes dentales. En el caso de que se tenga que utilizar un antibiótico, los protocolos más recientes han recomendado la profilaxis a corto plazo. Con la administración de los antibióticos pueden ocurrir efectos adversos, que van desde diarreas hasta reacciones alérgicas con peligro para la vida. Otra consecuencia grave asociada con el amplio uso de los antibióticos es la selección de cepas de la bacteria resistentes a los antibióticos. El uso de antibióticos profilácticos en la colocación de implantes dentales es controvertido.

Objetivos: 

Evaluar los efectos beneficiosos o perjudiciales de los antibióticos profilácticos sistémicos en la colocación de implantes dentales versus ningún antibiótico/placebo y, si los antibióticos son beneficiosos, encontrar qué tipo, dosis y duración es la más efectiva.

Estrategia de búsqueda (: 

Registro de ensayos del Grupo Cochrane de Salud Oral (Cochrane Oral Health Group) (hasta 17 de junio de 2013), Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL) (The Cochrane Library2013, número 5), MEDLINE vía OVID (1946 hasta el 17 de junio de 2013) y en EMBASE vía OVID (1980 hasta 17 de junio de 2013). No hubo restricciones de idioma o de fecha en las búsquedas en las bases de datos electrónicas.

Criterios de selección: 

Ensayos clínicos controlados aleatorizados (ECA) con al menos tres meses de seguimiento que comparen la administración de varios regímenes antibióticos profilácticos versus ningún antibiótico o placebo en pacientes a los que se les colocó un implante dental. Las medidas de resultado fueron fracasos de las prótesis, fracasos de los implantes, infecciones posoperatorias y eventos adversos (gastrointestinales, hipersensibilidad, etc.).

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión realizaron de forma independiente y por duplicado la revisión de los estudios elegibles, la evaluación del riesgo de sesgo de los ensayos y la extracción de datos. Los resultados se expresaron como riesgos relativos (RR) mediante un modelo de efectos aleatorios para los resultados dicotómicos con intervalos de confianza (IC) del 95%. La heterogeneidad se debía investigar con la inclusión de factores clínicos y metodológicos.

Resultados principales: 

Se incluyeron seis ECA con 1162 participantes: tres ensayos compararon 2 g de amoxicilina preoperatoria versus placebo (927 participantes), uno comparó 3 g de amoxicilina preoperatoria versus placebo (55 participantes), uno comparó 1 g de amoxicilina preoperatoria más 500 mg cuatro veces al día durante dos días versus ningún antibiótico (80 participantes) y uno comparó cuatro grupos: (1) 2 g de amoxicilina preoperatoria; (2) 2 g de amoxicilina preoperatoria más 1 g dos veces al día durante siete días; (3) 1 g de amoxicilina posoperatoria dos veces al día durante siete días y (4) ningún antibiótico (100 participantes). Se consideró que el conjunto de evidencia fue de calidad moderada. Los metanálisis de los seis ensayos mostraron un número mayor estadísticamente significativo de participantes que presentaron fracasos del implante en el grupo que no recibió antibióticos (RR 0,33; IC del 95%: 0,16 a 0,67; valor de p 0,002; heterogeneidad: Tau2 0,00; Chi2 2,87, gl = 5 [valor de p 0,57]; I2 0%). El número necesario a tratar para un resultado beneficioso adicional (NNTB) para prevenir que un paciente presente un fracaso del implante es 25 (IC del 95%: 14 a 100), según una tasa de fracaso del implante del 6% en los participantes que no reciben antibióticos. Hubo una significación estadística límite en los fracasos de la prótesis (RR 0,44; IC del 95%: 0,19 a 1,00), sin diferencias estadísticamente significativas en las infecciones (RR 0,69; IC del 95%: 0,36 a 1,35) o los eventos adversos (RR 1; IC del 95%: 0,06 a 15,85) (sólo se registraron dos eventos adversos leves, uno en el grupo placebo). No se puede obtener información concluyente del único ensayo que comparó tres duraciones diferentes de profilaxis con antibióticos ya que no se produjeron eventos (fracasos de implantes/prótesis, infecciones o eventos adversos) en ninguno de los 25 participantes incluidos en cada grupo de estudio. No hubo ensayos que evaluaran diferentes antibióticos o diferentes dosis de antibióticos.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save