Control de la natalidad hormonal y no hormonal durante la lactancia materna

El control de la natalidad para las mujeres que lactan es importante en todo el mundo. Retrasar el siguiente embarazo mejora la salud de las mujeres y los niños. Cada año millones de mujeres deciden si usan anticonceptivos después de tener un recién nacido. La decisión incluye el tipo de método anticonceptivo y cuándo comenzar a utilizarlo. Este es un tema de debate entre los investigadores y los proveedores de atención médica. A algunos les preocupa que las hormonas puedan afectar la leche materna y, por lo tanto, el crecimiento del lactante. Idealmente, el control de la natalidad no afectaría el tipo ni la cantidad de leche materna, ni el crecimiento del lactante. También es importante identificar el mejor momento para comenzar a utilizar los métodos anticonceptivos. Cuando el retorno de los ciclos mensuales no está claro la mujer podría quedar embarazada de nuevo.

Los métodos combinados para el control de la natalidad contienen las hormonas estrógeno y progestina. Otros tipos de anticonceptivos solo contienen progestina o no contienen hormonas. Se analizó si los métodos anticonceptivos combinados o los métodos que solo contienen progestina afectan la lactancia materna más que otros métodos. Se realizaron búsquedas electrónicas de ensayos aleatorizados de anticonceptivos utilizados durante la lactancia materna, hasta el 2 de marzo de 2015. Estos ensayos compararon los métodos hormonales con otros métodos hormonales o con placebo (método "simulado"). También se examinaron las listas de referencias para encontrar ensayos. En la revisión inicial también se le escribió a los investigadores para encontrar otros ensayos.

Se incluyeron 11 estudios con un total de 1482 mujeres. Estos ensayos examinaron muchos métodos: píldoras, un implante, "Depo" inyectable y un dispositivo intrauterino (DIU) hormonal. Algunos informes más antiguos no tenían muchos datos. La mayoría de los ensayos no mostraron diferencias importantes debido al uso de anticonceptivos hormonales. Dos de los ocho ensayos observaron menos lactancia materna entre las mujeres que utilizaron anticonceptivos hormonales. Uno fue una píldora combinada con pocos resultados y el otra un DIU hormonal. En un estudio los lactantes del grupo con implantes aumentaron más de peso que los del grupo con ningún método, pero menos que los del grupo "Depo". Dos ensayos observaron que una píldora combinada tuvo un efecto negativo sobre el volumen o el contenido de la leche materna. Un informe no tenía muchos datos. El otro mostró un volumen más bajo para las usuarias de píldoras combinadas en comparación con las mujeres que tomaban píldoras con progestina solamente.

Se encontró poca información sobre cualquier método anticonceptivo específico, con generalmente dos estudios por método. Los resultados no fueron consistentes entre los ensayos. En general los ensayos fueron de calidad moderada. Los resultados de una mejor calidad mostraron poco efecto sobre la lactancia materna o el crecimiento del lactante.

Conclusiones de los autores: 

Los resultados no fueron consistentes entre los 11 ensayos. La evidencia fue limitada para cualquier método hormonal en particular. La calidad de la evidencia fue moderada en general y baja para tres de los cuatro ensayos controlados con placebo de AOC o AOPS. Un análisis de sensibilidad incluyó estudios con evidencia de calidad moderada o alta y datos de resultado suficientes. Cinco ensayos no indicaron diferencias significativas entre los grupos en cuanto a la duración de la lactancia materna (tiempos de inserción del implante de etonogestrel, AOC versus AOPS y SIU-LNG). Para el volumen o la composición de la leche materna, un estudio de AOC mostró un efecto negativo, mientras que un ensayo de implantes no mostró diferencias significativas. De los cuatro ensayos que evaluaron el crecimiento infantil, tres no indicaron diferencias significativas entre los grupos. Uno mostró un mayor aumento de peso en el grupo de implante de etonogestrel versus ningún método, pero menos versus el AMPD.

Leer el resumen completo…
Antecedentes: 

La anticoncepción posparto mejora la salud de las madres y los niños al alargar los intervalos entre los partos. En el caso de las mujeres que lactan, las opciones anticonceptivas se ven limitadas por la preocupación por los efectos hormonales sobre la calidad y cantidad de la leche y el paso de las hormonas al lactante. Lo ideal es que el anticonceptivo elegido no interfiera con la lactancia o el crecimiento del lactante. El momento en el que se inicia la anticoncepción también es importante. Inmediatamente después del parto, la mayoría de las mujeres tienen contacto con un profesional de la salud, pero muchas no regresan para recibir consejería anticonceptiva de seguimiento. Sin embargo, la iniciación inmediata de los métodos hormonales puede interrumpir el inicio de la producción de leche.

