Péptidos tímicos para el tratamiento de pacientes oncológicos además de la quimioterapia o la radioterapia, o ambas

El sistema inmunitario tiene una función importante en las propias defensas del organismo contra las células cancerosas. El timo desempeña un papel fundamental en lo anterior y modifica los linfocitos T, una clase de linfocitos. Los estudios de péptidos tímicos encontraron numerosos efectos sobre el sistema inmunitario. Hay dos grupos de péptidos tímicos disponibles para su uso en el tratamiento: extractos purificados de glándulas del timo de animales (principalmente terneros) y péptidos de glándulas del timo producidos sintéticamente.
Esta revisión se propone responder la interrogante de si los péptidos tímicos pueden mejorar la tolerabilidad y la respuesta a la radioterapia o la quimioterapia estándar, o al tratamiento combinado. Otras de las interrogantes son si los péptidos inhiben o reducen la progresión y la recidiva de la enfermedad, si prolongan la vida de los pacientes oncológicos y si mejoran la calidad de vida.

Esta revisión analizó la evidencia de 26 ensayos clínicos con un total de 2736 pacientes adultos con cáncer. Muchos de los ensayos eran pequeños y de calidad moderada. Sólo tres estudios tenían menos de diez años de antigüedad. La timosinaα1 es un péptido sintético que parece ser prometedor como opción de tratamiento para los pacientes con melanoma metastásico cuando se administra además de la quimioterapia. Durante la quimioterapia y la radioterapia se presentan complicaciones graves causadas por los bajos recuentos de leucocitos y las infecciones. Su incidencia se redujo con los extractos de timo purificados. Sin embargo, el uso de los extractos de timo purificados se debe investigar a fondo antes de administrarlos de forma habitual a los pacientes. Los hallazgos no fueron concluyentes y se recomienda actuar con cautela. En general, los péptidos tímicos parecen ser bien tolerados.

Conclusiones de los autores: 

En general, no se encontró evidencia de que el agregado de pTE al tratamiento antineoplásico reduzca el riesgo de mortalidad o la progresión de la enfermedad, ni que mejore la tasa de respuestas tumorales al tratamiento antineoplásico. En el caso de la timosina α1, hubo una tendencia a la reducción del riesgo de muerte y una mejoría de la SSE. Hubo evidencia preliminar de que los pTE disminuyen el riesgo de complicaciones infecciosas graves en pacientes sometidos a quimioterapia o radioterapia.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

Se cree que los extractos de timo purificados (pTE, por sus siglas en inglés) y los péptidos tímicos sintéticos (sTP, por sus siglas en inglés) mejoran el sistema inmunitario de los pacientes con cáncer para poder luchar contra el crecimiento de células tumorales y resistir las infecciones por la inmunodepresión inducida por la enfermedad y el tratamiento antineoplásico.

Objetivos: 

Evaluar la efectividad de los pTE y los sTP para el tratamiento del cáncer.

Métodos de búsqueda: 

Se hicieron búsquedas en CENTRAL (The Cochrane Library 2010, número 3), MEDLINE, EMBASE, AMED, BIOETHICSLINE, BIOSIS, CATLINE, CISCOM, HEALTHSTAR, HTA, SOMED y en LILACS (hasta febrero de 2010).

Criterios de selección: 

Ensayos aleatorizados de pTE o sTP además de quimioterapia o radioterapia, o ambas, comparados con el mismo régimen con placebo o ningún tratamiento adicional en pacientes adultos con cáncer.

Obtención y análisis de los datos: 

Dos autores de la revisión extrajeron los datos de los ensayos incluidos de forma independiente. Los odds ratios (OR) se obtuvieron a partir de las tasas de supervivencia global (SG) y de supervivencia sin enfermedad (SSE), las tasas de respuesta tumoral (RT) y las tasas de efectos adversos (EA) relacionados con los tratamientos antineoplásicos. Para el metanálisis se utilizó un modelo de efectos aleatorios.

Resultados principales: 

Se identificaron 26 ensayos (2736 pacientes). Veinte ensayos investigaron los pTE (timoestimulina o timosina fracción 5) y seis ensayos investigaron los sTP (timopentina o timosina α1). Veintiún ensayos informaron los resultados de la SG, seis de la SSE, 14 de la RT, nueve de los EA y diez de la seguridad de los pTE y los sTP. El agregado de pTE no produjo beneficios en la SG (RR 1,00; IC del 95%: 0,79 a 1,25); la SSE (RR 0,97; IC del 95%: 0,82 a 1,16); ni en la RT (RR 1,07; IC del 95%: 0,92 a 1,25). La heterogeneidad de estos resultados fue de moderada a alta. Para la timosina α1 la RR agrupada para la SG fue 1,21 (IC del 95%: 0,94 a 1,56, p = 0,14), con una heterogeneidad baja; y 3,37 (IC del 95%: 0,66 a 17,30, p = 0,15) para la SSE, con una heterogeneidad moderada. Los pTE redujeron el riesgo de complicaciones infecciosas graves (RR 0,54; IC del 95%: 0,38 a 0,78; p = 0,0008; I² = 0%). La RR de la neutropenia grave en los pacientes tratados con timoestimulina fue 0,55 (IC del 95%: 0,25 a 1,23; p = 0,15). La tolerabilidad de los pTE y los sTP fue buena. La mayoría de ensayos tuvieron al menos un riesgo de sesgo moderado.

Notas de traducción: 

La traducción de las revisiones Cochrane ha sido realizada bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con comunica@cochrane.es.

Tools
Information
Share/Save