Objetivos: 

Determinar los efectos de los anticonceptivos hormonales sobre la lactancia y el crecimiento infantil

Estrategia de búsqueda (: 

Se realizaron búsquedas de ensayos elegibles hasta el 2 de marzo de 2015. Las fuentes incluyeron el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials) (CENTRAL), PubMed, POPLINE, Web of Science, LILACS, ClinicalTrials.gov y la ICTRP. Se examinaron los artículos de revisión y se estableció contacto con los investigadores.

Criterios de selección: 

Se buscaron los ensayos controlados aleatorizados en cualquier idioma que compararon la anticoncepción hormonal versus otra forma de anticoncepción hormonal, anticoncepción no hormonal o placebo durante la lactancia. La anticoncepción hormonal incluye anticonceptivos orales combinados o que solo contienen progestina, anticonceptivos inyectables, implantes y dispositivos intrauterinos.

Los ensayos debían tener una de las medidas de resultado primarias: cantidad o composición bioquímica de la leche materna; inicio, mantenimiento o duración de la lactancia; crecimiento infantil; o momento del inicio de la anticoncepción y efecto sobre la lactancia. Las medidas de resultado secundarias incluyeron la eficacia anticonceptiva durante la lactancia materna y el intervalo del parto.

Obtención y análisis de los datos: 

Para las variables continuas se calculó la diferencia de medias (DM) con el intervalo de confianza (IC) del 95%. Para los resultados dicotómicos se calculó el odds ratio (OR) de Mantel-Haenszel con el IC del 95%. Debido a las diferencias en las intervenciones y las medidas de resultado no se realizó un metanálisis.

Resultados principales: 

En 2014 se agregaron siete ensayos para un nuevo total de 11. Antes de 1985 se publicaron cinco informes, y seis entre 2005 y 2014. Estos estudios incluyeron 1482 mujeres. Cuatro ensayos examinaron los anticonceptivos orales combinados (AOC) y tres estudiaron un sistema intrauterino liberador de levonorgestrel (SIU-LNG). Se encontraron dos ensayos de píldoras con progestina sola (AOPS) y dos de implante liberador de etonogestrel. Los estudios más antiguos a menudo carecieron de resultados cuantificados. La mayoría de los ensayos no informaron diferencias significativas entre los brazos del estudio en cuanto a la duración de la lactancia materna, la composición de la leche materna o el crecimiento del lactante. Se observaron excepciones, principalmente en los estudios más antiguos con información limitada.

Para la duración de la lactancia materna, dos de ocho ensayos indicaron un efecto negativo sobre la lactancia. Un estudio de AOC informó de un efecto negativo sobre la duración de la lactancia en comparación con placebo, pero no cuantificó los resultados. Otro ensayo mostró un porcentaje más bajo de lactancia materna en el grupo con SIU-LNG a los 75 días versus el grupo con DIU no hormonal (p informada < 0,05), pero no hubo diferencias significativas al año.

Para el volumen de leche materna, dos estudios más antiguos indicaron un menor volumen para el grupo AOC versus el grupo placebo. Un ensayo no cuantificó los resultados. El otro mostró medias más bajas (ml) para el grupo AOC, p.ej. a las 16 semanas (DM -24,00; IC del 95%: -34,53 a -13,47) y a las 24 semanas (DM -24,90; IC del 95%: -36,01 a -13,79). Otros cuatro ensayos no informaron diferencias significativas entre los grupos de estudio en cuanto al volumen o la composición de la leche con dos AOPS, un AOC o el implante de etonogestrel.

Siete ensayos estudiaron el crecimiento infantil; uno mostró un mayor aumento de peso (gramos) para el implante de etonogestrel versus ningún método durante seis semanas (DM 426,00; IC del 95%: 58,94 a 793,06), pero menos comparado con el acetato de medroxiprogesterona de depósito (AMPD) de seis a 12 semanas (DM -271,00; IC del 95%: -355,10 a -186,90). Los otros estudiaron AOPS, AOC versus AOPS, o un SIU-LNG.

Notas de traducción: 

La traducción y edición de las revisiones Cochrane han sido realizadas bajo la responsabilidad del Centro Cochrane Iberoamericano, gracias a la suscripción efectuada por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno español. Si detecta algún problema con la traducción, por favor, contacte con Infoglobal Suport, cochrane@infoglobal-suport.com.

Tools
Information
Share/Save